Publicidad

Los consejos financieros prácticos al momento de gastar en los viajes al exterior

Algunos son planificar los gastos con antelación o hasta ahorrar en alojamiento.

Compartir esta noticia
Ahorros, rentabilidad.

La semana de Turismo cada vez está más cerca, por lo que muchos uruguayos se encuentran puliendo los últimos detalles de su viaje con amigos o familiares para aprovechar la licencia y salir de la rutina. Por ese motivo, en este Finanzas de Bolsillo brindaremos tips financieros para que cada una de esas personas pueda disfrutar al máximo su viaje, sin preocupaciones que luego puedan alterar su bolsillo tras la vuelta a casa.

El primer consejo es no dejar para mañana la planificación financiera. Salvo excepciones, los viajes no comienzan en el momento en que despega el avión, sino, como mínimo, un par de semanas antes, cuando elaboramos el plan financiero. ¿En qué consiste este plan? Básicamente, en el cálculo del dinero que pensamos gastar. Se trata de un número que debemos tener siempre presente para que las tentaciones no desequilibren nuestro presupuesto, puesto que mucha gente apela al rápido acceso a cajeros automáticos o simplemente chequea si tiene dinero depositado en caja de ahorro para asumir un gasto nuevo sin medir las consecuencias.

Comidas, excursiones, traslados, compras. El presupuesto debe incluir estos ítems y otros que se nos ocurran. En ese marco, Alessandra Crosingani, licenciada en Economía y fundadora de Concientizado (desarrolla talleres colectivos de alfabetización financiera), sostuvo que un objetivo financiero, al igual que un viaje, se planifica con anticipación —semanas, meses, años— porque tiene el beneficio de encontrar mejores opciones de transporte y alojamiento, lo que lleva a la optimización de costos y ayuda a evitar los imprevistos.

“Las compras anticipadas en general tienen reducciones de precios importantes, y eso sólo lo podremos aprovechar si tenemos un plan trazado. Sumado a esto, para no tener sorpresas ni pasarse del presupuesto, es esencial durante el paseo realizar un control escrito de los gastos que se van efectuando”, agregó.

El segundo tip se basa en el ahorro referido al alojamiento y transporte. Una estrategia de ahorro que suma cada vez más adeptos es la de cambiar la vieja costumbre de alojarse en un hotel por la de alquilar un departamento a través de plataformas digitales, por ejemplo.

El ahorro en este caso es doble: el lugar elegido no solo suele ser más barato y espacioso que la habitación de un hotel, sino que además habilita la posibilidad de comprar comida en supermercados y cocinar, puesto que la gran mayoría de los departamentos en alquiler cuentan con todo el equipamiento necesario para que nos manejemos como en casa.

En este caso, Marcela Romero, coordinadora del Programa de Planificación Financiera en BECA Advisors, destacó que planificar con anticipación este tipo de gastos nos permite acceder a tarifas más favorables, establecer un presupuesto sólido, conocer las disponibilidades gastronómicas y alternativas del lugar donde estamos viajando para no llevarnos sorpresas desagradables. Además, agraegó que si uno va estar viajando al exterior, es importante estar al tanto de los tipos de cambio para no llevarse sorpresas a la hora de pagar.

Por su parte, Rodrigo Álvarez, creador del podcast Neurona Financiera, dijo que todo lo referido a comida y alojamiento va a depender del tipo de vacaciones que vayamos a hacer.

“A veces no tenemos que ahorrar, pero sí definir un presupuesto y acomodarnos al mismo. A veces sí debemos ahorrar, por lo que si queremos hacer unas vacaciones ´gasoleras´ está bien buscar alternativas como hostels, no comer en restaurantes o hasta cocinar”, explicó.

El tercer tip se basa en el uso de la tarjeta para pagar ítems de nuestros viajes, o hasta alojamientos. La pregunta que surge aquí es si conviene utilizar tarjeta de crédito o débito. La respuesta dependerá de la expectativa de devaluación que cada uno tenga, puesto que, cuando gastamos con débito, nos cobran el tipo de cambio peso/dólar que rige al momento de la compra, mientras que en los gastos con tarjeta de crédito el cálculo se hará al momento del vencimiento del ciclo de facturación.

En este caso, Romero recomendó que, además de usar ya sea tarjeta de crédito o débito, usemos efectivo para “tener flexibilidad, seguridad y también diversificar”. En ese marco, reafirmó tener una base de presupuesto sólida, para así gastar ese monto y no más durante el viaje, para así “no financiarme para utilizar recursos que no tengo”. En esa línea, agregó que contar con una parte como fondo para imprevistos también es muy útil.

El último consejo de la lista es no olvidarse de la devolución de impuestos. En el precio que pagamos por bienes o servicios adquiridos en el extranjero suelen estar incluidos impuestos de esos países que muchas veces podemos recuperar mediante un trámite administrativo en el aeropuerto del lugar visitado.

Alternativas de ahorros simples pero efectivas

Existen otras formas básicas de ahorro durante un viaje. Romero sostuvo que una de ellas es no dejar para sacar a último momento boletos o alojamiento. “Se puede ahorrar mucho anticipando las compras, ya que la demanda sobre la fecha comienza a ser escasa y eso aumenta los precios”, opinó. Además, recomendó llevar un buen registro de los gastos durante el viaje, utilizando aplicaciones, notas en el celular o un cuaderno. Sumado a ello, dijo que “llevar el control es básico para no pasarnos de nuestro presupuesto”. Por su parte, Laura Leiza, directora general de la agencia de viajes Cisplatina, dijo que es clave ahorrar en tickets o boletos relacionados al transporte. “Se puede sacar tarjetas de metro o sacar paquetes de ticket de metro que muchísimas veces sirve para el metro, para el ómnibus o para algún ferry. También es clave ahorrar en los museos, sacando tarjetas con descuentos que cuentan con varios paseos”, recomendó.

“En algunas partes de Europa y en Estados Unidos la gente que es mayor de 65 años tiene acceso gratuito a muchos lugares, y nosotros no estamos acostumbrados a eso. Otra forma de ahorro durante el viaje es utilizar los monopatines o automóviles que hay para alquilar en las calles. Uno lo encuentra en una calle mediante la aplicación, lo utiliza y al finalizar indica el destino y dirección en donde lo dejó por última vez”, recomendó la directora general de la agencia de viajes uruguaya Cisplatina.

Cabe aclarar que no todos los países ofrecen devoluciones y, en el caso de los países adheridos, no todos los comercios se encuentran incluidos en el tax refund. En este punto, la recomendación pasa por preguntar directamente en el local donde uno quiere comprar algo o buscar una calcomanía que diga tax free.

Para obtener el reembolso impositivo uno debe solicitar la factura para tax refund en el comercio. Luego debe presentarla en el aeropuerto antes de tomar el vuelo de regreso o de salida de ese país hacia otro destino. Si bien no es común, pueden llegar a pedirnos que enseñemos la mercadería adquirida, por lo que conviene hacer este trámite antes de despachar el equipaje.

Los países que poseen tax refund (además de Uruguay) son: Alemania, Dinamarca, España, Estados Unidos, Francia, Grecia, Holanda, Inglaterra, Israel, Italia, Japón, México, Polonia, Portugal, Tailandia, Vietnam, Australia, Austria, Bélgica, Chipre, Croacia, Eslovenia, Eslovaquia, Finlandia, Hungría, Islandia, Indonesia, Irlanda, Corea, Lituania, Luxemburgo, Malasia, Marruecos, Noruega, República Checa, Rumania, Singapur, Sudáfrica, Suiza, Suecia, Taiwán y Turquía.

En este sentido, Romero dijo que la devolución de impuestos “aumenta nuestro presupuesto para el viaje”, por lo que “es muy bueno averiguar las condiciones tributarias del país a donde viajemos y asegurarse de tener toda la documentación necesaria para respaldar las deducciones fiscales”. (Con información de La Nación/GDA)

Atención a los cargos extra

Revisar los movimientos en la aplicación bancaria con cierta frecuencia es importante, especialmente durante las vacaciones. Y es que en la temporada de verano, la actividad en bares y restaurantes aumenta, lo que puede dar lugar a errores en los cobros y, como resultado, cargos indebidos o duplicados, por lo que si no realizamos esta práctica durante el viaje podemos llevarnos una sorpresa amarga al llegar a casa. Para evitarlo, se pueden activar las alertas en el teléfono móvil para cualquier medio de pago. De esta manera, el titular de la tarjeta recibe un mensaje de texto o una notificación en el momento en que se realiza el cargo, lo que permite mantener los gastos bajo control durante tu estadía fuerta del país. Ahora bien, si uno detecta un cobro incorrecto, una solución inicial puede ser dirigirse al establecimiento donde se realizó el cargo, ya que podrán resolverlo fácilmente. Si desplazarse hasta allí no es una opción ya que el vuelo está por partir, se puede rechazar el pago a través de la aplicación bancaria. El titular deberá completar ciertos datos, como el motivo del rechazo, y una vez que verifiquen que fue un cobro indebido, le devolverán el dinero. Otra sugerencia se basa en revisar la cuenta o los recibos de compra para asegurarse de que no se hayan añadido productos por error.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad