Publicidad

Mister y Gata de Verano se llevaron los aplausos en Las Piedras

El potrillo ganó el Jockey Club y la potranca se consagró como la mejor, ambos tras ganar en forma contundente.

Compartir esta noticia
Mister - Jockey Club Las Piedras
Bajo la lluvia Mister logró un enorme triunfo en el Gran Premio Jockey Club.
Foto: Juan Manuel Ramos.

Era grande la alegría de la entusiasta barra del stud Tata Martín y no era para menos, es que si bien saben de muchos y muy buenos triunfos clásicos, lo hecho ayer por Gata de Verano tiene que despertarles no solo enorme alegría por el triunfo sino grandes expectativas por lo que se viene.

Es que la hija de The Leopard ya había mostrado mucho al ganar tres carreras consecutivas en Maroñas, sin embargo en el Ciudad de Montevideo había estado lejos.

La entrenada por Luis Belela viajó por primera vez a Las Piedras y se llevó el triunfo por 10 1/4 cuerpos sobre Analizame en una muestra espectacular. Si bien el tiempo de 2’08’’35 no fantástico, la diferencia que le plasmó a sus rivales si lo es.

De la mano de Javier Emanuel Pérez fue muy superior, se consagró como la crack pedrense y ahora buscará a Maroñas para ir por los clásicos grandes.

Si lo de Gata de Verano ya había sido soberbio, Mister no se quedó en zaga y brindó una excepcional demostración en el Gran Premio Jockey Club.

El defensor del stud El Pata venía de correr dos carrera muy exigentes de corrido, siendo quinto en el Pedro Piñeyrúa luchando codo a codo con los mejores milleros pese a tener muy poco fogueo y luego solo siete días después siendo cercano tercero en la Polla de Las Piedras, hipódromo que es su casa y en donde ha ganado en tres de las cuatro oportunidades que corrió.

Se estiraba por primera vez a los 2000 metros pero no fue problema ninguno, puesto a punto con la mano maestra de Germán González.

Llegó con los 10 puntos y lo dejó en claro.

Viajo escondido, Pablo Rodríguez le acortó la distancia dejándolo en los palos. En los 700 finales fue el momento de sacar afuera, en la bajada le mostró la cancha y cuando pisó la recta final se terminó la carrera. Pasó de largó con furia y le sacó cinco cuerpos a San Jorge y Empipado que cabeza a cabeza pelearon el segundo puesto.

El reloj marcó muy buenos 2’06’’69 para el hijo de Matterhorn que pinta notable.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad