ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Vertido de desechos en el Río de la Plata


@|La solución que buscó la Argentina años atrás, de construir un sistema de colección de los residuos orgánicos y de industrias de Buenos Aires que abarca a 4.5 millones de personas, ha preocupado desde hace algún tiempo a conocedores del tema.

Un emisor subacuático de largas dimensiones- 12 kms. -y de un enorme grosor, depositará las aguas pretratadas- hay una planta prevista para ello- en el Río de la Plata y en aguas comunes de ambos países.

El problema radica en que el sistema de pretratamiento no es el de mejor desempeño y esto lo ha señalado en un documento el propio Banco Mundial, señalando que se ha desechado un sistema mejor y con mayor cobertura por su costo y por confiar en que la actuación del propio Río diluirá la potencial contaminación. Esto lo hemos analizado hace un tiempo ya con el Doctor Edison González Lapeyre y con el Embajador Juan E. Fischer, de excelente actuación en la CARP en el 2008. Uruguay aprobó con ligereza y premura la autorización en la CARP en el año 2009.

El Río de la Plata no se sabe si podrá cumplir con esa función depuradora del resultado diario e incesante del vertido proyectado. Si las bacterias E Coli por ejemplo, pasan el pretratamiento, si lo químicos envenenan las aguas o las comprometen perjudicando su calidad, es algo que se dejó librado a la etapa posterior a la obra, es decir, al hecho consumado.

Estamos solicitando la atención de las actuales autoridades uruguayas para que requieran:

-Un análisis de impacto ambiental independiente sobre la calidad de las aguas y en general de las consecuencias de su puesta en marcha. No solamente un estudio de la empresa que construye la obra.

-Si de ese estudio surgieran evidencias o dudas razonables debería pedirse al país hermano que modifique el pretratamiento y lo haga de manera que nos asegure que nuestro país no será perjudicado por esa obra que consideramos necesaria y que debe hacerse con todas las garantías. Tenemos entendido que el proyecto original que nuestro país aprobó sin condiciones en el año 2009, ha sufrido muchos cambios y nunca se solicitó información sobre la marcha de la mega obra. Eso fue y sigue siendo algo inexplicable por parte de los responsables de Uruguay.

-Hemos visto que en el año 2019 se han concedido todo tipo de facilidades en materia de intercambio de información y de construcción incluso de un laboratorio común entre Uruguay y Argentina para medir la contaminación del Río Uruguay ante la preocupación de Argentina.

Pedimos lo mismo para este caso y con el agregado de que si fuera necesario, habría que modificar el sistema de pretratamiento; una obra en la que el Banco Mundial aportó 840 millones de dólares y luego el 5 de setiembre del 2019, reforzó con 250 millones de dólares más.

No es conveniente esperar que la obra termine para evaluar el resultado; será imposible parar el daño si es que se produce. Sería una enorme responsabilidad para los organismos del gobierno de Uruguay si apareciera contaminación que podría haberse prevenido.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas