Publicidad

La inflación bajó al menor nivel en casi 18 años, ¿qué análisis hace el Banco Central y qué medida se puede venir?

“Soy bastante optimista que las negociaciones salariales no van a tener un gran impacto que distorsione (las expectativas), que es el miedo que a veces hay”, dijo Diego Labat.

Compartir esta noticia
Góndola de supermercado
Góndola de supermercado.
Foto: Archivo El País

Redacción El País
En julio el Índice de Precios del Consumo (IPC) bajó por segundo mes consecutivo, esta vez 0,36% (en junio había retrocedido 0,46%), cuando los analistas esperaban una suba de 0,4%.

Esto llevó a una nueva reducción de la inflación en 12 meses que pasó de 5,98% (cerrada a junio) a 4,79% (cerrada a julio). Es el menor nivel de inflación en 12 meses en casi 18 años (en noviembre de 2005 era 4,77%). A su vez, en siete meses de 2023, el IPC aumenta 3,4%, el menor acumulado en los primeros siete meses del año, desde el año 2000 (cuando entre enero y julio la inflación había sido de 3,14%).

El gerente de Análisis Económico de CPA Ferrere, Nicolás Cichevski, explicó en su cuenta de Twitter que el dato de julio (-0,36%) “se vio incidido a la baja por caídas en frutas y verduras (-0,15 puntos porcentuales), dólar (manufacturas y servicios transables -0,19 puntos porcentuales) y rebaja (transitoria) de impuestos en agua mineral (-0,18 puntos porcentuales)”. La inflación está dentro de la meta del Banco Central (BCU) de entre 3% y 6% por segundo mes consecutivo. ¿Cómo ve esto la autoridad monetaria? En diálogo con El País el presidente del BCU, Diego Labat dijo ayer que esta baja de la inflación era “esperada”. De hecho, Labat había dicho semanas atrás a El País que el Central prevé que durante 24 meses (desde junio pasado) la inflación esté dentro de la meta.

“Nuestra expectativa es que en este trimestre la inflación caiga un escalón. Esperamos que agosto y septiembre siga bajando un poquito más (porque fueron meses altos en 2022, con subas del IPC de 0,83% y 0,84%)”, dijo ayer Labat.

El presidente del BCU espera también que las expectativas de analistas se sigan reduciendo, un aspecto clave, para mantener una inflación baja.

En las encuestas, “ves que varios analistas se van corriendo (hacia abajo). Todavía no terminan de creer, pero creo que estas cosas (la baja del IPC de julio) ayudan”, señaló.

“Soy bastante optimista que las negociaciones salariales no van a tener un gran impacto que distorsione (las expectativas), que es el miedo que a veces hay”, afirmó Labat. “Creo que las expectativas van a ir corrigiendo un poquito más rápido”, añadió.

El próximo 15 de agosto el BCU tendrá su Comité de Política Monetaria (Copom) donde deberá decidir sobre la Tasa de Política Monetaria (TPM). En el Copom anterior la redujo de 11,25% a 10,75%.

Consultado al respecto, Labat dijo que “este dato” de baja de la inflación “va a terminar influyendo, va a terminar marcando en parte” el Copom, pero “no sé cuál va a ser la decisión”.

El economista Aldo Lema señaló en su cuenta de Twitter que “tras la variación negativa del IPC en julio y la moderación inflacionaria adicional, las tasas de mercado incorporaron una baja de 75 puntos básicos de la TPM, desde 10,75% a 10%”.

Labat señaló que sigue la evolución de la tasa en pesos a 10 años como un buen indicador de las expectativas del mercado respecto a la inflación y la misma, era 11% a fin de 2022, semanas atrás el gobierno colocó deuda a nivel global en pesos a 9,75% y ayer estaba en 9,12%. Eso muestra que el mercado cree en el proceso de menor inflación.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad