ESTRATEGIA REGIONAL

Los posibles interesados para asociarse con Ancap en el negocio del portland

La compañía detalló los pasos a seguir en su objetivo de aliarse con un privado para reflotar el negocio del pórtland; jerarcas se reúnen este miércoles con Fancap y el intendente de Paysandú.

La actividad de la división Cemento de Ancap es una de las que más ha colaborado a deteriorar los números de la empresa. Foto: Archivo El País.
Planta cementera de Ancap. Foto: Archivo El País

El anuncio que realizó el pasado jueves el presidente Luis Lacalle Pou, sobre la intención del gobierno de que Ancap busque un asociado privado para reflotar el negocio del pórtland y de la cal -rubros que dan pérdidas de entre US$ 8 y US$ 10 millones desde hace 20 años y que en el primer semestre de este año se registró un déficit de US$ 1,1 millones-, generó agitación en el mercado de las cementeras y también en la Federación Ancap.

Según indicó a El País el vicepresidente de Ancap, Diego Durand, el Directorio decidió ayer por cuatro votos contra uno (solo se opuso el representante del Frente Amplio, Vicente Iglesias) la propuesta de avanzar en un plan para la incorporación de un socio privado.

Tras la reunión, la empresa estatal concluyó a través de un comunicado que “no se puede asegurar la sustentabilidad del negocio sin tomar decisiones importantes” y afirmó que “la línea de acción más conveniente” es “la llegada de un socio que permita defender la participación de mercado en Uruguay y disponer de condiciones competitivas para la exportación a escala económicamente atractiva”.

El presidente de Ancap, Alejandro Stipanicic explicó a El País que el Directorio encargó al área jurídica una propuesta de procedimiento especial de contratación y que en cuanto tengan ese informe comenzará la ronda de consultas e intercambio con las empresas interesadas en sumarse al negocio del pórtland, que representa aproximadamente el 38% del mercado y que comercializa bajo la marca Cementos del Plata.

La modalidad de contratación será una licitación pública pero según Stipanicic tendrá “algún condimento”. En este sentido, explicó que irán por un “procedimiento especial de contratación” que terminará en una licitación, la cual podrá ser “más abierta o menos”, dado que cabe la posibilidad de que Ancap establezca como requisito que los oferentes se registren previamente, “para evitar que no aparezca ningún fantasma a último momento y nos complique el proceso licitatorio. Que sean empresas en serio”.

La ronda de intercambio con las compañías interesadas será un ámbito en el que “los oferentes puedan presentar sus propuestas, hacer un data room, evacuar consultas y donde podamos recoger aspectos que puedan generar mayor atracción para el negocio”, explicó el presidente. El objetivo del ente es avanzar “cuanto antes” para poder habilitar la visita de los interesados privados a las plantas de pórtland que Ancap tiene en Minas y Paysandú, en respuesta a un pedido de los privados.

La asociación entre una empresa privada y Ancap es por todo el negocio del pórtland y la cal. Incluirá la utilización de reservas y las plantas existentes (que producen 300.000 toneladas al año), como así también el uso de la marca Ancap en el mercado local e internacional.

En relación a cómo será el modelo de asociación y si habrá margen para negociar, Stipanicic indicó que “Ancap no va a ir con una propuesta puntual” aunque sí destacó que hay “un plan conceptual medio cerrado sobre lo que queremos ofrecer”.

Interesados

Al momento hay cinco compañías interesadas en el negocio. Una fuente del gobierno indicó a El País que Cementos Artigas es una de ellas. Esta empresa tiene como socios a Votorantim, una de las diez empresas más grandes del mundo en la fabricación de cemento y también al Grupo Molins de capitales brasileños. El País contactó a la empresa, desde donde no afirmaron ni negaron su interés. Según pudo saber El País, Cielo Azul -compañía del grupo inversor brasileño que recién inauguró su nueva planta en Treinta y Tres- también estaría interesada en una eventual asociación con Ancap.

Sobre los interesados, Stipanicic dijo que “para hacer inversiones ellos tienen que tener más mercado, entonces la clave es que vengan al mercado uruguayo como catapulta o complemento al mercado argentino y brasileño”. En ese sentido, mencionó como posibles interesados también a Cementos Holcim y Loma Negra (hoy ya es socio de Ancap porque tiene el 0,01% de la participación de Cementos del Plata).

“El encaje estratégico lo tiene que dar alguien que tenga intereses en la región. Quizás no directamente Cementos Artigas pero sí sus socios. Acá el tema es Brasil y Argentina porque si no la capacidad de producción que hay en Uruguay excede la demanda y no tiene sentido competir acá. Esto son intereses y objetivos regionales”, afirmó Stipanicic.

Sindicato rechaza plan y hoy se reúnen

El presidente de Ancap, Alejandro Stipanicic viajará esta mañana a la planta de Paysandú para reunirse con los trabajadores de Federación Ancap (Fancap) y luego tendrá una reunión con el intendente del departamento, Nicolás Olivera. Según indicó el presidente de la compañía estatal, el objetivo de ambas instancias es explicar el modelo de asociación pensado para el negocio del pórtland y hacer oficial la intención de la compañía de buscar un socio privado.

Desde Fancap rechazan el plan y cuestionan la intención del gobierno. En diálogo con El País, el presidente del sindicato, Gerardo Rodríguez afirmó que el viernes habrá consejo federal para tratar el tema dado que la propuesta de buscar un socio privado para el negocio “es una entrega del patrimonio nacional” y manifestó que “el objetivo detrás de esto es la materia prima”. Según Rodríguez, Uruguay tiene unos US$ 10.000 millones de valor en piedra caliza “Si el privado puede venir y comprarle la piedra de por vida a Ancap y todavía le deja un margen de ganancia ¿por qué no lo hace Ancap? Le debería dejar más”, cuestionó el presidente.

Sin embargo, desde la compañía estatal Durand y Stipanicic afirmaron que no hay dinero para realizar más inversiones.

“No es que no haya dinero, es que hay una prioridad política de subsidiar a los sectores agroexportadores, las clases dominantes y no invertir en la producción”, sentenció Rodríguez.

Lo que más preocupa al gobierno es que la asociación con un privado, contemple el cuidado de las fuentes laborales que hoy tiene Ancap. Así lo afirmó el pasado jueves el presidente uruguayo y también lo ratificó Stipanicic.

Según el presidente de Ancap, en el proceso licitatorio se buscará “incentivar a que el privado contrate a la mayor cantidad de gente posible de las plantas” de producción de pórtland. Además, se priorizará a las empresas que “tengan el compromiso de mantener la actividad industrial porque así nos aseguramos que va a haber demanda de fuentes de trabajo, sino no hay trato”, afirmó.

Desde Fancap dudan que los puestos laborales se mantengan. Es como la promesa de que iban a rebajar los combustibles”, ironizó Rodríguez.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados