Publicidad

Juan Ignacio Ramírez: por qué sabía que le iba a ir bien en Newell's y las críticas que recibió en Nacional

Cinco goles en cuatro partidos el Colo vive un gran presente en el fútbol argentino. Habló sobre las diferencias con fútbol uruguayo, un compañero que destaca y algo que lamenta de Liverpool.

Compartir esta noticia
Juan Ignacio Ramírez en Newell's Old Boys. Foto: @Newells
Juan Ignacio Ramírez en Newell's Old Boys. Foto: @Newells

Por Redacción El País
El rendimiento de Juan Ignacio Ramírez en Newell's Old Boys sorprendió a muchos pero no al mismo goleador que recalcó algunos aspectos que lo hicieron decidirse por el club rosarino y por los cuales sabía que le iría bien en lo deportivo. El Colo, que lleva cinco goles en cuatro partidos, habló del momento del equipo, destacó a Éver Banega y dio su opinión sobre las críticas que recibió mientras jugaba en Nacional.

"Sabía que la chance de salir iba a estar porque siempre el que sale goleador de un equipo grande tiene cosas arriba de la mesa", manifestó Ramírez que también confiaba en lograr un buen rendimiento en Newell's.

Por qué creía que le iría bien en Newell's:

"Decidí venir para acá por lo que el club peleó para tenerme. No imaginé arrancar como arrancamos pero sí creía que iba a ser un buen comienzo. Cuando el club demuestra interés en tenerte es muy importante, hace que te sientas cómodo y te liberes a la hora de jugar", opinó el goleador en una entrevista con el programa Punto Penal.

Las diferencias con el fútbol argentino y las críticas:

Ramírez creyó que el fútbol argentino iba a ser más dinámico pero aún así encuentra algunas diferencias con el fútbol uruguayo. "El estado de las canchas y el entorno", profundió el exNacional. "Creo que de locales tenemos una ventaja por el estado de la cancha y nuestra gente, la motivación. Con eso y un poco de juego hace que te quedes con el partido", admitió el goleador que en la Lepra mantiene le dorsal 99.

Desde que fue a ver los amistosos de Newell's en Montevideo que el hincha le pide una sola cosa: ganar el clásico de Rosario ante Central. "Los hinchas del equipo están motivados por este arranque. Ahora estamos allá arriba y a la mínima de un partido malo o de un resultado malo sabemos que vamos a ser criticados", confesó el goleador del Leproso que ganó en sus cuatro presentaciones y lidera su zona pero sabe que debe aprender a convivir con la crítica como le ocurrió en Nacional.

"Acá hay muchísima pasión, la gente del club te guía un poco y obviamente cuando te va bien la gente va a ser muy amable, capaz que no te deja estar en un lugar por pedirte fotos y si te va mal capaz tenes que estar un poco guardado, pero es parte de esto", dijo Ramírez que hoy atraviesa un gran momento en el fútbol argentino.

"Hoy me está tocando convertir, la gente me demuestra cariño pero sabemos que el delantero es así. Nosotros entendemos que la gente o los periodistas ven el fútbol muy fácil sin entender lo que puede pasar en una cancha de fútbol pero todas esas cosas el jugador de fútbol las sabe. A veces molesta porque algunos piensan que es fácil y no es tan así pero también es parte de la sociedad en la que vivimos y hay que tomarlo con tranquilidad", manifestó quien pudo disfrutar desde el primer instante de un jugador clase A como Éver Banega.

Éver Banega y Juan Ignacio Ramírez. Foto: Newell's.
Éver Banega y Juan Ignacio Ramírez. Foto: Newell's.

"Tener jugadores así nos beneficia porque maneja los hilos del equipo, sabe cuándo atacar, cuándo acelerar a fondo, cuando tener la pelota para que el rival se desespere. Nos está haciendo muy bien a todos", dijo sobre Banega, el 10 del equipo.

"Antes de firmar estuve entrenando con él en el gimnasio, hicimos una linda relación. Para el primer partido viajamos unas horas antes, yo hasta último momento no sabía si iba a estar", admitió el futbolista uruguay y es que su llegada a Newell's no fue tan sencilla.

"Soy un agradecido a Nacional, me costó muchísimo despedirme. Cuando se dio esta oportunidad, ellos lo entendieron. Con Liverpool no tuve la chance de hablarlo, siempre una traba ponen, prefiero no entrar en detalles pero me hubiera gustado que se diera de otra forma porque siempre di todo por Liverpool, me formé desde los trece años ahí, soy el goleador histórico. Uno busca la tranquilidad y por suerte ahora la tengo", manifestó el goleador que viajará con su nuevo club a enfrentar a Inter Miami en un amistoso en Estados Unidos y espera volver a cruzar mensajes con Luis Suárez, que lo felicitó cuando llegó a Newell's.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad