ENTREVISTA

Antonela Lima a días de volver a convertirse en madre junto al Colo Ramírez

Juan Ignacio Ramírez y Antonela Lima (ambos de Mercedes) son pareja desde hace 10 años. Esperan su segundo hijo.

Colo Ramírez y Antonela Lima. Foto: Romina Zunino
Colo Ramírez y Antonela Lima. Foto: Romina Zunino

La pareja del futbolista Juan Ignacio “Colo” Ramírez (24 años) y la modelo y periodista deportiva Antonela Lima (25) tiene dobles y hasta triples motivos para celebrar. Liverpool se consagró campeón del Clausura y el delantero está muy cerca de convertirse, por segundo año, en el máximo goleador del fútbol uruguayo.

Además, el matrimonio espera a su segundo hijo. Juan Francisco está a nada de su llegada a la familia. Además y de acuerdo a lo previsto, el “Colo” continuará su carrera en el extranjero, seguramente en Europa, en el segundo semestre.

Pero no todo fue color de rosa. Hubo etapas muy oscuras para esta historia de amor que nació en Mercedes (Soriano) hace ya una década. En concreto, Ramírez y Lima estuvieron casi tres años buscando a su primer hijo. Acudieron a costosos tratamientos de fertilidad hasta que, por la vía natural, llegó Faustina, hoy de año y medio.

En entrevista con Sábado Show, Antonela Lima cuenta los detalles.

Colo Ramírez y Antonela Lima. Foto: Romina Zunino
Colo Ramírez y Antonela Lima. Foto: Romina Zunino

-Liverpool ganó con luz ante Nacional para coronarse campeón del Clausura, ¿cómo viviste el partido?

-Más allá de que fue un cuatro a cero, lo viví con unos nervios tremendos. El momento más tenso fue cuando pitaron el penal. Porque sabía que el pateador encargado es el Colo. Si bien iban ya 2 a 0, era una gran responsabilidad. El golero de Nacional, Sergio Rochet, pasa por un gran momento y es el mejor del medio local. Aunque los penales son, en gran parte, a suerte y verdad, las rachas influyen y no todos los pateadores lo hacen ni todos los goleros los atajan. Así como el goleador puede tener una buena racha, los goleros también. Todo eso pensaba mientras el Colo iba a patear hasta que por suerte hizo el gol.

-Con Gonzalo Bergessio también había una especie de desafío personal...


-Sí. Colo está hoy dos goles por encima en la tabla de goleadores. Va 22 y Bergessio 20. Quedan algunos partidos y todo puede pasar. Pero más allá de eso, había perdido Peñarol y Torque empatado. Los resultados estaban dados para Liverpool y por suerte cumplieron. De todos modos, no me imaginaba un partido tan favorable, sino un encuentro con resultado apretado. Es difícil ganarle 4 a 0 a un grande.

-¿Fue el mejor partido de Liverpool?


-Yo he seguido la campaña y jugaron muy bien. Por algo van invictos. Pero en concreto, el partido contra Nacional lo vi de nuevo y mirado desde la táctica, fue un partido perfecto. Pareció que no estaban jugando contra Nacional.

-¿Cómo fueron los festejos?


-Muy limitados por la situación. Pero a nivel interno lo hicimos. Hubo una caravana de autos por el barrio. Fue muy emocionante.

-Son padres de Faustina, de año y medio, y ahora estás en la dulce espera nuevamente. ¿Para cuándo tenés fecha?


-En cualquier momento. La fecha que me dieron era para principios de abril pero ya me han dicho que estoy sin cuello de útero y tengo dilatación. Así que Juan Francisco viene en cualquier momento. Es más, pensamos que venía el día del partido.

-Faustina tiene año y medio. No perdieron el tiempo...

-No. La idea era tenerlos medio seguidos. Aunque vino de rebote en realidad, para tener a Faustina vivimos todo un proceso de tres años, con tratamientos de fertilidad incluidos. No nos estábamos cuidando pero tampoco imaginamos que iba a quedar embarazada tan pronto.

-¿Por qué Juan Francisco?


-Me gustan los nombres compuestos. El Colo se llama “Juan Ignacio”. Le vamos a decir “Juanfra”.

-¿Cómo estás transitando este segundo embarazo?


-Bárbaro. Siento que no estoy embarazada, salvo cuando me da alguna patada. Lo súper disfruto. Estoy un poco más cansada porque tengo una bebé de un año y medio, que también es muy demandante.

-El primer embarazo no fue fácil. ¿Cómo vivieron el proceso?

-No fue fácil. Buscamos por dos años y medio hasta que un día decidimos hacernos estudios, porque claramente algo estaba pasando. Lo sufrimos en silencio. Ignacio se hizo espermograma y yo también me sometí a los análisis. A los dos nos dio todo excelente. Los médicos no se lo explicaban. Decidimos acudir a la fertilización asistida. Como éramos menores de 25 años, el Fondo Nacional de Recursos no nos cubrió, así que lo hicimos de forma privada. Nos hicimos tres fecundaciones asistidas pero en ninguna quedé. Entonces nos dijeron que el siguiente paso era la fecundación in vitro. Pero es muy costosa, arriba de los 15.000 dólares. En ese momento no teníamos auto. Yo estudiaba periodismo y me movía en ómnibus. Al Colo lo pasaban a buscar para entrenar. Juntamos lo que teníamos y resolvimos hacer la fecundación in vitro. Estábamos obsesionados. Ahora que lo vemos a la distancia, fue un poco una locura porque podríamos haber esperado. Hicimos no una, sino dos fecundaciones in vitro y tampoco quedé embarazada. Ahí sí, llenos de angustia, decidimos esperar unos años y dedicarnos a nosotros para volver a intentar luego. Y sin embargo, a los pocos meses quedé embarazada de forma natural.

-¿Era solo sacar la cabeza de ahí?

-Totalmente. La última fecundación in vitro fue en julio de 2018. Estaba convencida de que había quedado embarazada porque hasta los síntomas tenía. Pero me llamaron para decirme que era negativo. Ahí empecé a enfocarme en mi carrera. Incluso me iba a ir a México a trabajar por varios meses y en setiembre no me vino el período. Me hice el test e increíblemente era positivo. Era un tema de angustia acumulada, incluso para él. Al “Colo” no le estaba yendo muy bien en el fútbol en ese momento y después del embarazo empezó a hacer goles y salió goleador en 2019 y Liverpool ganó el Intermedio. Fue un shock de alegría todo junto. Era lo que él necesitaba para motivarse. Y ahora pasa lo mismo con la espera de Juan Francisco. Ya le dije: “Pará un poco, que no voy a tener un hijo por año para que salgas goleador o campeón. De ahora en más, motivate con lo que tenés”.

-¿Qué repercusiones tuviste luego de compartir esta historia en redes?


-Muchas parejas se han sentido identificadas porque lo han vivido o lo están viviendo. Me llegaron muchos mensajes contando su historia. Me gusta esa faceta que vino con la maternidad. Porque mi vida era estar siempre impecable, pero yo no soy la súpermodelo de las fotos.

-¿Qué planes tienen de ahora en más?

-Ignacio se iba a ir. Tenía pasajes para el 31 de enero pero con el representante y el presidente decidieron quedarse. Además, me dijeron que tenía el cuello de útero corto y había posibilidad de parto prematuro. Entonces no podía viajar para acompañarlo en caso de que se fuera. Decidimos quedarnos y hay un preacuerdo con un equipo en Europa. Suponemos que en unos meses nos vamos. Pero en su momento él optó por quedarse. En el momento dijo: “Si me quedo es para ser campeón y goleador uruguayo”. Ojalá se dé. Ha costado muchísimo todo para nosotros. Hemos pasado mal pero los resultados los estamos disfrutando.

-¿Cuál es tu perspectiva de vivir afuera?


-Yo me adapto rápido y bien. Además, a donde vayamos vamos a tener una mejor vida. Tampoco estamos moviendo niños de 10 u 11 años. Son bebés y se van a adaptar. Creo que después de todo lo que pasamos, no va a ser nada difícil adaptarnos a otro país. Nos vamos fortalecidos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error