Publicidad

Mar Mediterráneo

Trabajadores de rescate recogieron a 1.164 personas del botes de goma y de madera en el mar Mediterráneo en medio de fuertes tormentas eléctricas el domingo y recuperaron seis cuerpos durante las operaciones, dijeron servicios de emergencia. La guardia costera italiana y barcos de la marina, una embarcación de la misión anticontrabando de la Unión Europea y grupos privados de ayuda rescataron a las personas de siete botes en el Mediterráneo. No se dieron detalles sobre los seis muertos hallados. Médicos Sin Fronteras (MSF), uno de los grupos humanitarios que participaron el domingo en los rescates, se refirió al clima en Twitter: "Llovió a cántaros durante los rescates de hoy. El invierno en el Mediterráneo es más que desalentador". La mayoría de las 4.715 muertes en el Mediterráneo registradas por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) en lo que va del año ocurrieron en el camino a Italia desde Libia, donde los traficantes de personas han aprovechado la anarquía para sus negocios. Un inmigrante dijo a la tripulación del Aquarius, un barco de rescate del grupo humanitario SOS Mediterranee, que lo que quería era ir al aeropuerto de Trípoli para tomar un vuelo de vuelta a su hogar en Bangladés pero que intentar llegar a la capital libia "era más peligroso que subirme a este bote de madera e intentar cruzar a Europa". Alcaldes de diferentes ciudades de Europa acordaron el fin de semana en el Vaticano crear una red de regidores "capaces de construir ciudades acogedoras, refugios, que sepan organizar corredores humanitarios seguros y regulares, reconocidos por la comunidad internacional". Así lo manifestaron en una declaración conjunta los alcaldes de distintas ciudades europeas que se han reunido durante dos días en una cumbre que ha estado organizada por la Academia Pontificia de Ciencias Sociales y que analizó el drama de los refugiados. MAR MEDITERRÁNEO
Al menos cuatro personas murieron y un centenar desaparecieron en el naufragio ayer martes de un bote neumático frente a las costas de Libia, indicó la ONG Jugend Rettet, que hasta ahora sólo localizó a 23 supervivientes. El lunes un carguero que acudió al rescate de otro bote similar tras un naufragio sólo pudo rescatar a 15 personas. Los traficantes suelen llevar en este tipo de barcos a entre 120 y 140 personas. Desde el sábado, los guardacostas italianos han socorrido a más de 2.600 migrantes frente a las costas de Libia, un importante ritmo de salidas al mar a pesar del mal tiempo. "Un bote neumático naufragó. Los 23 supervivientes están en el petrolero Maersk Erin. Un centenar de personas están desaparecidas. Los equipos [de rescate] buscan a supervivientes en el agua y han encontrado cadáveres", dijo en Twitter la ONG alemana Jugend Rettet. "Estábamos demasiado lejos, no pudimos ayudarles. Las condiciones marítimas son terribles", explicó por su parte la ONG Rainbow for Africa, que tiene un equipo médico a bordo del Iuventa, el barco de Jugend Rettet. Los supervivientes fueron luego a otro barco, el Aquarius, de SOS Méditerranée y Médicos Sin Fronteras. "Nuestro barco naufragó esta mañana. Éramos 122 a bordo, no había niños menores de 15 años pero había 10 mujeres que viajaban con nosotros y sólo una sobrevivió", explicó un guineano según las palabras reproducidas por un portavoz de SOS Méditerranée. "Esperamos en el agua, agarrándonos a todo lo que flotaba, pero la mayoría de la gente se hundió, incluido mi hermano pequeño que tenía 15 años", relató. HAY 100 DESAPARECIDOS

Publicidad