ENTREVISTA

Andrés Cuello Núñez: el relator que volvió de Colombia y creó un canal en Rivera

El periodista volvió al país con la pandemia y está al frente del proyecto Rmas, un canal por streaming que transmite con impronta de frontera.

Andrés Cuello Núñez
Andrés Cuello Núñez

Andrés Cuello Núñez volvió a Uruguay y a Rivera en particular con la pandemia. Luego de varias temporadas como relator para radio y TV en Colombia, el riverense decidió armar valijas y volver con el gran parate mundial de marzo de 2020.

Ya instalado en el país, se puso al frente de Rmas, un canal por streaming que desde Rivera transmite programación a lo largo del día. Junto al periodista riverense Nazario Sampayo (ex Telemundo), él mismo está al frente de la mañana periodística, mientras produce entregas en la tarde.

“Podía haber regresado a Colombia pero preferí quedarme con la familia”, dice.

El proyecto de Rmas comenzó a salir al aire en mayo pasado. “El canal surge como forma de dar una oportunidad de la gente de Rivera de mostrarse a nivel internacional. Es una forma de decir que aquí no solo las noticias están vinculadas al contrabando o las drogas”, asegura.

Con notas a referentes de diversos ámbitos locales, nacionales o binacionales, Rmas aborda la realidad riverense desde diversos ángulos.

Andrés Cuello Núñez tiene amplia trayectoria en los medios locales e internacionales. Además de Colombia, también trabajó varios años como relator en radios argentinas.

Andrés Cuello Núñez
Andrés Cuello Núñez y Nazario Sampayo en "La mañana de Rmas".

Comenzó en su Rivera natal como DJ y programador en una FM local y luego tuvo oportunidades en el periodismo deportivo. Trabajó muchos años en Canal 10 de Rivera y también en transmisiones de cable. Cuando desembarcó TyC Uruguay, era el relator televisivo de los partidos para el Interior del país.

Se incorporó luego como relator principal a Radio Internacional donde fue referente por varias temporadas. De hecho, Cuello Núñez inauguró la tendencia de las emisoras del Interior que viajaban con equipos los fines de semana a Montevideo a transmitir partidos de Nacional y de Peñarol. Fue el primero en usar el eslogan de “La voz del gol”.

"El ambiente del periodismo deportivo en Montevideo es complicado"

Tuvo algunas oportunidades en Montevideo y de hecho, fue uno de los relatores de Sport 890. Pero la experiencia montevideana no fue del todo satisfactoria. Había llegado recomendado por Jorge Da Silveira pero entró en conflicto con otros exponentes de la emisora.

“Me hicieron la vida imposible”, asegura.

En Tenfield rindió una prueba y si bien fue aceptado, no hubo acuerdo. “Lo que me iban a pagar por partido era ridículo. Todo bien... pero les tuve que decir que no. De algún modo me estaban diciendo: “Te vamos a mostrar y dar cámara pero no te vamos a pagar por lo que estás haciendo”, cuenta.

En Radio Oriental no consiguió un puesto en los relatos pero le ofrecieron ser vendedor de publicidad por un tiempo. Aceptó. “Me hice 18 de julio, Avenida Italia y 8 de octubre de punta a punta. No vendí nada. Me agarré un desánimo... Un día me llamaron de un mercado para decirle que estaban interesados en la publicidad. Fui a hablar con el comercio y cuando volví a la radio, me dijeron: no, pero ese es cliente de Jorge Muñoz”, recuerda.

Cuello Núñez tuvo además un programa de videojuegos (Gamers TV) en Canal 10 y luego en VTV. También en Canal 4 tuvo reuniones sin llegar a acuerdo.

“El periodismo deportivo en Montevideo es un ambiente complicado”, dice Cuello Núñez. También tuvo malas experiencias con Julio Ríos, Carlos Muñoz, Javier Máximo Goñi, Roberto Moar, Federico Buysan, entre otros. Destaca como “buenos tipos” a Jorge Da Silveira, Alberto Kesman y Juan Carlos Scelza.

“Montevideo para mí no fue nada bueno. Volvería en caso de un buen contrato. Pero la sufrí muchísimo”, añade.

Otra vez recomendado por Da Silveira, Cuello Núñez llegó al mercado argentino. Víctor Hugo Morales halagó su relato y a él le debe su ingreso a la emisora Cadena Eco. En Argentina también completó estudios en relato deportivo.

De Buenos Aires guarda la anécdota de haber relatado un partido sin haber llegado al estadio. Se jugaba en Rosario pero en el camino lo agarró una fuerte lluvia y tuvo que relatar con un celular mirando el partido por la ventana de un restaurante, sin contar que inventó los primeros cinco minutos. “Nadie se dio cuenta”.

Regresó de Buenos Aires por extrañar a su familia. Lo mismo ocurrió con su experiencia colombiana.

“A Colombia Volvería ya. Pero me quedo por mi esposa, mis hijos, mis suegros. La mayoría de mis cosas quedaron en Colombia. Tuve que salir rajando con la pandemia”, cuenta.

“Extraño de Colombia el trato profesional y en lo económico. Allá sos un maestro, un profesor. Los buenos modales son cosa de todos los días”, dice Cuello Núñez.

Al relator le decían “El charrúa” y principalmente trabajaba en emisoras y canales de la ciudad de Medellín. Estuvo tres años y medio trabajando.

De ahora en adelante, planea desarrollar Rmas y su máximo proyecto es volver a relatar. “Quiero relatar en mi país. No puede ser que me den valor en el exterior y aquí no”, dice.

Aunque ha ejercido mayormente en radio, al riveresense le gusta y se ha especializado en el relato televisivo.

“En Colombia el esquema de relatos es diferente. Se hace con cinco comentaristas y el relator suele ser también locutor comercial. Aprendí mucho de esa dinámica”, cuenta.

Hasta el momento sigue en contacto y ha hecho informes y comentarios de Uruguay para diferentes programas de la radio y la TV, en especial de Medellín.

Cuello Núñez recuerda un diálogo que tuvo con el ahora fallecido Enrique Yanuzzi. Me dijo: “Como sos bueno en lo que hacés, molestás. ¿Querés un consejo? Andate del país”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error