ENTREVISTA

André Lamoglia, un exchico Disney habla de su incorporación a la serie "Elite" de Netflix

El actor brasileño se sumará al elenco de la serie de Netflix en su quinta temporada; y habla de su carrera y su faceta ambientalista

André Lamoglia. Foto: Difusión
André Lamoglia. Foto: Difusión

Desde enero se encuentra en Madrid, filmando la quinta temporada de la serie de Netflix, Elite, donde será una de las jóvenes incorporaciones del reparto de esta producción española que es éxito en todo el mundo.

Claro que André Lamoglia ya conoce la palabra éxito. Con 18 años, fue elegido para ser el protagonista de la serie Juacas que se emitió en todo el mundo a través del canal Disney. Allí interpretaba a Rafael Santos Moreira de Alcántara e Bragança, o simplemente Rafa Smor, un joven quien se escapa del curso de verano que le impuso su padre, un gran empresario, para formar un equipo de surf y perseguir su sueño.

Esa serie juvenil sobre surfistas tuvo dos temporadas que se encuentran en la plataforma Disney+. Gracias a este protagónico recibió una nominación como mejor Artista de Televisión Masculino en “Meus Prêmios Nick” de Brasil.

André Lamoglia. Foto: Difusión
André Lamoglia. Foto: Difusión

Además, Lamoglia fue una de las incorporaciones de la segunda temporada de la serie BIA, donde se sumó al elenco principal, y también fue parte del especial que se estrenó en la plataforma de streaming de Disney. En esa serie interpretaba a Luan, un gamer amigo de la infancia de Thiago, quien llega de visita desde Brasil y se aloja en la residencia Kunst, donde más tarde encontrará el amor.

También es un actor comprometido con las causas ambientales, y la preservación de nuestro planeta, con acciones promocionadas por Disney y National Geographic.

André Lamoglia. Foto: Difusión
André Lamoglia. Foto: Difusión

Con una carrera en la que no falta la televisión y el teatro (trabajó junto a José Wilker), André se encuentra en un gran momento profesional, y así lo cuenta en esta entrevista exclusiva con la revista Sábado Show.

—¿Cómo han llevado estos meses de pandemia?

—Bien, dentro de lo posible y aunque sea una situación complicada para todo el mundo, tengo la suerte de que todos mis seres queridos están bien y espero que pronto vacunados.En el rodaje también hay mucho cuidado con este tema y estamos poniendo de nuestra parte para cumplir con los cuidados necesarios.

—¿Es verdad que llegaste a la actuación porque querías seguir los pasos de tu hermano Victor?

—Es verdad, comencé a estudiar actuación en un curso de teatro en Brasil, a los catorce o quince años. Comencé por influencia de mi hermano, que también es actor, pero mas viejo, y había empezado antes su carrera. Cuando él iba a actuar en obras de teatro siempre iba a verlo, eso me despertó algo y empecé a admirar la profesión. Le pedía para ir con él antes de las presentaciones que hacía. Quería estar ahí mirando todo, el haciendo un pase de texto antes de empezar la obra, preparándose... de hecho ya trabajé como “stand-in” en una de las obras que hizo él, yo le ayudaba con casi todo, montaba el escenario, controlaba la gente que entraba al teatro... solo para estar ahí viviendo y sintiendo todo esto. Y así me despertó algo.

André Lamoglia. Foto: Difusión
André Lamoglia. Foto: Difusión

—¿Y cómo empezaste?

—Le pedí a mis padres que me apuntaran a un curso de teatro y empecé a estudiar en el “tablado”, donde hice las obras del curso. Ahí fue el principio de mi carrera de hecho y luego empecé a hacer los casting y llegaron las posibilidades profesionales.

—¿Cómo ves hoy a tu hermano Victor?

—Victor es un actor completo, hace comedia, drama, escribe, y está súper enfocado también en sus proyectos personales que podrá compartirlos más adelante. Para los que no conocen su trabajo, les recomiendo la serie “Ninguém Tá Olhando”, protagonizada por él, disponible en Netflix.

—¿Cuál ha sido tu mayor desafío como actor?

—Cada trabajo exige un desafío diferente, no solo actuando sino también en la vida personal como por ejemplo ahora que he tenido que separarme un poco de familiares y amigos para venir a España a trabajar pero todo tiene su recompensa.

—¿Mirabas la serie Elite?

—Si, me encantaba, creo que es una serie conocida en todo el mundo.-Eres una de las incorporaciones de la nueva temporada.

—¿Qué puedes adelantar de tu personaje?

—Aunque todavía no puedo decir ni siquiera el nombre de mi personaje, les puedo asegurar que viene una temporada muy entretenida así como la cuarta temporada que se lanzó ayer en Netflix.

—Tu aparición será en la quinta temporada de la serie española. ¿Cómo fue el proceso para sumarte a la serie?

—En primer lugar mi representante envió mi material a los productores y de ahí empecé a hacer muchos castings, pruebas y videollamadas hasta finalmente quedarme con este personaje.

—¿Cómo fue la filmación de la serie?, ¿tuviste que ir a España?

—Si, desde enero estoy aquí entre los preparativos y todo llevo seis meses aquí en España y seguimos rodando.

—¿Alguna anécdota para contar de la grabación?

—Si, uno de mis primeros días grabando en el que solamente tenía que entrar a mi habitación y tirar el móvil a la mesa justo le di con el móvil a un cuadro de la casa se cayó al suelo y se estalló en mil pedazos por lo que tuvimos que parar toda la grabación un buen rato y limpiar todo.

—¿Cuál fue la escena más complicada que tuviste que hacer?

—No puedo contar mucho sobre ellas pero seguramente las escenas exteriores, en las que simulábamos que era verano, estábamos rodando en pleno invierno de Madrid, con poca ropa. Además de estas, muchas otras que ya veréis en la quinta temporada.

—Antes de esta serie ya eras conocido como el protagonista de la serie de Disney, Juacas. ¿Qué se aprendió de esa producción?

—Por supuesto aprendí muchísimo, siempre la práctica es donde más crezco como actor, es como sumar horas de vuelo.

—¿Había un peso o algún prejuicio por ser un chico Disney?

—Al contrario, para mi también es bueno salir de la zona en la que estaba para poder enfrentarme a nuevos desafíos, y es un orgullo muy grande haber trabajado en Disney.

—También eres parte de una iniciativa de concientización sobre el impacto ambiental. ¿Cuándo comenzó esta faceta distinta?

—Mi preocupación empezó desde muy joven y fue creciendo con los años y con toda la información que vamos descubriendo día a día. Nací y viví la mayor parte de mi vida en Río de Janeiro, una ciudad rica en bellezas naturales, siempre he estado muy conectado con la naturaleza, y mi relación de protección y respeto con ella ha existido desde que era pequeño. Incluso aquellos que no son conscientes de cuánto tienen una relación importante con el medio ambiente, tienen una relación extrema de dependencia de él, después de todo, el ecosistema en equilibrio es fundamental para todas las formas de vida aquí en la Tierra. Desde el momento en que realmente se establece una conciencia ambiental es muy difícil volver atrás, afortunadamente tenemos que cambiar muchos de nuestros hábitos para que sea posible tener calidad de vida también en 30 años. Leí una noticia que si no hacemos nada ahora, dentro de 31 años habrá más plástico en el océano que peces! Dar la espalda a los problemas ambientales influye en el aire que respiramos, el calentamiento global y todo.

—¿Cómo se puede ayudar a mejorar el planeta?

—Hay actitudes sostenibles que son fáciles de adoptar y van desde, al menos, reducir la cantidad de artículos desechables a diario, hasta reducir el consumismo desenfrenado. Además, también es necesario estar atento a la flexibilización de leyes que defienden y protegen la naturaleza, en plaguicidas que cada vez se liberan más.

—También fuiste parte de una campaña ambiental de National Geographic. ¿Qué aprendiste allí?

—En 2019 me invitaron a representar a Disney en la campaña global Nat Geo Run de National Geographic, y también aprendí mucho allí. El proyecto, realizado en Buenos Aires, Argentina, buscó difundir actitudes sostenibles, generar conciencia sobre el impacto ambiental de diversas actividades humanas y sugerir cambios significativos en los hábitos cotidianos que contribuirían a dejar un legado mundial mejor para las generaciones futuras. Aquí les comparto algunas actitudes pequeñas y fáciles que todos pueden incorporar:

1- Utilice bolsas reutilizables y evite el uso de plásticos.

2 - Separar los residuos orgánicos y reciclables.

3- A la hora de comprar objetos y ropa, dé preferencia a las marcas que tengan conciencia ambiental.

4 - En la medida de lo posible, lleve su propia botella de metal en lugar de usar varias desechables.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error