Publicidad

Para una de las mujeres más influyentes del mundo, “América Latina está mejor que el mundo desarrollado”

“Como banco, apuntamos a convertirnos en una plataforma global y abierta” y “los rivales del (Banco) Santander también son Apple, Nubank y Paypal”, apuntó Ana Botín, la presidenta de esa institución.

Compartir esta noticia
Nueva presidenta de Banco Santander - Ana Patricia Botin
Ana Patricia Botin, presidenta de Banco Santander.
Foto: AFP

Desde Madrid
Considerada una de las mujeres más influyentes del mundo, Ana Botín, presidenta de Banco Santander, sostuvo que luego de la crisis originada en la pandemia, “América Latina ha cambiado para mejor”.

Botín preside el Santander desde hace nueve años; es hija y nieta de hombres que también ocuparon ese sillón. Previamente, sobre principios de los años 90, encabezó la expansión del banco español hacia América Latina, donde en la actualidad está presente en siete países. “Conozco Latinoamérica, por eso puedo hablar sobre el muy buen momento actual”, afirmó.

En la inauguración del XX Encuentro Santander-América Latina, en Madrid, la ejecutiva explicó ante un grupo de periodistas latinoamericanos -entre ellos El País-, que, en términos relativos, la región, “se ve mejor que los desarrollados”. Añadió que en esta ocasión “la crisis viene de afuera” para América Latina, y que la región “está bien preparada” para afrontar los retos, indicó.

“Los datos lo dicen todo”, afirmó, al repasar los indicadores macro que reflejan “un buen momento” para América Latina: “los niveles de reservas internacionales y el mantenimiento de déficits de cuenta corriente moderados”, enumeró.

También advirtió que la región, “ha triplicado sus exportaciones” en los últimos 20 años y la llegada de inversión extranjera directa alcanzó niveles récords. “Para los próximos cuatro años, América Latina recibirá más inversión extranjera directa que Asia”, afirmó.

Añadió que observa en la región “bancos centrales suficientemente independientes, que han permitido tomar las medidas necesarias, por fuera de la política”, algo que los países latinoamericanos lo han hecho “muy por delante de Europa y Estados Unidos. A partir de todo esto, tenemos sistemas financieros muy sólidos, con adecuados niveles de capital y buena regulación y supervisión”.

Destacó el crecimiento por encima del 3% de Brasil y México para este año, al tiempo que señaló la mejora de la renta per cápita: “Seis países de la región superan los 15.000 euros de renta y otros tres, los 20.000 euros de Producto Interno Bruto per cápita”. Paralelamente, exceptuando a Argentina y Venezuela, la inflación promedio de la región no supera el 5%, “y a la baja”, subrayó.

Clave del futuro global

Botín ubicó las relaciones entre China y Estados Unidos, como “el principal desafío a nivel global”, advirtiendo que lo que pase allí “definirá lo que ocurra en el mundo”, en medio de una gran inestabilidad.

Para explicar la actual coyuntura, recordó que el mundo ha sufrido “dos choques de oferta globales consecutivos, que no suelen ocurrir casi nunca”, en alusión a la pandemia y la guerra en Ucrania. En ese escenario, “se configuró un período de inflación con poco crecimiento”.

De todos modos, Botín asegura que este año ha sido mejor de lo esperado, como consecuencia del ahorro acumulado durante la pandemia, “en base a las políticas fiscales” especialmente en Europa y Estados Unidos, así como una situación del mercado laboral que calificó como “muy atípica”, dadas las muy buenas tasas de empleo que se registran en un alto número de países. Por otra parte, los salarios se han mantenido y en algunos casos, evolucionado por delante de la inflación, “y eso termina de configurar un año que superó las expectativas”, reafirmó.

La ejecutiva de Santander destacó que los bancos centrales han estado muy comprometidos con el objetivo de inflación, en especial en América Latina, donde varios de ellos “han reaccionado 10 u 11 meses por delante de Europa y Estados Unidos”, dijo. “El gran desafío, en ese contexto, es que la política fiscal y la monetaria vayan de la mano”, subrayó. Y para ello, “a mediano plazo, lo que debemos lograr es desbloquear la inversión”.

Dado que el gran desafío es impulsar el crecimiento económico, se manifestó crítica de quienes abogan exclusivamente por un crecimiento verde. “Está muy bien el objetivo de crecer en forma sostenible, pero lo que precisamos, sobre todo, es crecer”, remarcó.

“Por ejemplo, Argentina para crecer necesita del gas, ¿Deberíamos dejarlo de lado porque no es verde?”, enfatizó. “Cada país y cada empresa tendrá su plan de transición”, añadió.

Botín insistió en que las oportunidades vendrán del ámbito digital y de la necesidad de recambio de la infraestructura energética en el mundo, “pero para crecer, las inversiones podrán ser verdes, o marrones, no es una cosa o la otra. No habrá una transición verde sin crecimiento”.

Por otra parte, sintetizó los problemas a largo plazo de la economía en tres aspectos: el declive de la economía de mercado, de la democracia y la globalización.

“La globalización como la conocimos va a cambiar, la democracia es necesario fortalecerla, y la economía de mercado debe reformarse”, puntualizó. Para ello, dijo que será necesario el consenso entre gobiernos, sector privado y academia, “pero también la opinión pública, sin ese apoyo es imposible”, remarcó.

En referencia a los cambios de la economía de mercado, sostuvo que la creación de valor “es diferente a lo que conocíamos y, por tanto, hay cosas que ajustar”.

Entre los cambios sugeridos, no dudó en ubicar los impuestos. “Antes, un automóvil se fabricaba en Alemania y se importaba a España; estaba claro de qué forma y en dónde se aplicaban los impuestos. Hoy, cuando hacemos búsquedas en Google o pagos a través de celular, ¿dónde se crea el valor? ¿En la sede de la plataforma que utilizamos, en nuestro país, en un tercero?, hay que pensarlo diferente”, ejemplificó, afirmando que los gobiernos “no lo están abordando como es debido”.

Competidores de la banca

Ante una consulta de El País a propósito de las tendencias hacia una desintermediación en las finanzas y el rol de la banca en ese escenario, Botín dijo que “debemos ir a una plataforma global y abierta de servicios financieros, ese es el futuro”.

“Los bancos estamos transformándonos, seguiremos siendo una pieza imprescindible, pero pensando en ese modelo -reafirmó- una plataforma única donde cada uno de ustedes puedan operar desde cualquier lugar del mundo y tener respuestas inmediatas”.

-Pero en ese mercado hay ya otros jugadores…

-Es cierto. Y nos encanta la competencia de las fintech, por ejemplo, y colaborar con ellas, lo que queremos es que las fintech, tengan las mismas normas que nosotros si hacen lo mismo que nosotros. Y que, si yo pago 50% o 30% de impuestos, como sucede en muchos países, que ellos paguen lo mismo, cosa que hoy no ocurre. Con iguales condiciones, compitamos, yo buscaré tener las mejores plataformas digitales, mejor que Apple, mejor que Nubank

-¿Esos son los competidores del banco?

-También lo son. Apple, Nubank, Paypal, eso es lo que tenemos por delante.

Además

La economía que “No existe”

La presidenta del Banco Santander de España, Ana Botín, se refirió en el encuentro con periodistas de América Latina sobre el cambio de la economía mundial.

“Hay que hacer reformas. La economía industrial ya no existe, ahora es una economía digital y es muy distinta. Los impuestos tienen que acompañar estas diferencias en la creación de valor. La pregunta ahora es dónde se crea el valor”, afirmó Botín.

Argentina: “Preocupa un poco más”

“Está claro que hacen falta políticas macro que sean consistentes, que ayuden a que el país tenga un mayor nivel de previsibilidad. No vamos a entrar en cuestiones políticas, siempre vamos a seguir trabajando con gobiernos elegidos democráticamente en todos los países en los que operamos, y así va a ser el caso de la Argentina”, dijo Botín sobre el vecino.

“En la Argentina tenemos un banco muy sólido, con un retorno del 20%. Me defino como una optimista que se preocupa mucho. El caso de Argentina me preocupa un poco más. Pero lo importante es la oportunidad, porque la Argentina es un país que tiene 8% de crédito sobre Producto Interno Bruto (PIB)”.

La presidenta del Santander citó como ejemplo a México, que tiene “cuentas públicas saneadas, que es esencial para todo lo demás”. Luego aclaró en referencia a la Argentina: “Eso no se consigue en un día, eso es una cuestión de tiempo. Por eso la consistencia es superimportante. Hay muchos caminos de llegar a Roma, yo no voy a decir cuál es el adecuado. ¿Cuánto tiempo está dispuesta a aguantar la gente? Todo tiene un costo y al final tienes que valorar que hay sectores que van a sufrir y otros que van a ganar. Esto es lo que permite que el país crezca. Y, si el país crece, las políticas sociales y todo lo demás son posibles. Si no hay crecimiento, no hay nada que distribuir. Entonces los desequilibrios hay que arreglarlos. Y no se puede tener al Banco Central siempre emitiendo para financiar déficits”.

Desde la primera fila del auditorio, Alejandro Butti, CEO de Santander Argentina, agregó que el país necesita un plan de estabilización. Y explicó: “Sin un plan de estabilización es muy difícil acomodar el resto de las variables. Ahora se abre un nuevo período, vamos a tener un nuevo presidente el 10 de diciembre”. (En base a La Nación / GDA)

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad