El año del 2x4

Amor por el tango

Se viene un año cargado para el tango, con actividades especiales cada mes, más las clases de danza y tres milongas semanales. La histórica institución Joventango apuesta a redoblar el esfuerzo por el 2 por 4. El presidente de la institución, el doctor Juan Pedro Rubinstein reveló, además, que en 2015 instalarán la experiencia del tango terapéutico para pacientes con mal de Parkinson y de otras afecciones. “Creo que estamos haciendo mucho por mantener el tango vigente”, subrayó.

Joventango acaba de cumplir los 37 años y apronta un 2015 muy especial. Con casi 1.000 socios en su padrón y decenas de actividades cada año, la institución encabezada por el doctor Juan Pedro Rubinstein no escatima energías en el desarrollo del tango como fuerza cultural y turística.

La institución que funciona en el pintoresco Mercado de la Abundancia montevideano está a punto de recomenzar sus clases diarias de tango danza y continúa con sus tres milongas semanales: viernes, domingo y lunes. El sello distintivo tiene lugar los domingos cuando en la remozada pista de Joventango se ofrece Café Concert, la única propuesta regular de su tipo en Montevideo.

"Tenemos 800 socios. Estamos muy satisfechos con los resultados de la institución. En el año 2000, cuando llegamos, en Joventango había 100 socios y una situación de decadencia", asegura Rubinstein.

¿Qué cambió? De acuerdo a la visión del directivo, el tango tuvo un resurgir en el mundo en los últimos años por el lado del baile, aspecto que Joventango se propuso fomentar al máximo, de igual modo que las otras vetas de la cultura arrabalera. "Seguíamos organizando actividades académicas y festivales musicales, pero le damos mucha importancia a las clases de baile y las milongas. A la gente le gusta escuchar y bailar tango, pero no conferencias".

Joventango cuenta con 10 profesores de tango que dan clases todos los días, en diferentes grupos, incluido uno para niños.

La gran novedad para 2015 es que se iniciará una experiencia de tango-terapia para pacientes con Parkinson y otras afecciones. "Hubo una experiencia piloto hace un tiempo que hicimos en conjunto con la cátedra de neurología de la Facultad de Medicina. Los pacientes de Parkinson no mejoraron el temblor de la mano, pero sí la marcha y la estática, lo que es un gran avance", explica Rubinstein.

El presidente de Joventango, también médico, asegura que en otros países también se comprobaron los beneficios de esta danza en patologías cardíacas y en pacientes con fibromialgia.

Agenda del 2 por 4.

El año de actividades tangueras también vendrá cargado, desde la semana gardeliana a mediados de año al gran festival Viva el Tango, que es el más antiguo que se realiza en forma ininterrumpida desde hace 28 años.

"Convoca a la mayoría de los artistas nacionales y trae a unos cuarenta del exterior", describe Rubinstein. El evento incluye espectáculos en teatros, presentaciones en los barrios y callejeras. El organizador se enorgullece: "estamos muy contentos con el festival. Nos convocaron a una reunión de todos los organizadores de festivales de la región tratando de hacer algo que se llame la ruta del tango con finalidad turística y cultural".

¿Rivalidad?

Respecto a la eterna puja entre Buenos Aires y Montevideo por el origen del tango, Rubenstein considera que es inútil continuar en el debate.

"El tango nació en ambas orillas. Nadie me puede decir dónde nació primero. Hablamos de los años 1880: era una música de puerto y del bajo, allí donde estaban los inmigrantes y también la gente afrodescendiente… todos aportaron a lo que luego sería el tango en Buenos Aires y en Montevideo".

Lo que sí sabe es que después Buenos Aires se movió mejor a la hora de "vender" el tango al mundo. Montó el espectáculo Tango argentino que puso al 2 por 4 en el tapete planetario. "Uruguay se durmió un poco en eso. Se dio cuenta de que La Cumparsita era nuestra cuando los argentinos la usaron como presentación en una Olimpíada".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)