Publicidad

Germán Kessler: cómo apronta cada partido y dónde estará el foco de Los Teros para enfrentar a los All Blacks

El hooker de Uruguay disfruta de su tercer Mundial de rugby sin saber qué será de su futuro ya que no tiene club, pero se prepara para un cierre de torneo que nadie quiere perderse en Francia.

Compartir esta noticia
Germán Kessler, jugador de Los Teros.
Germán Kessler, jugador de Los Teros.
Foto: Enrique Arrillaga.

ENVIADO / AVIÑÓN, FRANCIA
Germán Kessler tiene 29 años y forma parte del selecto grupo de históricos de Los Teros. ¿Qué significa eso? Que está jugando su tercera Copa del Mundo de rugby con Uruguay tras haber estado en Inglaterra 2015 y en Japón 2019. Pero Francia 2023 tiene un sabor especial y también distinto.

Es que la Celeste llegó al Mundial de Rugby 2023 con objetivos claros: hacer historia. Ganarle a Italia y a Namibia era la meta del equipo de Esteban Meneses y solo se pudo conseguir un triunfo, ante los africanos. El golpe de la derrota ante los europeos fue fuerte, se sintió y costó recuperarse, pero el grupo pudo salir adelante.

En entrevista con Ovación en Aviñón, el hooker surgido en Los Cuervos, contó cómo se repuso de ese duro golpe, habló de lo que significa jugar tres Mundiales, de dónde debe estar el foco de Uruguay para enfrentar a Nueva Zelanda y de cómo imagina su futuro ya que hoy está sin club.

¿Cómo estás viviendo esta Copa del Mundo que van a cerrar con un partido que nadie quiere perderse como contra los All Blacks?

Venimos bien y recuperándonos ahora de lo que fue el partido con Namibia porque implica muchas recuperaciones. Hoy (por ayer) fue la primera práctica un poco lúdica, como así decirlo, para sacarnos de arriba el partido del miércoles. Y ya de a poquito vamos arrancando a pensar en el partido del jueves que es histórico, porque creo que por mucho tiempo no se va a jugar contra Nueva Zelanda. Así que hay que disfrutarlo al máximo y poquito a poquito arrancar a meterse en ese partido, analizando y prepararlo.

¿Qué tan duro fue el golpe ante Italia y cómo fue dejar atrás ese partido?

El después del partido contra Namibia fue como un descanso para poder respirar un poco de la presión o frustración que habíamos tenido por haber perdido con Italia. Fue como sentarse a disfrutar un poco más porque había un poco de presión en el grupo ya que teníamos que ganar. Eso se sintió, pero se disfrutó también. Se logró una victoria que es importantísima, capaz que no fue lo que queríamos, pero es una victoria, hicimos un buen partido y estamos felices por eso.

¿Cómo fue levantarse tras ese golpe contra Italia y superar a Namibia?  

Fue duro, pero me parece que nos preparamos muy bien y lo que hablamos en la semana se dio perfectamente en el partido. Sabíamos que se iba a terminar de ganar al final y así fue. Había que trabajarlo poquito a poquito, más que nada en lo que respecta a mí área, la de los forwards, porque sabíamos que teníamos que ir trabajando de a poco y que el partido se iba a ganar sobre final. Se dio perfectamente así.

¿Qué significa para vos estar jugando tu tercer Mundial con Los Teros?

Es lindísimo el hecho de poder vivir una experiencia así de nuevo con esta camiseta y este grupo, porque cada Mundial, cada partido y cada momento que se junta el grupo así son experiencias nuevas y se disfrutan al cien por ciento.

¿Qué tiene de diferente aquel mundial de Inglaterra 2015 que venías siendo un pibe y a ver qué pasaba con el rugby en Uruguay con este al que se vino con un ambicioso objetivo?

Son muy diferentes los tres Mundiales. El primero lo veía un poco de costado, pero sabía en el lugar que estaba porque era joven y no iba a tener los minutos que quería. En el segundo pude jugar más, en un lugar más tranquilo. Sabía que iba a aportar mucho más y estaba en un muy buen momento personal. Y este ya se dio con un poco más de experiencia, siendo un poco más cascarrabias, más viejo (risas), pero disfrutándolo como los anteriores también.

Germán Kessler, jugador de Los Teros, en la concentración de la selección en Aviñón.
Germán Kessler, jugador de Los Teros, en la concentración de la selección en Aviñón.
Foto: Enrique Arrillaga.

¿Y con más experiencia cambian los roles no?

Sí. Es parte del proceso que se tiene. El jugador de rugby a esta edad intenta transmitir un poco la experiencia, pero también entender un poco más de qué va la cosa. Me vengo sintiendo muy bien en estos partidos así que quiero seguir metiéndole.

¿Cómo se apronta un partido contra un rival tan completo como Nueva Zelanda?

Va a ser difícil analizarlo, pero creo que el foco va estar en nosotros, en las cosas que no podemos hacer y que tenemos que estar atentos a todo. Si ves el partido del otro día con Italia, usan mil opciones y vamos a tener que estar con las antenas ahí preparadas para esperarnos cualquier cosa. Pero el foco más que nada va a estar en nosotros, en lo que tenemos que hacer, lo que queremos plantear y cómo queremos jugarle a Nueva Zelanda.

¿Pero también saben que puede abrirse una puertita para mostrar el juego que lo trajo hasta acá verdad?

No me cabe la menor duda que se va a abrir. Para mí eso va a estar porque es lo que queremos transmitir: jugar y mostrar el trabajo que venimos haciendo. No tengo dudas de que lo vamos hacer.

¿Cómo estás viviendo este Mundial con la presencia de muchos uruguayos, familiares y amigos de todos ustedes?

Es increíble. En Japón no se vio tanto por la distancia, pero a Francia es fácil llegar y es impresionante la cantidad de gente. El otro día contra Namibia para mí fue un partido increíble porque tenía todo mi grupo de amigos y a toda mi familia en la tribuna. Fue un momento muy lindo y creo que todos los jugadores están pasando por lo mismo porque están sus familias, sus hijos, las novias, amigos. Se vive muy bien así porque además, después de los partidos nos juntamos todos y es algo que le hace muy bien al grupo y a todo el rugby porque somos una gran familia.

¿Cuánto influye eso en ustedes?  

Esa parte mental para el rugbista es muy importante. Se trabaja muchísimo y hoy en día para mí es importantes cómo poder encarar las cosas, cómo transmitirlas y también saber elegir un día de práctica para luego poder desconectarme al otro día. Para mí todo eso es importantísimo.

Germán Kessler con Los Teros en el Mundial de rugby 2023.
Germán Kessler con Los Teros en el Mundial de rugby 2023.
Foto: AFP.

¿Cómo preparás un partido? 

No tengo cábalas ni nada fijo. Pero me gusta estar tranquilo. No solo, pero tranquilo, con mi música. Y más sobre la hora del partido ahí sí poner un poco más de cabeza. Pero en la previa me gusta estar tranquilo.

¿Qué música escuchás?

De todo un poco. Rock uruguayo, lo que venga. Cada vez que voy acercándome al partido pongo algo un poco más arriba, pero escucho un poco de todo.

¿Qué es lo más arriba que escuchás?

Algo de rock uruguayo o argentino, algo un poco más movido, pero nada raro.

¿Con qué te vas contento de este Mundial?

Con el grupo sobre todo. Me siento muy cercano a todos y es un grupo increíble, porque entre todos hay buen vínculo. Con el staff también. Hay muchas amistades. Me llevo eso: el grupo.

¿Influye en algo estar sin club a la hora de jugar un Mundial?

No. Yo me mentalicé bastante en querer disfrutar de esto y después veré si viene algo que sea por consecuencia de este Mundial. No quise meterme mucho eso en la cabeza porque capaz después me juega en contra. Me quiero enfocar en esto y lo otro lo veré después. Hay tiempo. Ahora quería estar enfocado acá y terminar todos los partidos de la mejor manera.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad