Publicidad

El cuarto uruguayo que cruza de vereda: Saracchi, de ganar el título más importante en River a firmar con Boca

El lateral uruguayo, que estuvo un año en el ciclo de Marcelo Gallardo, será un nuevo refuerzo para Jorge Almirón; llega desde Levante, la Segunda División de España.

Compartir esta noticia
Marcelo Saracchi en su etapa como futbolista de River Plate.
Marcelo Saracchi en su etapa como futbolista de River Plate.
Foto: AFP.

Con información de La Nación/GDA
Marcelo Saracchi (25 años) está a un paso de ponerse la camiseta de Boca Juniors. El lateral que estuvo en River Plate entre 2017 y 2018 (dos títulos, 30 partidos y un gol) cruzará de vereda. Será el cuarto uruguayo en vestir las camisetas de los clubes más grandes de Argentina: antes lo hicieron Gabriel Cedrés (de 1994 a 1996 jugó en el Millonario y entre 1996 y 1997 en el Xeneize), Ruben Da Silva (entre 1989 y 1991 y de 1992 a 1993 pasó por Núñez y entre 1993 y 1995 en La Boca) y Fausto Roselló (con la azul y oro de 1954 y 1957 y con la Banda en 1959).

De este modo Saracchi llegará a Boca junto con Edinson Cavani, el refuerzo que rompió el mercado de pases, y se unirán al compatriota Miguel Merentiel. Se espera que el lateral llegue a Buenos Aires en la noche de este lunes y que el martes se realice los exámenes médicos. Si todo va bien, firmará contrato hasta diciembre de 2026. Boca le compraría un porcentaje de su pase en una cifra que aun no fue confirmada, pero que orillaría los US$ 2 millones.

Saracchi será el jugador número 102 en jugar en River y Boca. Los cambios sin escalas entre los clásicos rivales son los que levantan más ampollas y miradas de desconfianza entre los hinchas, aunque es cierto que quedaron en el pasado, fueron cada vez menos frecuentes. El fanatismo suele levantar un muro que muy pocos jugadores se atreven a sortear. A veces por la vinculación sentimental que sienten por alguno de los dos clubes y en otras por la presión psicológica y el vértigo que significa defender dos bandos que no comparten nada. Hay ambientes que se tornan irrespirables.

El lateral viene de una temporada en la Segunda División de España, en Levante. Su carrera en Europa también muestra etapas previas en Leipzig y Galatasaray. Pero su desembarco en Boca dispara una retrospectiva mayor, a su único año en el fútbol argentino: entre agosto de 2017 y julio 2018 jugó en River, que cuando tenía 19 años le compró su pase a Danubio por US$ 2,10 millones. Tras poner la firma junto al presidente Rodolfo D’Onofrio, se presentó en sociedad: "Me siento muy feliz y contento. Soy un lateral izquierdo más ofensivo que defensivo, también puedo jugar de volante". En la cancha luego se comprobó ese perfil de jugador que se proyectaba con potencia y decisión.

Marcelo Saracchi en su etapa como futbolista de River Plate.
Marcelo Saracchi en su etapa como futbolista de River Plate.
Foto: AFP.

Se incorporó en uno de los mejores mercados de pases del ciclo de Marcelo Gallardo. Junto al nacido en Paysandú firmaron como refuerzos Enzo Pérez, Nicolás de la Cruz, Rafael Santos Borré, Ignacio Scocco, Javier Pinola y Germán Lux.

Para River fue un buen negocio económico, porque tras una temporada lo transfirió a Leipzig por US$ 12 millones. Y en lo futbolístico también fue productivo, ya que le sacó la titularidad a un Milton Casco que, por esa época, había decaído en su rendimiento. Consiguió continuidad en una posición en la que Gallardo también había probado circunstancialmente con Facundo Medina, ahora en Lens, o corriendo de banda a Camilo Mayada.

Alcanzó a ganarse el reconocimiento del hincha de River, pero por su breve paso no llegó a meterse en el corazón del hincha. En realidad, fue Saracchi el que desarrolló rápidamente una identificación riverplatense. A tal punto que averiguó por la posibilidad de un regreso cuando su trayectoria en Europa no despegó todo lo que deseaba. Y en su cuenta de Instagram tiene más de una publicación en la que refleja su paso por River. En su último posteo, una foto familiar, un hincha de River le escribió que esperaba que no fuera cierto lo de Boca y otros le piden que vuelva a Núñez.

Hace pocos meses, cuando seguramente no imaginaba esta posibilidad de Boca, declaró: “Se extraña mucho el día a día en River, pelear todos los campeonatos, jugar la Libertadores. Saber que estando ahí vas a ganar títulos y pelear por cosas importantes”.

Disputó los 90 minutos en la final de la Supercopa Argentina 2018 en Mendoza, donde River le ganó 2-0 al Boca de Guillermo Barros Schelotto. Solo participó en la etapa de grupos de la Copa Libertadores que finalizó con la final de Madrid. Por la transferencia a Alemania ya no estuvo en los play-off.

Su pase a River, con edad de juvenil, le había despertado una expectativa especial: “Me acuerdo que le pregunté al Chino Recoba, que lo había tenido a Gallardo de entrenador en Nacional. Me dijo que me iba a enseñar lo que me faltaba, que me iba a potenciar como jugador”. También tuvo de compinche a Nicolás De la Cruz, con quien había compartido el seleccionado Sub 20 de Uruguay.

En 12 meses obtuvo dos títulos: la Copa Argentina 2017 (en los cuartos de final le marcó a Atlanta, su único gol en River) y la citada Supercopa Argentina. Su balance abarca 30 partidos oficiales, con 18 triunfos, ocho empates y cuatro empates).

Cuando apareció la propuesta de Leipzig, se asesoró con Javier Pinola por todo con lo que se iba a encontrar en Alemania. El crecimiento económico y la seducción de incursionar en el fútbol europeo con 20 años lo llevaron a hacer las valijas, no sin antes dejar una sentida despedida: “Estuve solo un año, pero fue muy intenso y me llevo los mejores recuerdos. Solo tengo palabras de agradecimiento para los compañeros, los hinchas, el cuerpo técnico, y los dirigentes por todo lo que me han enseñado. Lo que viví en River es algo impresionante, nunca me lo voy a olvidar. Espero que sea una ida y vuelta, poder volver, porque me llevo los mejores recuerdos de este club”.

Se sumará a un plantel que tiene más de una variante en el lateral izquierdo, con Frank Fabra, Valentín Barco y Agustín Sández. Le esperan desafíos en más de un frente: deberá pelear por el puesto, poner en pausa su nostalgia por River y ganarse el aprecio del hincha de Boca.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

Marcelo SaracchiRiver Plate

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad