Publicidad

Casavalle y Kennedy

Compartir esta noticia

En recientes declaraciones públicas la directora ejecutiva de la encuestadora Cifra -Mariana Pomiés- en relación con la próxima campaña electoral ha tocado temas varios, entre los que revista el impositivo (El País, 18/02/24). Notoriamente el gobierno nacional ha sorteado enormes dificultades desde su asunción el 1º de marzo de 2020. Que exigieron apelar a reservas del tesoro nacional para atender urgencias varias sin agregar un solo gravamen más. Entre lo más gravitante destaca la situación inesperada -debida a la pandemia- de decenas de miles de personas súbitamente desempleadas y afectadas por el cierre total o temporario de las fuentes de trabajo en que se desempeñaban. Estos y otros muchos requerimientos asociados de emergencia -como la asistencia sanitaria y la importación de vacunas- fueron atendidos, sin descargar más impuestos sobre la población.

La analista ha dicho que este es un tema -poner más impuestos- que: “…Hace unos años era el cuco”, agregando que a quien anunciara mayor tributación no lo votaban. Y que ahora no sería tan así porque “…la gente ha ido aprendiendo que todos en algún momento van a aumentar los impuestos…” Esta generalización por lo expresado precedentemente no corresponde. Porque la actual administración nacional no solo no ha puesto más impuestos sino que en algún caso les ha rebajado y si no pudo ir a más allá fue porque al Covid se agregaron otras dificultades siendo la última ocurrencia una depredadora sequía.

Junto con la cobertura de la seguridad social los estados atienden políticas sociales, sobre educación, salud y vivienda respecto de los sectores más débiles de la sociedad. En este aspecto durante los pasados 15 años de gobierno nacional frenteamplista junto con la crisis de la educación pública, no se dio a extendidas necesidades básicas insatisfechas y asentamientos urbanos la atención que exigen. Tarea que con prolijidad en el manejo de la hacienda pública ha sido encarada actualmente. Fui hace poco acompañando a gente amiga a la inauguración del Hospital del Cerro. Una instalación importante y transformadora, que acerca muchas soluciones -incluidas cirugías- al extendido vecindario, más varias ambulancias para traslados que no existían. El Frente Amplio no solo no acompañó la jornada, lanzando críticas infundadas a la realización, sino que algunas decenas de personas, identificadas como tupamaros, formaron entonces coros agresivos y usaron elementos de percusión atronadores para perjudicar un acto que cerraba con la palabra del presidente de la República.

Ahora acaba de inaugurarse un centro de políticas sociales en Casavalle, Montevideo, con 16 instituciones del Estado instaladas para atender a una población numerosa y humilde. Invitadas las autoridades del Frente Amplio a participar del hecho, no lo hicieron. Al cerrar esta columna está por inaugurarse en Maldonado, a impulso de la Intendencia de Maldonado y su titular Enrique Antía, el primer realojo para 375 familias del histórico barrio Kennedy. Conocido históricamente por su nutrida población, sus carencias y estímulos al malvivir y el delito. Sus viviendas precarias quedarán sustituidas por un ordenado barrio nuevo, con infraestructura para impulsar la superación en la vida de los compatriotas allí residentes. Seguramente los frentistas faltarán...

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

premium

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad