EVALUACIÓN

¿Cuál es la situación de los bancos uruguayos? Esto dijo la calificadora Moody's

La agencia evaluó la situación del sistema bancario uruguayo y dijo qué se espera para los próximos meses. 

Moody's. Foto: AFP
Moody's. Foto: AFP

La agencia de calificación de riesgos Moody's mantuvo la perspectiva estable del sistema bancario de Uruguay. Realizó la misma evaluación para Argentina, Brasil, Colombia, Panamá, Paraguay, Perú, mientras que elevó a estable a Centroamérica y el Caribe y a Chile. 

En el caso de Uruguay, la empresa indicó que, en los próximos meses, las operaciones bancarias "estarán respaldadas por un crecimiento económico sostenido con la implementación de una agenda de reformas" del gobierno "para abordar los desequilibrios estructurales", como los "bajos niveles de inversión y la rigidez del gasto".

También señaló que la "confianza de las empresas y los consumidores mejorará de manera gradual en relación con 2021, a pesar de que la inflación aún es alta en el país".

Asimismo, entiende que la "rentabilidad de los bancos se beneficiará del crecimiento de los préstamos", tanto de consumidores como de empresas, y de las "tasas de préstamo más altas". 

Además, esperan que el "peso continúe depreciándose en 2022, aunque con menor intensidad que en el período 2017-20, lo que resultará en ganancias para los bancos por la tenencia de activos denominados en dólares".

Aunque se aguarda un aumento gradual de la cantidad de los préstamos problemáticos, "los riesgos de los activos seguirán contenidos gracias a la sólida cobertura de reservas de los bancos y las sólidas reservas de capital".

"La liquidez seguirá siendo amplia, particularmente porque los bancos continúan manteniendo grandes posiciones de inversiones denominadas en dólares", agregó. 

Por otra parte, consideran que hay una "alta disposición de apoyo del gobierno a los dos bancos controlados por el Estado", que son el Banco República y el Banco Hipotecario del Uruguay. Sin embargo, "dado el nivel intrínsecamente alto de dolarización, esperan que el "apoyo solo llegue a las instituciones respaldadas por el gobierno debido al papel limitado del banco central como prestamista de última instancia, a pesar de la existencia de grandes reservas internacionales y el tamaño relativamente pequeño" del país. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error