Publicidad

Toman medidas: Río prohíbe las bebidas alcohólicas alrededor del Maracaná en la final de la Libertadores

El alcalde de Río dijo que el mantenimiento del orden público es una responsabilidad del municipio y que garantizar la seguridad en un evento deportivo es de interés público y "un derecho del hincha".

Compartir esta noticia
El Estadio Maracaná.
El Estadio Maracaná.

Redacción El País
La alcaldía de Río de Janeiro prohibió "el consumo y la comercialización" de bebidas alcohólicas en los alrededores del Maracaná el próximo 4 de noviembre, cuando el mítico estadio albergará la final de la Copa Libertadores entre Fluminense brasileño y Boca Juniors.

La "ley seca" está prevista en un decreto publicado este jueves en el Diario Oficial por el alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes, quien explicó que el mantenimiento del orden público es una responsabilidad del municipio y que garantizar la seguridad en un evento deportivo es de interés público y "un derecho del hincha".

Para tal fin, el alcalde determinó "prohibir toda y cualquier comercialización y consumo de bebidas alcohólicas en los alrededores del estadio Maracaná" entre las 0:00 horas del sábado 4 de noviembre y las 6:00 horas del domingo 5 de noviembre.

Fluminense, tras eliminar en semifinales al Internacional, y Boca Juniors, que dejó fuera del camino al Palmeiras, definirán el título de la Libertadores de 2023 en una final de partido único prevista para el 4 de noviembre.

Tanto los hinchas del conjunto carioca como los del Xeneize ya agotaron las entradas a las que tienen derecho para la final, por lo que se prevé una avalancha de aficionados argentinos a Río de Janeiro y, como ha sido tradición en los últimos años en enfrentamientos similares, que los aficionados del país vecino se tomen lugares icónicos como la playa de Copacabana.

Boca, el segundo club con más títulos de la Libertadores, con seis, espera conquistar su séptimo trofeo en Río de Janeiro y alcanzar a Independiente de Avellaneda, el líder del palmarés con siete.

El Xeneize es el que más finales ha disputado, con doce sumando la que jugará este año, pero ha caído en cinco. Jugando en Brasil, sin embargo, el Xeneize conquistó cuatro títulos en seis finales de Libertadores disputadas.

Fluminense, que llega a la final de la Libertadores de este año con la mejor campaña, intentará sumar su primer título continental, tras haberlo dejado escapar en 2008, cuando fue derrotado en la final por el Liga de Quito de Ecuador.

EFE

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad