Publicidad

Tres consejos inútiles a detectar en el mundo financiero cuando caen los mercados

Recomendaciones para saber detectar y descartar sugerencias que perjudican a inversores cuando caen los mercados.

Compartir esta noticia
 caida de las bolsas 20040806 200x240
AFP

NICOLÁS LIVITNOFF/LA NACIÓN

¿Por qué dedicar tiempo a conocer tres recomendaciones que suelen leerse o escucharse en tiempos de derrumbes bursátiles y que, en realidad, no sirven para nada? Para que, cuando en tu vida inversora te topes con ellas, sepas descartarlas y no pierdas tiempo analizándolas o, peor aún, malgastes dinero por obedecerlas creyendo ciegamente en quien las invoca.

Hoy seleccionamos tres de las más escuchadas en el mundo de las finanzas, donde abundan los supuestos asesores más preocupados por ganar dinero a costa de sus clientes que en trabajar a favor de su educación y bienestar económico.

Primer consejo inútil: “Vos comprá, ¡es demasiado grande para caer!”.

La idea de que algo es “demasiado grande para caer” refiere a los momentos en que hay grandes empresas con problemas de insolvencia y que son consideradas tan importantes para un sector de la industria que, si quebraran, dañarían gravemente a toda la economía, por lo que finalmente el Estado o los reguladores saldrán al rescate para mantener la estabilidad general.

“Too big to fall” repiten en Estados Unidos, Inglaterra y otros países anglosajones frente a estas situaciones críticas, donde serán los tenedores de acciones y los acreedores quienes terminen pagando los platos rotos, si es que el pronóstico optimista de los expertos no se cumple.

Seguir esta máxima puede hacer que un pequeño inversor como vos o yo compre acciones de una compañía grande en tamaño, pero con un salvavidas de plomo que la llevará al fondo del mar en la primera tormenta.

De hecho, existen muchísimos ejemplos en la historia económica moderna que demuestran cómo esos naufragios ocurren y no son precisamente los asesores quienes sufren las consecuencias. (Ver aparte).

El segundo consejo inútil: “Nunca agarres un cuchillo que cae porque te podés cortar…”

Mejor dejalo que caiga y tomalo en el piso, completaría la máxima. Esta metáfora suele utilizarse en el mercado para desaconsejar la compra de acciones o bonos que están bajando fuerte de precio y esperar que dejen de perder valor para invertir.

El problema es que no suena ninguna campana cuando los activos llegan al piso de sus cotizaciones y nadie nos va a anunciar con certeza absoluta que lo peor ya pasó.

Para colmo, los rebotes suelen ser muy violentos. Salvo en los casos donde se dan figuras técnicas de piso redondeado, es raro ver que una acción deja de caer, se tranquiliza, da un buen tiempo para analizarla favorablemente y luego comienza a recorrer con calma un camino alcista.

Por ello, si bien la frase tiene buenas intenciones (evitar que los inversores pierdan dinero al comprar una acción en plena caída de precio), termina resultando inservible porque el suelo es un concepto que no se ve con claridad y que suele estar bastante más arriba o muy por debajo de donde se imagina.

Asimismo, muchos especialistas o asesores financieros optan por repetir esta máxima sin analizar cada caso y, en su lugar, recomiendan otras inversiones que vienen mostrando un buen desempeño, de modo que nadie se anime a cuestionarlos.

Son aquellos que terminan dejando pasar los precios de ganga en las malas y aconsejando comprar activos a valores históricos elevados, con menos recorrido a futuro.

Tercer consejo inútil: “Si rebota más del 20% desde mínimos, se terminó el mercado bajista”.

Popularizada en los medios por los analistas técnicos (quienes basa sus inversión en el análisis del gráfico y los indicadores y osciladores estadísticos de un determinado activo), esta máxima sostiene que si una cotización subió más del 20% desde el valor mínimo alcanzado previamente, significa que el ciclo bajista del mercado concluyó y que comenzó un nuevo período alcista.

Muchos inversores amateurs, al leerla por primera vez, cometen el error de salir a comprar acciones o ETFs de índices que hayan rebotado más del 20% desde sus mínimos, para subirse al nuevo tren alcista que puede no ser tal.

Es la típica “trampa de toros” (el toro identifica a los alcistas porque ataca de abajo hacia arriba y el oso a los bajistas), que ocurre cuando los precios rebotan fuerte desde mínimos, pero luego, de la nada y en forma súbita, vuelven a revertir esa tendencia y caen en la búsqueda de nuevos mínimos.

La columna de hoy también apunta a evitar que los inversores y las inversoras con poca o nula experiencia cometan errores de esos que suelen costar mucho dinero.

Al final del día, lo mejor es adentrarse en el mundo apasionante de las finanzas e invertir con fundamentos propios, en lugar de dejarse llevar por frases vacías e inexactas.

Un ejemplo. El ETF Invesco QQQ Trust (símbolo QQQ), que replica al índice de acciones tecnológicas Nasdaq 100, alcanzó el 16 de junio del año pasado un valor mínimo de US$ 269,28, para rebotar hasta los 334,42 dos meses después, el 16 de agosto del mismo año, lo cual representa un 24% de recuperación.

Según la máxima en estudio, con tamaña suba el mercado bajista estaría finiquitado, pero la realidad fue para el otro lado: de los US$ 334,42, el QQQ descendió hasta el nuevo mínimo de 254,26.

Presupuesto, aprender a decir "no" y asesorarse

Como la salud física, las relaciones personales y el trabajo influyen en el ánimo de la persona, el estrés financiero es otro de los factores que uno debe cuidar para sentirse pleno.

Aquellas personas que sienten que no están manejando bien su dinero pueden sentirse avergonzadas o, incluso, perder la confianza en sí mismos. Por otro lado, aquellos que están en control de sus finanzas pueden sentirse más seguros y tener una mayor sensación de logro.

Dentro de las claves para cuidarse del estrés financiero se encuentran la creación de un presupuesto, como se mencionó previamente y el ahorro o creación de un fondo de emergencia.

Por otra parte, una clave importante es aprender a decir “no” a los gastos innecesarios. El estrés puede llevar a buscar placer en el consumo, por lo que se debe tener consciencia de sus limitaciones financieras, si uno se encuentra en una situación difícil. Puede ser difícil al principio, pero es importante recordar que su salud financiera es más importante que los gastos a corto plazo.

Además, si se está luchando con el estrés financiero, no hay que tener miedo de buscar ayuda. Tanto el asesoramiento financiero profesional o hablar con alguien de confianza, pueden ser un gran paso.

La quiebra de ftx en 2022 provocó gran daño

Era el segundo exchange de criptomonedas más grande del mundo, después de Binance. Cuando comenzaron los rumores de insolvencia, en octubre del año pasado, muchos participantes del criptomercado no daban crédito a las noticias e insistían con el “demasiado grande para caer”. Con un valor de mercado de más de US$ 40.000 millones, se pensaba que en el peor de los casos alguien ayudaría a evitar la debacle. Casi aciertan: el propio Binance amagó con comprarlo, pero rápidamente desistió del intento cuando vio el desastre contable que FTX tenía en sus balances. Final de la historia: declaró la quiebra, dejó un tendal de inversores damnificados y causó un gran daño al mercado.

El icónico caso de Lehman Brothers

Uno de los casos más icónicos, que marcó un antes y un después en el mundo financiero fue el de Lehman Brothers en el año 2008. Antes de declarar la quiebra, era el cuarto banco de inversión más grande de Estados Unidos y manejaba más de US$ 680.000 millones en activos. Cuando comenzaron los ataques especulativos contra sus acciones, la idea de que era “demasiado grande para caer” llevó a muchas personas a invertir en el banco para ganar con el rebote de los papeles cuando llegase el rescate gubernamental, pero este nunca ocurrió. El 15 de septiembre de 2008 el banco se declaró en quiebra y la imagen de sus empleados abandonando las oficinas con cajas de cartón repletas con sus pertenencias recorrieron el mundo hasta convertirse en icono de la crisis de las hipotecas subprime.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

Finanzas de Bolsilloinversiones

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad