Publicidad

"Al tercer día me puse a llorar en el cuarto": Rodrigo Bentancur recordó su lesión y lo positivo que le dejó

El mediocampista del Tottenham expresó: "Esto me ayudó a poner un freno y disfrutar de la familia y de cosas que me perdía y no me daba cuenta".

Compartir esta noticia
Rodrigo Bentancur y el abrazo con Heung Min Son tras el triunfo del Tottenham.
Rodrigo Bentancur y el abrazo con Heung Min Son tras el triunfo del Tottenham.
Foto: Tottenham.

Redacción El País
"En el momento sentí un ruido, un dolor muy grande y por un par de minutos no podía caminar bien", comenzó su relato Rodrigo Bentancur. El volante del Tottenham y de la selección uruguaya se expresó tras la lesión de ligamentos cruzados que lo marginó de las canchas desde febrero de este año hasta el pasado 27 de octubre cuando volvió a tener minutos.

"Después del partido hablé con el médico y le pedí que sea sincero y me dijo que al sentir ese ruido era probable que fuera el (ligamento) cruzado, me mentalicé que iba a ser una recuperación larga de siete u ocho meses. Al segundo o tercer día me cayó un poco la ficha de que iba a pasar mucho tiempo fuera de la cancha. Estaba solo con mi novia y me largué a llorar en el cuarto, pero creo que fue el único día", confesó en diálogo con la página web del club.

A partir de ahí comenzó una recuperación larga, pero satisfactoria que le permitió volver a las canchas, pero no sin antes hacer mucho esfuerzo. "La rodilla reaccionó muy bien porque en los ocho meses no tuve inflamaciones y reaccionó bien a los trabajos cada vez que tenía que aumentar las cargas. En los últimos tres meses hacia trabajos de lunes a sábado con el club y aparte con mi tío (entrenador personal) hacía doble turno y me ayudó a ponerme a punto. Hice entre 10 y 11 entrenamiento por semana en los últimos tres meses, casi 120 entrenamientos", indicó.

"La rodilla ya está, ni pienso en ella. Estoy sin miedo y ahora lo que necesito es ganar minutos y hacer lo mejor cuando el entrenador me necesite", manifestó y recordó cómo vivió su vuelta: "Me enteré el día anterior, vi que estaba entre los que iban al partido y volver a tener la sensación de ser jugador de nuevo, fue muy buena".

"Haber pisado el campo aunque sea 10 segundos, fue increíble. No me esperaba tanto cariño y amor de la gente. Poder salir a moverme de vuelta y escuchar la canción de vuelta me erizó la piel, casi me pongo a llorar porque fue un momento muy emotivo", admitió sobre el cántico que los hinchas le dedicaron al uruguayo.

"Mi familia ha estado siempre y me apoyado desde el primer minuto. El tiempo que pude aprovechar con mi familia y todo lo que disfruté a nivel familiar no lo cambio por nada y ayudó a que pase más rápido la recuperación", sentenció.

De hecho, el futbolista nacido en Nueva Helvecia le encontró el lado positivo a lo que le ocurrió: "A veces uno no se da cuenta del lugar donde está y la magnitud de lo que logró. Esto me ayudó a poner un freno y disfrutar de la familia y de cosas que me perdía y no me daba cuenta. La lesión fue en un momento en el que estaba muy bien, pero también me hizo madurar muchísimo desde lo personal".

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

Rodrigo Bentancur

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad