Publicidad

Nacional le hará un llamado de atención a Ruben Sosa por sus últimas declaraciones

Compartir esta noticia
Ruben Sosa

TRICOLORES

Es la segunda vez en poco tiempo que sus dichos disgustan a la dirigencia, que piensa conversar con él por ser funcionario de la institución.

Que Ruben Sosa es un ídolo de Nacional no hay duda alguna; tanto como que hay molestia en el seno de la dirigencia tricolor por algunas de las últimas declaraciones que ha hecho el exdelantero.

Tricampeón con Nacional en 1998, 2000 y 2001, el Principito tiene ganados los corazones de los hinchas y la propia institución ha entendido la importancia de su figura, por lo cual lo contrató en su momento para enseñar técnica a los futbolistas de divisiones formativas. Pasó a trabajar en Los Céspedes con los chicos, pero también a estar mucho con los futbolistas del plantel principal en el vestuario gracias a su personalidad jovial y sus anécdotas.

Con el paso de los años pasó a tener otro papel en el club: representante institucional. En los lugares en donde Nacional necesitaba tener presencia, su figura siempre se hacía importante.

Hoy Ruben Sosa no tiene un papel tan destacado en Nacional, pese a que continúa siendo funcionario del club. Precisamente por esto, el cobrar un salario, es que no cayeron nada bien las últimas declaraciones que ha hecho públicamente. Es por ello que, según confesaron fuentes tricolores a Ovación, en las próximas horas se le hará un llamado al orden con el fin de que mida sus palabras. ¿Qué dijo el Principito?

Hace algunas semanas, en declaraciones a Montevideo Portal, expresó que cuando él llegó al club en 1997 Peñarol “nos ganaba con la camiseta y con la hinchada. Los hinchas eran pesados de verdad y eran más, siempre”.

Por más que en esa entrevista también hizo referencia a su amor a Nacional y a cómo disfrutó el título obtenido en 1998, el intercambio de mensajes entre los dirigentes tricolores se centró en lo anterior.

Las horas pasaron y como el tema no generó demasiada repercusión se prefirió pasarlo por alto. Sin embargo, Sosa volvió a hacer de las suyas esta semana.

Luego del desgarro sufrido por Brian Ocampo en el primer tiempo del partido ante Estudiantes por la Copa Libertadores, el Principito tiró en Sport 890: “Cada 20 días se lesiona este muchacho y es tremendo jugador”, a lo cual agregó: “Entrenan dos veces al día, así que cuando ves una lesión así es porque no se descansa bien. Yo me caliento cuando están a los 30 minutos con un calambre. Te puede venir a los 80, 90 minutos, pero no cuando empieza el partido”.

Esto volvió a generar inquietud entre la dirigencia, porque se entiende que este tipo de comentarios puede generar un mal ambiente en el vestuario.

Es por esa razón que, si bien no hay una resolución oficial por parte de la Comisión Directiva de Nacional, sí se ha conversado entre los integrantes de la misma que alguna acción se debe tomar para evitar que la bola siga creciendo, porque si se hubiese hecho un llamado de atención en el primer momento esto último seguramente no habría ocurrido.

Por lo tanto, sonará el teléfono de Ruben Sosa en cuestión de horas. Medidas no se tomarán, eso quedó establecido, pero sí habrá una suerte de reprimenda o al menos un llamado de atención para hacerle ver que este tipo de declaraciones no suma.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

NacionalRuben Sosa

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad