GUERRA

Carlos De Pena en Uruguay: "Pensé muchas veces que quizás no iba a salir de ahí"

El futbolista retornó al país sano y salvo luego de abandonar Ucrania y en Carrasco lo estaba esperando su pareja, su hijo y su madre. Momento emotivo.

Carlos de Pena junto a su hijo en el arribo a Uruguay tras vivir la guerra en Ucrania. Foto: Marcelo Bonjour

En primera persona. Así vivió Carlos De Pena el inicio de la invasión de Rusia a Ucrania, porque como futbolista del Dinamo de Kiev se encontraba en la capital cuando se produjeron los primeros bombardeos. El delantero uruguayo inmediatamente intentó salir del país y este martes, casi una semana después, regresó a Uruguay.

Fueron días de incertidumbre primero y luego terror, ansiedad, sufrimiento  por lo que veía y angustia, al punto de haber confesado que varias veces rompió en llanto. Así lo relató en la carta que publicó en sus redes sociales luego de haber salido de Ucrania, llegar a Rumania y trasladarse hasta en Moldavia.

Este martes Carlos De Pena llegó al aeropuerto de Carrasco para reencontrarse con su familia, la que por suerte para él se encontraba en Uruguay. Se terminó la odisea para el futbolista que el próximo viernes 11 cumplirá 30 años.

"Fueron momentos muy difíciles y lo siguen siendo para quienes quedaron allá. En mi caso acabo de mostrarme fuerte ante mi familia, pero dentro mío tuve miedo. Tuve momentos en los que me puse a llorar, pero me apartaba y lo hacía solo porque estaba con los brasileños y había un grupo al que se le debía transmitir una señal de fortaleza", dijo el futbolista en la terminal aérea.

Dijo haber vivido "una mezcla de sentimientos rara. Pensé muchas veces que quizás no iba a salir de ahí y es una sensación que no había sentido nunca. La falta de comida y agua era lo de menos. lo que más me preocupaba era encontrar una forma de salir de ahí".

Confesó que fue un viaje "bastante cansador, sobre todo por las horas que hicimos en tren. Fue difícil salir de Ucrania por la incertidumbre que teníamos de qué iba a pasar en cada ciudad que parábamos, pero me daba aliento saber que cada hora que transcurría estaba más cerca de casa".

En el aeropuerto estaban su pareja, su hijo Juan Cruz y su madre Rosina,  quien mientras aguardaba su salida declaró a los medios lo siguiente:

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados