Publicidad

José López

En total fueron 11 llamadas esa noche. Por los cruces telefónicos, la Justicia busca comprobar la complicidad con el ex funcionario, de su mujer y las religiosas. Las monjas del convento de General Rodríguez no sólo tuvieron contacto con José López durante la noche en que el ex funcionario kirchnerista fue capturado in fraganti con casi US$ 9 millones. También hablaron con la esposa del ex secretario de Obras Públicas, María Amalia Díaz.
El fiscal de la causa exigió que se tome declaración indagatoria a Celia Aparicio, una de las religiosas del convento ubicado en General Rodríguez. El más que elocuente video de las monjas del convento de General Rodríguez ayudando al exfuncionario kirchnerista José López a guardar bolsos con dinero, la madrugada en que fue capturado con US$ 9 millones, motivó a la Justicia a citar a una de las religiosas.
Al Frente Amplio le cuesta reconocer la corrupción que embadurna a sus compañeros de ruta en Argentina.Tanto le cuesta que algunos de sus dirigentes la minimizan como si los gobernantes “kirchneristas” integraran un santoral traicionado apenas por unos pocos corruptos desviados. Al Frente Amplio le cuesta reconocer la corrupción que embadurna a sus compañeros de ruta en Argentina. Tanto le cuesta que algunos de sus dirigentes la minimizan como si los gobernantes “kirchneristas” integraran un santoral traicionado apenas por unos pocos corruptos desviados. Observemos la reciente intervención del diputado socialista uruguayo Gonzalo Civila en un foro organizado en Buenos Aires por los socialistas argentinos. Allí Civila acometió contra “algunos mafiosos” denunciados por sus prácticas corruptas. En la misma línea, el exministro argentino de Economía, Axel Kicillof, habló de “un vivo, un corrupto”, como si la corrupción rampante en los gobiernos “K” se redujera a unos pocos casos, o mejor aun, a uno solo, el de José López ocultando bolsas de dólares en un convento de monjas.

Publicidad