Publicidad

Violencia en la DTA: balas, piedras y agredidos en partido suspendido entre Capurro y Deportivo Paysandú

El hecho ocurrió en la previa de uno de los cruces de playoffs que buscaba definir a un semifinalista, aunque el partido no empezó por problemas en el tablero electrónico.

Compartir esta noticia
Pelotas de básquetbol.
Pelotas de básquetbol.
Foto: Estefanía Leal.

Redacción El País
La previa del partido suspendido entre Capurro y Deportivo Paysandú por los playoffs de la Divisional Tercera de Ascenso (DTA) estuvo marcada por la violencia. La serie entre ambos equipos estaba 1-1 y el ganador del cruce avanzaría a semifinales, pero el juego no pudo disputarse por problemas de funcionamiento del tablero electrónico.

El trámite estaba fijado en la cancha de Capurro y solo estaban habilitadas para ingresar unas 10 personas del equipo visitante. Cuando estaban llegando al escenario, unas 30 personas identificadas como hinchas del local comenzaron a correr con vehemencia e irse por ambas puertas hacia afuera rumbo al encuentro con los que iban a entrar.

"Los seguridad de Capurro ven que vienen ellos y salen como para un lado a frenar a su gente, pero cuando miran para el otro lado también venían, y ahí empiezan a volarnos piedras. Te soy honesto, en el momento no vi tiros ni los escuché. Empezaron a venir piedras, mucha gente y tratamos de correr para adentro de la cancha. Ahí no sé qué pasó afuera, nos metimos para adentro y cerramos la puerta", le contó Tabaré Torrano, responsable del básquet de Deportivo Paysandú, a Ovación. El dirigente recibió un pedrazo en la frente y tiene seis puntos de sutura.

En este sentido Torrano contó cómo fue el momento en que lo agredieron: "Después había quedado gente afuera, entonces la abrimos de vuelta de nuevo para ver qué había pasado con el resto de la gente, y cuando lo hicimos nos llovieron muchas piedras. A mí me partieron la cabeza con una piedra, y con una bombarda nos tiraron de a medio metro. Estábamos en un rincón y nos explotaron arriba".

La situación generó caos en la cancha con gente llorando y corriendo en plena cancha. Además de Torrano, hubo otros heridos y un funcionario del club se descompensó. "Nunca vi una cosa igual, sinceramente pensé que se moría. La vi fea. Yo estaba con mucha sangre, pero no era lo importante en ese momento. Los jugadores le hicieron RSP, y el médico de Capurro con un desfribilador lo pudo traer hasta que llegó la ambulancia y se lo llevó", relató.

Según pudo saber Ovación la persona mencionada había sufrido un infarto, pero ya se encuentra fuera de peligro, aunque en observación. El tesorero del Paysa es otro de los agredidos: recibió una pedrada en la cabeza y le dieron cuatro puntos de sutura.

El dirigente de Deportivo Paysandú prosiguió: "Adentro de la cancha era un caos con gente llorando, después vino la Policía y ahí vi que había casquillos de bala en el piso, pero durante el problema no los escuché; había mucho ruido. Rompieron autos, varios, incluso de gente de Capurro". Según el Ministerio del Interior fueron dos camionetas las dañadas.

Por su parte, Pedro Xavier, director técnico del Paysa, confirmó la presencia de armas en diálogo con Último cuarto (radio Sport 890): "Había sangre marcada en el piso de la cancha. Ese no es el básquetbol en el que yo nací. Si se jugaba y nosotros ganábamos, ¿qué pasaba? Porque ahí había revólveres. Gente vieja de Capurro me venía a abrazar y me decía: ‘Perdoná, Pedro, vos jugaste acá’. Esto no es todo Capurro, pero pasó. Y fueron los de Capurro. Recibí abrazos de jugadores de Capurro que me dijeron que no sabían qué iba a pasar, pero que no jugaban más por Capurro”.

Ovación confirmó con fuentes del Ministerio del Interior la presencia de armas de fuego en los incidentes y aproximadamente 20 municiones 9x19 mm sobre el pavimento. A su vez, hubo un impacto de disparo de arma de fuego en la garita de la División 1 del Ejército.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

basquetbolbrand safety

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad