PEÑAROL

Larriera sobre los gestos a la tribuna: "Se trata de un tema de sinergia, yo no escucho lo que me dicen"

"Hay miradas, no escucho porque no es de mi interés; hoy si se dio un tema de emociones", explicó el DT aurinegro.

Mauricio Larriera. Foto: Leonardo Mainé.
Mauricio Larriera. Foto: Leonardo Mainé.

Mauricio Larriera habló en conferencia de prensa tras la victoria 2-1 de Peñarol ante Olimpia en el Campeón del Siglo e hizo su análisis del desarrollo del juego: "Fueron dos partidos diferentes, por diferentes motivos quisimos sorprender al rival porque sabíamos que es un equipo que juega muy bien, tiene posesiones de pelota; un poco distinto a lo que estamos acostumbrados. También gestionamos el tema de los minutos y el quedarnos con alguna carta en la manga para el segundo tiempo", inició.

Y luego añadió: "En el primer tiempo hubo una superioridad de Olimpia, no nos encontramos y la responsabilidad es del entrenador siempre; en el segundo ajustamos cosas, volvimos a nuestra estructura madre con características de futbolistas que a mí me representan mucho. El encontrar el gol en el primer tiempo en el momento justo nos dio para manejar el partido de forma más fluida". 

En cuanto al momento que vivió tras el gol del aurinegro al cierre del primer tiempo, donde se manifestó hacia la tribuna en señal de desahogo, Larriera comentó: "Es el ida y vuelta que hemos tenido siempre, se trata de un tema de sinergia, yo no escucho lo que me dicen, hay miradas, no escucho porque no es de mi interés; hoy si se dio un tema de emociones". 

Respecto del planteo inicial acotó: "Hace tiempo que estoy con la idea de formar una línea de tres, no quise de pecar de irresponsable y siempre me hago cargo, sobre todo de lo malo, y ellos son los que nos sacaron campeones, las decisiones están relacionadas a lo intuitivo; quisimos sorprender porque no veníamos encontrando el funcionamiento, lo venía pensando hace tiempo y no quise que saliera en ningún tipo de noticia porque estamos acostumbrados a darle información a los rivales". 

En este sentido se extendió: "Estaba seguro, fue una decisión arriesgada, pero dirigir a Peñarol ya es arriesgado, quedarse a dirigir a Peñarol en la Copa después de salir campeón uruguayo es parte de mi valentía y en este caso el sentimiento le ganó a la razón. Esa estructura es para trabajarla cuando tengamos tiempo porque estamos con partidos cada tres días; más allá de lo nobles y aplicados que son los jugadores; sería una alternativa cambiando el formato o alguna pieza".

Por último declaró: "Como entrenador me tengo que adaptar a la circunstancia, en Copa hay que ser mas pragmáticos y por ahí el estilo queda un poco de lado, pero me quedo contento con haber vuelto a ese estilo porque hay futbolistas que nos lo marcan, el Pachi nos propone ese estilo, su entrada fue fundamental para marcar la pisada y hacernos dueños de la pelota, nos acostumbramos a presionar y a tener el monopolio de la pelota". 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados