INN CONTENT PARA FACULTA DE CIENCIAS AGRARIAS DE LA UDE

Pasión por formar a los profesionales del campo uruguayo

La Facultad de Ciencias Agrarias de la UDE apuesta a la capacitación con foco en la gestión empresarial

Sede de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UDE.
Sede de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UDE.

Nuestra pasión por la educación agropecuaria está en nuestro origen hace 45 años, y se mantiene hasta hoy. Ese es un gran valor, muy difícil de encontrar en otras propuestas», remarcó Verónica Bertucci, decana de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad de la Empresa (UDE). A lo largo de esta trayectoria, la facultad ha puesto foco en el crecimiento y la actualización permanente de su propuesta. Esa apuesta se traduce en «nuestro mayor orgullo y lo que nos hace ser lo que somos, nuestros queridos egresados, que por miles están dispersos en todo el país», resaltó Bertucci.

La infraestructura exclusiva y la organización con que cuenta la facultad son un aspecto diferencial de la institución. Laboratorios de Botánica, Química, Bioquímica, Microbiología, Entomología, Fitopatología y Biotecnología, animales e insumos crean el entorno idóneo para las instancias prácticas que complementan las clases teóricas.

Desde 2012, la facultad desarrolla su actividad en un campus en Montevideo de casi una hectárea, con un edificio principal y un anexo con más de 3.500 metros cuadrados. Allí tiene laboratorios, invernáculo, biblioteca y espacios para albergar a 800 estudiantes. Además, cuenta con un campo experimental en Canelones para el desarrollo de las clases prácticas, trabajos de investigación y actividades de extensión.

El equipo docente, integrado por 80 profesionales con experiencia académica y empresarial, brinda una atención personalizada que genera un conocimiento profundo de cada estudiante, afirmó Bertucci.

Ese acompañamiento se ha mantenido incluso a distancia. Debido a la pandemia, algunas carreras se están dictando en régimen semipresencial. Las clases teóricas se realizan a través de Zoom con el apoyo de la plataforma Moodle, mientras que las clases prácticas, giras de estudio, talleres, pruebas y exámenes se realizan en forma presencial.

«Esta modalidad ha permitido que muchos jóvenes que viven en el interior del país no tengan que radicarse en Montevideo, con todo lo que eso implica. Simplemente con viajar uno o dos días cada dos o tres semanas pueden completar sus estudios formales», explicó Bertucci.

Historias de éxito

La variedad de conocimientos que abarca la facultad es «muy difícil de lograr por otra institución», destacó la decana al referirse a los posgrados, carreras de grado, carreras técnicas, cursos a distancia, seminarios y charlas que ofrecen.

Actualmente, la institución tiene cuatro cursos de posgrados, dos carreras universitarias, una terciaria, y cinco carreras técnicas. La demanda obligó a especializaciones del sector, que van desde Técnico Forestal hasta Técnico en Ciencias Veterinarias.

Bertucci señaló el énfasis que la facultad ha puesto desde el inicio en la gestión de los predios agropecuarios con una visión empresarial. «La primera carrera, Técnico Agropecuario incluía asignaturas como Administración Rural, Economía Agraria y Legislación Rural, marcando un diferencial para esa época», recordó.

A fines de los 80 se creó la carrera de nivel terciario, Técnico en Administración Rural. Fue la base para la Licenciatura en Gestión Agropecuaria que se presentó en 1996 como parte del proyecto de la UDE y dio lugar a la creación de la facultad. La apertura de la carrera de Ingeniero Agrónomo, en 2010, marcó otro hito.

A través de ese camino, la facultad tiene más de 1.500 egresados trabajando en Uruguay y el exterior.

Bertucci sostuvo que la demanda de trabajo del sector agropecuario «ha evolucionado mucho en los últimos 15 años» aunque se ha estabilizado. La aplicación de tecnología no ha disminuido las fuentes laborales sino que las ha transformado.

«Tenemos miles de egresados, con cientos de historias de éxito. La experiencia nos indica que en plazos razonables la gran mayoría de nuestros titulados se insertan laboralmente», aseguró Bertucci. «Con la formación académica que entregamos, sumado a una actitud proactiva, es ciertamente posible desarrollarse y hacer carrera dentro del sector agropecuario», remató.

Una historia de 45 años

La facultad surge de la evolución del Instituto Técnico de Ciencias Agrarias (ITCA), creado en 1976. Por entonces, existía una «gran demanda insatisfecha» en formación agropecuaria. Personas del sector, estudiantes y profesores de otras áreas, no encontraban cómo satisfacer esa inquietud, dijo Bertucci. El ITCA nació con una «carrera técnica de calidad para cubrir esa necesidad», dictada por docentes con formación académica y experiencia de trabajo, cerró.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados