Publicidad

Jugador argentino le reclamó al árbitro y fue agredido por la Policía de Brasil tras el San Pablo vs. Talleres

El equipo cordobés y el brasileño se enfrentaron este miércoles en el Morumbí por el grupo B de la Copa Libertadores y los locales triunfaron 2-0 en un partido cargado de polémicas.

Compartir esta noticia
Guido Herrera, capitán de Talleres, le reclama a la Policía luego de que agredieran a un compañero suyo.
Guido Herrera, capitán de Talleres, le reclama a la Policía luego de que agredieran a un compañero suyo.
Foto: NELSON ALMEIDA/AFP.

Redacción El País
San Pablo y Talleres disputaron un partido clave este miércoles en el Estadio Morumbí en el marco de la última fecha del grupo B de la Copa Libertadores. El equipo cordobés llegó como líder y le alcanzaba con un empate para clasificar a octavos de final como primero, pero terminó cayendo 2-0 por los goles de Lucas Moura y Luciano da Rocha.

El primer tanto llegó en tiempo adicional y fue desde los doce pasos. Moura pateó, el arquero Guido Herrera se adelantó y, a instancias del VAR, debió repetirse la ejecución. El delantero brasileño, con pasado en PSG y Tottenham, definió fuerte al medio y puso el 1-0 parcial. El 2-0 definitivo de Luciano llegó en el último minuto del encuentro con zapatazo de afuera del área que se coló en un ángulo.

Una vez que finalizó el primer tiempo con el equipo cayendo 1-0, Herrera, arquero y capitán del equipo, fue a reclamarle al árbitro por el penal repetido que derivó en la ventaja del local. Lucas "Toro" Morales, uno de sus compañeros, también lo acompañó. El juez estaba escoltado por efectivos de la Policía local y uno de ellos golpeó en la boca al delantero de Talleres con el escudo antidisturbios.

De inmediato, Morales cayó al suelo y generó la reacción de Herrera, Juan Camilo Portilla y algunos otros futbolistas, que se fueron encima de los oficiales en busca de una explicación.

"Son cosas que no tienen por qué suceder, yo estaba hablando con el árbitro sobre el penal que se repitió y pasó lo de la reacción. Él después me confirmó que hubiese hecho lo mismo en mi lugar, que es defender a un compañero. Me llamó la atención con la frialdad que lo hicieron, pero siempre es lo mismo, cada vez que los equipos argentinos vienen acá se van de esta manera y los protagonistas de la fiesta del fútbol son otros", dijo Herrera en conferencia de prensa.

Y en este sentido añadió: "Seguramente va a volver a pasar, es algo que todos sabemos y cuando te toca vivirlo obviamente defendés lo tuyo, más cuando la agresión es por parte de ellos porque no hicimos nada, solo estábamos reclamando por qué se repitió el penal".

Luego del partido Morales y Portilla debieron asistir a declarar sobre lo sucedido. Todos los jugadores de Talleres emprendieron el viaje de retorno hacia Argentina sin ningún tipo de inconvenientes.

"Es una falta de respeto, nos han tratado muy mal. La Policía agredió a un jugador de nosotros", dijo Portillo en diálogo con ESPN tras el final del encuentro.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad