Publicidad

José Luis Puig: "No es cierto que no hay gente pensando a mediano plazo" en inversiones en infraestructura

Entrevista con el presidente de la Corporación Nacional para el Desarrollo (CND), José Luis Puig.

Compartir esta noticia
José Luis Puig, presidente de la CND.jpeg
José Luis Puig, presidente de la Corporación Nacional para el Desarrollo (CND).
Crédito: Leonardo Mainé.

Uno de los principales logros destacado por el actual gobierno es la inversión que ha hecho en proyectos de infraestructura vial. Con una inversión total de US$ 628 millones en 2023, esperan terminar el mandato en 2024 con proyectos adicionales por US$ 898 millones y así concretar el “mayor plan de obras de los últimos tiempos”, como lo han denominado desde el Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP).

El brazo ejecutor detrás de esas obras es la Corporación Nacional para el Desarrollo (CND) —una entidad de derecho público no estatal— a través de su empresa vinculada, la Corporación Vial del Uruguay (CVU), una herramienta catalogada como “muy potente” y de “gran ayuda para la gestión del sector público”, según dijo en entrevista con El País su presidente, José Luis Puig.

Lo que sigue es un resumen de la misma:

—¿Qué balance hace de 2023?

—Tuvimos un muy buen año. Tenemos mucha actividad. Una de las dos grandes áreas de trabajo de la CND es el apoyo a la gestión del gobierno a través de convenios y fideicomisos que se firman con los distintos clientes, todos ellos organismos del Estado. En ese sentido, terminamos 2023 con 158 convenios y fideicomisos, firmados y activos.

—¿Qué perspectivas hay para este año?

—Nunca se sabe porque nosotros no salimos a buscar los proyectos, nos llegan. Así que dependerá de cómo venga la actividad de las distintas instituciones del gobierno. Hay algunos ministerios que están bastante más activos que otros. Y también aparecen cosas imprevistas, como ocurrió con el censo que hicimos un acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística (INE) y financiamos los honorarios de los más de 8.000 censistas. Eso no estaba previsto, como tampoco lo estuvo la pandemia (del covid-19) cuando nos encargamos de pagar los sueldos de los rastreadores y vacunadores porque teníamos un fideicomiso con (el Ministerio de) Salud Pública. Esos ejemplos muestran que la gestión es mucho más dinámica con la CND que si hubiera sido a través de los organismos públicos.

—Sin embargo, una de las principales críticas que los privados le hacen al sector público es la falta de ritmo en la concreción de proyectos de inversión. ¿Qué evaluación hace?

—Creo que no es así. Trabajamos bajo instrucción de nuestros clientes, ellos son los que deciden qué hacer y qué no. Nosotros solo les damos un apoyo general y ayudamos de acuerdo a lo que nos pidan, sea en la preparación de los llamados, de los contratos o en aquellos casos en que los clientes quieren que hagamos el seguimiento de las obras, por ejemplo.

Jose Luis Puig, CND.jpeg
José Luis Puig, presidente de la CND.
Crédito: Leonardo Mainé.

—Desde la Cámara de la Construcción consideran que falta una mirada de largo plazo para encarar los proyectos grandes de infraestructura que puedan implicar un salto en el desarrollo del país. ¿Lo comparte?

—No. La decisión de hacer el tren, las plantas de UPM, la planta de Arazatí con OSE, el proyecto de cambio en el saneamiento, la enormidad de obras viales que ha habido, o las obras del sector educativo, todo está pensado a mediano plazo. Eso que dicen de que no hay nadie pensando en el mediano plazo no es verdad. Las decisiones no son muy rápidas pero las decisiones se están tomando y hay gente pensando en el mediano plazo. A la prueba está que las obras están ahí arriba de la mesa.

—¿Hay margen para acelerar?

—Pero, ¿qué quiere decir acelerar?

—Que las discusiones de los proyectos grandes lleven menos tiempo...

—Pasa que Uruguay es un país muy cuidadoso y estas decisiones tan grandes, que involucran tanto dinero y que afectan muchos elementos, tiene todo un seguimiento que pasa por distintas instituciones. Cada una de ellas va mirando los proyectos y eso lleva sus tiempos. No me parece que esté mal. No sé, capaz que se puede acelerar un poco, pero no por apurarnos las cosas van a salir mejor.

—La CND tiene varias empresas vinculadas, una de las de mayor protagonismo es la CVU, ¿qué evaluación hace de 2023?

—La CVU es una herramienta que se creó en 2001, en la crisis y es un instrumento que se ha usado para financiar las obras viales del MTOP. Así se fue utilizando durante todos los gobiernos, desde aquel momento hasta ahora, que llegamos a la actual administración con esta cantidad de obra tan grande que tuvo el ministro (de Transporte, José Luis Falero). Lo que tuvimos que hacer fue tener inventiva para conseguir las fuentes de financiamiento y hacer frente a todas esta obras.

Los números muestran que el crecimiento en el período (2020-2024) fue muy grande. Si se mira en dólares constantes, el crecimiento es enorme en comparación con los otros períodos. El año récord de inversión hasta ahora era 2018 cuando se ejecutaron obras por US$ 357 millones. Pero en 2023 ya fueron US$ 628 millones y en 2024 serán US$ 898 millones, así que está grande la cosa.

DRAGADO Y EL CONVENIO CON LA ANP

La CND está “en conversaciones” con la Administración Nacional de Puertos (ANP) para analizar cómo se harán las obras de dragado a 14 metros del canal de acceso al puerto de Montevideo. En 2020, la CND y la ANP firmaron un convenio para trabajar juntos en el armado de la licitación para las obras de dragado, una iniciativa que había quedado frenada por la falta de autorización que se requería desde el gobierno argentino. Tras la reciente aprobación del país vecino, la CND y la ANP tienen luz verde para avanzar en esto.

—¿Cómo se financia?

—La CVU se financia con dos fuentes tradicionales, una es el subsidio que le da el MTOP de US$ 88 millones por año y otra es la recaudación de los peajes. A través del flujo de ingresos de los peajes hemos hecho emisiones de obra pública que se pagan apoyadas en esos ingresos futuros que vamos a tener. Como ese flujo de ingresos estaba comprometido hasta 2035, se amplió la concesión por 15 años más, hasta 2051. Eso está permitiendo emitir hasta US$ 350 millones más, es una parte importante para financiarle la obra al ministro.

Otro camino fue la implementación de los Cremaf (Contratos de Rehabilitación, Mantenimiento y Financiación). Ese financiamiento privado ha ayudado mucho. Son US$ 396 millones por tres iniciativas a través de Cremaf que están aprobadas y se están ejecutando. También los préstamos de los organismos multilaterales y de la banca local han ayudado a financiar las obras.

AGENCIA DE INFRAESTRUCTURA

La Cámara de la Construcción del Uruguay (CCU) ha planteado la necesidad de crear una agencia estatal de infraestructura que sirva para planificar las principales obras nacionales y ha sugerido a la CND como una entidad capaz de acoger esa iniciativa.

Al ser consultado sobre esta posibilidad, Puig dijo que es una decisión que “debe ser definida por el gobierno o la Presidencia en su conjunto”, pero adelantó que “en caso de que se decidiera que sí, en la CND puede haber una parte embrionaria para empezar” con la agencia.

“Sería un cambio grande, no sé si es una buena idea o no porque implicaría cambiar la manera de actuar del Estado en su conjunto. Son muchos años en los que las inversiones son decididas por cada institución y no por un organismo centralizado. Es una decisión que se tiene que tomar a nivel político de alto nivel, tiene que opinar y pensar mucha gente porque implica cambiar, de alguna manera, el enfoque de cómo se ha hecho la inversión pública hasta ahora”, reflexionó.

DESARROLLO FERROVIARIO. Otra de las empresas vinculadas de la CND es la Corporación Ferroviaria del Uruguay (CFU) —una concesión que tenía con la Administración de Ferrocarriles del Estado (AFE) y que tras los cambios en la Rendición de Cuentas está siendo redefinida—. El MTOP busca que la CFU amplíe su malla ferroviaria y que vaya a un esquema parecido al de CVU.

Sobre este tema, Puig dijo que “es viable” esa iniciativa y que si bien la decisión debe ser del gobierno, “se debería ir por ese camino”, ya que “el desarrollo ferroviario va a ser muy importante para el país en los próximos años”.

PROYECTOS PARA 2024. En relación a los planes previstos para este año, Puig hizo un repaso por algunos de los principales, entre los que destacó el proyecto Arazatí, que prevé la construcción de infraestructura para potabilizar agua; el Plan de Saneamiento, que alcanzará a 61 localidades del país; nuevas cárceles en Libertad y en la cárcel de mujeres en Punta Rieles; así como las próximas obras de dragado a 14 metros del canal de acceso al puerto de Montevideo.

FINANCIAMIENTO "VERDE"

El año pasado, la CND fue nominada como “entidad acreditada” del Fondo Verde del Clima de Naciones Unidas, un instrumento de financiación multilateral con fondos aportados por los países desarrollados para combatir el cambio climático. Según Puig, este fue “un logro muy importante” que habilita a que la entidad sea “un canal directo en el que tanto el sector privado, como el público puedan canalizar sus proyectos de sostenibilidad” a través de la CND. “Hay mucha plata para ayudar a estos proyectos”, afirmó.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

CNDJosé luis faleroMTOPpremium

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad