Publicidad

Este jueves comienza a disputarse el Masters de Augusta donde Jon Rahm buscará el bicampeonato

El campeonato arranca mañana y se extiende hasta el próximo domingo 14 de abril en la ciudad de Augusta de Georgia, Estados Unidos.

Compartir esta noticia
Jon Rahm celebra el Masters de Augusta.
Jon Rahm celebra el Masters de Augusta.<br/>
Foto: JOHN G MABANGLO/EFE.

Finalmente, llegó la semana más esperada por el mundo del golf: la semana del Masters de Augusta. A partir del jueves comenzará una nueva edición del torneo más emblemático y deseado del mundo, incluso por encima del Open Championship.

Augusta National -que se disputa en el estado de Georgia en Estados Unidos- fue el sueño de Bobby Jones y lo hizo realidad. Uno de los mejores jugadores de la historia tuvo la visión de un club y un campeonato únicos, y lo logró abriendo las famosas instalaciones en diciembre de 1932.

Jones empezó a jugar al golf cuando apenas tenía 6 años en East Lake. Hasta el día de hoy se puede decir que es el único jugador que ha completado el Grand Slam del golf en una misma temporada, y de hecho, es un término que se aplicó por primera vez para definir su logro.

En 1931, Clifford Roberston descubrió un terreno a las afueras de Augusta para el proyecto que Jones tenía en mente. Este dijo: “Parece que este sitio ha estado aquí esperando durante años para que se construya en él un campo de golf”.

“Tuvimos que poner seguridad antes de empezar a construir el campo porque iban más de 200 coches a ver dónde se iba a construir el campo soñado por Bobby”. Eligieron nada menos que al escocés Alister MacKenzie como arquitecto porque, al igual que Jones, este pensaba que el Old Course era el mejor campo de golf del mundo. Los diseños británicos jugaban con la confusión y el engaño y no faltaban los bunkers.

Gracias a la televisión y a golfistas emblemáticos como Sarazen, Snead, Hogan y, sobre todo, Palmer después, el torneo se convirtió en el más popular del mundo. Un dato curioso es que Bobby Jones fue doblegado una y otra vez por el campo que él mismo creó. Nunca logró ganar el Masters, pero además, tampoco logró bajar el par en ninguna de las 46 rondas que disputó en el torneo.

Volviendo a la actualidad, el campeón defensor Jon Rahm ya está palpando lo que será jugar el Masters como dueño del título. “Entrar en Augusta es como para alguien del Real Madrid caminar por el túnel de vestuarios e ir al centro del campo del Bernabéu en una final de Champions”, dijo el español. Y agregó: “Da igual las veces que haya jugado este torneo, cada día en Augusta siento el mismo cosquilleo en el estómago. Es algo con lo que he soñado toda mi vida y se hace realidad cada año que vengo a jugar aquí”. Rahm trata de ganar el Masters dos años seguidos, algo que solamente lograron Jack Nicklaus, Tiger Woods y Nick Faldo.

El oriundo de Barrika agregó: “Dije que quería ganar 18 grandes. Llegaré o no, pero pongamos que me quedo a mitad de camino y gano 9: sería increíble igualmente”.

or último, el torneo contará con la presencia del estadounidense Tiger Woods, quien cuenta con cuatro chaquetas verdes. “Este torneo significó mucho para mí y mi familia. Llevo 29 años jugando aquí, es parte de mi vida. Abracé a mi padre en el primero que gané y en 2019 abracé a mi hijo, cerré el círculo”, dijo Woods en la rueda de prensa organizada ayer en Augusta. A pesar de las dificultades físicas que atraviesa, Woods confesó que su amor por el deporte sigue intacto: “Amo el golf, siempre lo amé”, indicó.

Ahora será momento de observar y disfrutar cómo los mejores jugadores del mundo pelearán por la chaqueta verde.

Son varios los que pueden ganar el torneo en la previa, pero el máximo favorito para quedarse con el título es el número uno del mundo, Scottie Scheffler, que ya lo ganó hace dos años.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad