ENTREVISTA

Hugo De León: Por qué nunca más volvió a Nacional y su presente en un curioso deporte

“Yo ya dirigí a mi selección, que es Nacional” respondió el exentrenador ante la eventualidad de ser el DT de Uruguay en algún momento. También habló de su pasado en el Partido Colorado. 

Hugo De León, su historia y su presente. FOTO: Archivo El País.
Hugo De León, su historia y su presente. FOTO: Archivo El País.

Esta nota es exclusiva para nuestros suscriptores. 

"Soy hincha del fútbol, cuando se podía iba a ver algo, o sino lo miro por televisión. Pero nada más. Esa es mi vinculación con el fútbol en la actualidad”, dice Hugo De León en entrevista con Ovación hablando desde Porto Alegre, donde recién había llegado tras unas semanas en Río de Janeiro. “Tampoco es que veo mucho fútbol, miro los partidos que considero atractivos o importantes de antemano, también los partidos de selecciones, aunque antes miraba mucho más”, agrega el exjugador y exentrenador.

Hugo vive solo en Brasil, hace 38 años que está divorciado y le dedica varias horas del día a jugar al beach tenis, un deporte que está creciendo mucho en Brasil. “Es el deporte que me ha sacado de casa, tenemos un grupo grande de gente que lo está jugando, acá en Brasil se juega mucho. Soy parte de una asociación de beach tenis que jugamos siempre en la misma playa y los días de lluvia lo hacemos en un lugar cerrado acá en Porto Alegre. Se puede jugar de manera individual o en pareja. Si bien es para jugar en la playa, es tanto el fanatismo que se juega en plazas y en lugares cerrados porque es el deporte que más ha crecido en los últimos años”.

De León juega competencias oficiales de este deporte en la categoría +55 o +60, que se desarrollan en Río de Janeiro cada dos meses en la playa de Copacabana: “Cada vez que viajo a Río es para jugar y ya aprovecho y me quedo 10 o 12 días ahí. Cuando somos varios alquilamos algún apartamento por Airbnb dependiendo de la cantidad que seamos”.

“Para ser de los más nuevos, porque hace solo dos años que juego a este deporte, me defiendo bien. Por lo menos estoy llegando a las finales... y alguna gano, je. Con 63 años para este deporte me da bien porque paso todo el día jugando. Lo importante es estar en actividad, interactuar, porque la mayoría son mucho más jóvenes. Te da una vida social y deportiva que te hace salir de tu casa y creo que en definitiva eso es lo más importante y cuando volvés sentís que estás en paz contigo mismo”, señala.

¿Qué te mueve el piso, Hugo? (Silencio) “Las mujeres es lo único que me mueve el piso. Acá en Brasil hay temblor de tierra todos los días, je. Hasta la miopía se me va”, contesta de forma pícara.

Hugo De León logró tres títulos del Uruguayo con Nacional. FOTO: Archivo El País.
Hugo De León logró tres títulos del Uruguayo con Nacional. FOTO: Archivo El País.

ENTRENADOR. Después de dirigir en México, Brasil y Uruguay, con un muy exitoso pasaje por Nacional entre 1998 y 2001 y en 2004, donde consiguió tres Campeonatos Uruguayos, De León no dirigió más aunque varias veces fue tentado, en particular por los tricolores. “Desde el inicio le había dicho a mis compañeros de trabajo que lo máximo que iba a trabajar como técnico era 10 años y al final creo que trabajé ocho, ni llegué a 10. No quería envejecer prematuramente por el estrés de lo que representa ser entrenador. Había visto otros ejemplos y opté por tener calidad de vida y tener una vejez natural y no acelerada, porque estar al lado de la cancha dirigiendo es muy estresante y eso te va consumiendo y va acelerando el proceso. Yo no lo quise hacer. Estoy intentando vivir desacelerado, vivir en paz, vivir tranquilo, disfrutar y aprovechar el día a día”, cuenta.

"No quería envejecer prematuramente por el estrés de lo que representa ser entrenador. Había visto otros ejemplos y opté por tener calidad de vida y tener una vejez natural y no acelerada"

Hugo de León
HUGO DE LEÓN

Sobre si en algún momento dudó en volver desde que se alejó del fútbol, De León es muy claro: “No, nunca, porque siempre lo que he hecho lo hice convencido, mirando lo mejor para mí, y no pensarlo mucho. Sé que en Nacional varias veces estuve en carpeta de algunos, porque sé que en el club nunca hay unanimidad, pero en ningún momento pensé en volver. Varias veces me enteraba del interés de Nacional por las redes sociales, por la gente. De dirigentes no lo voy a decir porque no voy a contar intimidad de lo que pasaba, pero algunos me hicieron llamados para ver si revertía la posición; no solo dirigentes, también otras personas que están en otros roles”.

De León tiene una cancha de la Ciudad Deportiva de Los Céspedes con su nombre y es uno de los grandes ídolos en la historia del club, ya que levantó las Libertadores de 1980 y 1988 y la Copa Intercontinental de 1988 (también con Gremio es campeón de América y del mundo). “Como buen hincha que soy siempre estoy atento a Nacional y sigo en contacto con muchas personas vinculadas al club”, comenta.

De León y su exitoso pasaje como futbolista de Nacional. FOTO: Archivo El País.
De León y su exitoso pasaje como futbolista de Nacional. FOTO: Archivo El País.

De León defendió a la selección uruguaya como jugador en 48 partidos entre los años 1979 y 1990, ganando el Mundialito del 80 y jugando la Copa del Mundo de 1990, en Italia. Nunca dirigió a la Celeste y tampoco está en sus planes hacerlo cuando fue consultado sobre qué haría si lo llamaran para suceder a Óscar Tabárez en el final de su proceso: “Yo ya dirigí mi selección que es Nacional. Me di el gusto de dirigir a Nacional y haber tenido la posibilidad de que mi sueño se hiciera realidad. Ya estoy satisfecho”, dice rápidamente y con convencimiento no dejando al periodista terminar la pregunta.

"Yo ya dirigí mi selección que es Nacional. Me di el gusto de dirigir a Nacional y haber tenido la posibilidad de que mi sueño se hiciera realidad. Ya estoy satisfecho"

Hugo de León
HUGO DE LEÓN

“Como técnico de Nacional hice todo lo que podía, si no pudimos más fue porque en el fútbol haciendo lo máximo, igual no te garantiza que vayas a ganar, pero creo que lo más importante es que mientras estuvimos al mando de Nacional representamos al máximo lo que es el gusto de la gente de Nacional y cómo lo defendimos adentro y afuera de la cancha”, recuerda.

De León llegó junto a su equipo de trabajo en 1998 a los albos con la mochila de tener que cortar el sexto título al hilo de Peñarol. “Nuestra principal virtud fue haberle inculcado a los jugadores lo que representa la camiseta de Nacional, lo que representa defender al hincha de Nacional, lo que era la historia de Nacional y lógicamente salir satisfecho que hicimos lo máximo por el club”, analiza.

Otra de las grandes virtudes de De León fue su buen ojo para encontrar jugadores casi desconocidos hasta ese momento y hacerlos rendir en Nacional, como Richard Morales o Carlos Camejo: “En eso ayudaba la experiencia de saber lo que es Nacional e imaginarme jugadores que les veía condiciones trabajando en el club, con el confort que les da Nacional y con los buenos profesionales que siempre tuvo el club. A veces uno tenía un buen pálpito de verlos jugar y ellos respondieron adentro, pero lo más importante, a pesar del buen ojo que uno tuvo, fue que ellos aprovecharon la oportunidad”.

El exentrenador de Nacional también solía encontrarse futbolistas que dirigía por la noche. “Yo como buen soltero tenía mis horarios libres y yo no dependía de mi físico como entrenador, yo dependía de mi mente y de mi buen ojo... Algunos jugadores, fuera de lo que era lo normal, estiraban lo que era su ‘tercer entrenamiento’ en el horario de la noche, pero bueno, uno intentaba inculcarle que no estaban haciendo lo mejor, que la carrera era muy corta y que el entrenamiento invisible, que es el del descanso, es el complemento ideal y necesario para poder rendir en la cancha. Hay veces que hay jugadores privilegiados que durmiendo poco pueden rendir igual, pero lógicamente que eso de 1.000, uno o dos lo pueden hacer. Cuando me los encontraba en la noche cada uno quedaba quietito en su rincón, nos encontramos varias veces. Cada uno quedaba con su grupo de amigos, ¿qué les iba a decir si ya les había dicho cómo era la tónica y ya sabían lo que yo pensaba? Cero problema, cero estrés”.

Hugo De León junto a Pedro Bordaberry. FOTO: Archivo El País.
Hugo De León junto a Pedro Bordaberry. FOTO: Archivo El País.

LA POLITICA. Hugo De León militó por el Partido Colorado en 2009, al punto que fue compañero de fórmula de Pedro Bordaberry para las Elecciones Nacionales de ese año. “Aproveché que tenía tiempo y salí a defender la historia del Partido Colorado, porque se había mentido mucho. Si sabés la famosa frase que la política es el arte de mentir, y hay gente que vive de la mentira hace mucho tiempo y salen todos los días en la televisión mintiendo a capa y espada. Pero lamentablemente le dan prensa y hacen que la gente que los sigue vivan una mentira que no funciona en ninguna parte del mundo. Fue para defender a la historia del Partido Colorado, la historia de los presidentes, me di el gusto de apoyar y tuve la felicidad de que Pedro me hizo estirar mi participación porque él y sus asesores vieron que lo podía apoyar como candidato y lo hice, pero yo no soy político. Para ser político tenés que tener mucho juego de cintura y mi vida pasa por negro o blanco, entonces no tengo esa capacidad para interactuar con gente que vive mintiendo a cara descubierta en beneficio propio y no de la gente”.

Respecto a si volvería a la política, Hugo dijo que “ahora estoy viviendo en Brasil. Capaz que si estuviera en Uruguay y tuviera tiempo volvería a defender al Partido Colorado, pero ahora radicado acá en Brasil se me hace más difícil porque no está en mis planes volver a radicarme en Uruguay. Pero si en algún momento se diera, lógicamente que volvería a defender al Partido Colorado”. Y sobre el presente del Partido Colorado, añade que “estoy como todos los colorados esperando que Pedro revierta su decisión y que vuelva a ocupar el sitio de líder del Partido para que podamos reencontrar el camino dentro del Partido y que la gente vuelva a confiar en el Partido Colorado para tener chances de volver a la presidencia”.

"Ahora estoy viviendo en Brasil. Capaz que si estuviera en Uruguay y tuviera tiempo volvería a defender al Partido Colorado"

Homenaje a Hugo De León en Los Céspedes
HUGO DE LEÓN

Por último, sobre la actual presidencia de Luis Lacalle Pou, De León afirma que “Uruguay es de los países que mejor desempeño ha tenido con la pandemia. No era nada fácil el país como lo tomó Lacalle, con el déficit fiscal y con el déficit de lo que es el sentimiento por el país, quiénes están a favor del país, quiénes viven del país, quiénes están en contra y quiénes ponen las trabas para que el país pueda avanzar. No es nada fácil estar en la posición que está. Pero son políticos que se han preparado, van a dar la batalla y van a poder encaminar un país que se iba camino a una Venezuela, que es como se está yendo Argentina y como se van todos los que siguieron el foro de San Pablo y el comunismo de Fidel Castro”.

Hugo haciendo campaña con Bordaberry en 2009. FOTO: Archivo El País.
Hugo haciendo campaña con Bordaberry en 2009. FOTO: Archivo El País.
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados