Publicidad

Un robo enmascarado

Compartir esta noticia

Parece que en el Frente Amplio se han puesto nerviosos con la movida del Pit-Cnt de convocar a un plebiscito contra la reforma de la Seguridad Social. Y no es para menos, cualquier persona con un poco de sentido común sabe lo disparatado de la propuesta de la central obrera y la inviabilidad de la misma para el caso que la consulta popular prosperara primero y saliera favorable a sus intereses después.

El presidente del Pit-Cnt, Marcelo Abdala volvió a hablar del tema el jueves último. Luego de presentar la papeleta ante la Corte Electoral, sostuvo que el proyecto aspira a llevar la edad jubilatoria a “60 años, sin el lucro financiero de las AFAP y es absolutamente igualitario”.

La propuesta de la central obrera elimina las AFAP y se apropia de los ahorros jubilatorios de alrededor de 1.500.000 trabajadores, que pasarían a ser manejados por el BPS y un fi-deicomiso que se crearía especialmente.

Algo muy parecido hizo en 2008 Cristina Fernández de Kirchner cuando, sin previo aviso, eliminó las llamadas Administradoras de Fondos de Jubilación y Pensión (AFJP) y dispuso que el dinero depositado en ellas pasara a la estatal Anses. Fue un robo que afectó a millones de argentinos. Solo este antecedente sería argumento suficiente para hacer naufragar el planteo del Pit-Cnt.

Los sectores seregnistas del Frente Amplio que encabezan Mario Bergara y Danilo Astori, emitieron una declaración, en las últimas horas, en la que señalaron “profundas diferencias” con la central de trabajadores. Sostienen que de prosperar la iniciativa: “Generará consecuencias negativas para la justicia intergeneracional en perjuicio de los más jóvenes y la solvencia del sistema en su conjunto”, y añadieron que “la propuesta a consideración no atiende los desafíos pendientes de la seguridad social y agrava los existentes”.

La postura de los economistas está en sintonía con la expresada el fin de semana último por la Vertiente Artiguista y anteriormente por el MPP.

En pocas semanas se lanzará la campaña de recolección de firmas, que, como es habitual, será una nueva ocasión para que el Pit-Cnt hagan gárgaras con las mentiras que suelen vociferar a los cuatro vientos.

Cabe preguntarse qué harán los precandidatos a la presidencia de la República por el FA.

Bergara ya se pronunció. Yamandú Orsi sostuvo semanas atrás que: “Desde el punto de vista personal no estoy convencido, no estoy de acuerdo con introducir un plebiscito de este tipo”. No obstante, añadió: “Nos someteremos a lo que el Frente Amplio resuelva”.

Por su parte, Carolina Cosse opinó: que hay “unanimidad” en que la reforma de la seguridad social es perjudicial para el país y debe ser modificada, y sostuvo que el “cómo” abordar esta reforma es una cuestión táctica y que, por ello, “no hay que apurarse”.

No importa si lo que se plantea es bueno o terrible para el país, lo que interesa es la táctica que mejor sirva para llegar al gobierno nacional.

Si uno evaluara el tema haciendo exclusivamente cálculos electorales, para la Coalición Republicana sería mejor que la propuesta del Pit-Cnt se plebiscitara. ¿Acaso el millón y medio de uruguayos, cuyos ahorros previsionales, están depositados en las AFAP, votarían para que se los robaran?

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

premium

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad