TORNEO CLAUSURA

Ignacio Ruglio: "El Ejecutivo entendió la molestia de Peñarol; la última incidencia del VAR fue una tomadura de pelo"

Tras la reunión entre las autoridades de la AUF y una delegación aurinegra , el presidente mirasol quien dijo que ahora Ignacio Alonso deberá mostrar su cintura política.

Ignacio Ruglio. Foto: Fernando Ponzetto.
Ignacio Ruglio. Foto: Fernando Ponzetto.

Luego del comunicado emitido por Peñarol la semana pasada en el cual reclamaba la remoción del Departamento Arbitral, una delegación llegó este miércoles a la AUF para reunirse con el Comité Ejecutivo y hacer formal y en personal su exigencia.

Para dar una imagen de solidez en su postura institucional, por Peñarol concurrieron cuatro consejeros, uno en representación de cada una de las agrupaciones que componen el consejo directivo: el presidente Ignacio Ruglio, el secretario Evaristo González, Guillermo Varela y Rodolfo Catino. A ellos los acompañó el delegado Gonzalo Moratorio.

"No hubo ninguna promesa, pero sentimos que fuimos escuchados, que el Ejecutivo nos dedicó un tiempo importante para eso, que razonamos juntos y ahora tendrán que mostrar su cintura política, porque estará en ellos pararse frente a los árbitros y trasladarles nuestros inquietudes", indicó Ruglio luego de la reunión.

El titular de Peñarol indicó que en el Ejecutivo "entienden la molestia de Peñarol y sobre todo lo que pasó con la última incidencia del VAR (el penal cobrado ante Sud América que los aurinegros entienden no fue). Nos dejaron sin margen de maniobra y eso que con el VAR, el audio y lo demos fue una tomadura de pelo".

Ruglio reveló que lograron la aprobación de que los videos y los audios del VAR se publiquen en un máximo de 72 horas. "Pedimos que fuera en 24, pero nos pidieron tiempo de edición". También indicó que el Ejecutivo reconoció que hubo errores de procedimiento, pero lamentó que "los árbitros sean los únicos que no lo reconozcan. Eso es lo que más nos preocupa".

La caldera empezó a calentarse en la pasada temporada. Entonces, algunos fallos en cancha generaron molestia de Ignacio Ruglio, en su momento consejero y hoy presidente de Peñarol. Tanto fue así, que apenas asumió mantuvo un reunión con Gastón Tealdi, integrante del Ejecutivo de la AUF en representación de la institución, y evaluaron juntos la posibilidad de que dejara el cargo, aunque finalmente se decidió que continuara. Pues bien, el tema vuelve a estar sobre la mesa.

Amenaza de crisis en el Comité Ejecutivo

En su comunicado, Peñarol también solicitó que no se le nombre más para sus partidos a los internacionales Andrés Cunha y Christian Ferreyra, lo que generó la respuesta de Audaf (gremio de los árbitros) expresando que no aceptaría ninguna "limitación ni desde lo laboral ni desde ninguna otra índole para con sus asociados". Esto puso al gobierno de la AUF entre la espada y la pared. ¿Por qué?

Por un lado, corre el riesgo de que haya otra crisis como la de noviembre de 2019, cuando Nacional retiró a su representante de entonces, Julián Moreno, luego que la institución tricolor le quitara la confianza al Ejecutivo precisamente por los malos arbitrajes. Peñarol podría llegar a adoptar la misma decisión.

En la anterior ocasión, la AUF le pidió paciencia a Nacional porque el período del presidente del Colegio de Árbitros, Darío Ubriaco, estaba por finalizar y no le parecía prudente cambiar en ese momento. Finalmente y luego de seis meses, Nacional regresó al Ejecutivo con la figura de Eduardo Ache.

En esta ocasión parece más complicado, porque Marcelo De León asumió como presidente del Comité Arbitral hace poco y Peñarol ya quiere que se vaya. Al respecto, Ruglio expresó que en su institución "no ponemos a De León como responsable de la pérdida de puntos, pero llegamos al límite de la tolerancia con él, porque hicimos varios reclamos y nada ha cambiado. La AUF nos dice que es gente de su confianza, así que seguiremos atentos".

En caso de que no haya cambios en la estructura arbitral, el club aurinegro podría proceder igual que Nacional y apartar del cargo a Tealdi.

Amenaza de medidas gremiales de los árbitros

En caso de acceder a los pedidos de Peñarol, el problema no se diluye sino que simplemente cruza de vereda, porque el gremio de los árbitros está atento a lo que ocurra con Cunha y Ferreyra. De no ser designados para partidos del aurinegro, podría llegar a tomar alguna medida drástica como paralizar el fútbol. De hecho, hay jueces que sostienen que el comunicado debió haber sido más duro y ya haber anunciado alguna acción.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados