Publicidad

Operadores alertan que el turismo interno se ve amenazado por el éxodo de uruguayos hacia Argentina

La brecha cambiaria con el país vecino preocupa a operadores inmobiliarios de cara al verano. La recepción de turistas argentinos en el comienzo del 2024 dependerá del resultado de las elecciones.

Compartir esta noticia
Migraciones en el Aeropuerto de Ezeiza en Buenos Aires
Migraciones en el Aeropuerto de Ezeiza en Buenos Aires.

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.
Muchos uruguayos suelen aprovechar la fecha de la noche de la nostalgia. No solo para salir y disfrutar con amigos o familiares, también lo hacen para realizar una “escapada” durante el fin de semana para desconectar de la rutina.

En ese sentido, la brecha cambiaria con Argentina ha causado que desde hace ya varios meses los turistas locales decidan “cruzar el charco” y pasar unos días allí, con el fin de aprovechar los bajos precios, sobre todo en lo que refiere a comida y transporte.

Sin embargo, dicho éxodo al país vecino le ha generado dolores de cabeza a varias entidades uruguayas, entre ellas las relacionadas al turismo interno y la promoción del mismo fuera del verano.

Por ello, El País dialogó con operadores inmobiliarios de los principales departamentos uruguayos de la costa para saber cómo vivieron la llegada de turistas en este fin de semana largo, cómo la brecha cambiaria los viene impactando en relación a la recepción de público -tanto local como extranjero- y sus expectativas para el verano, el cual estará condicionado por lo que pase en las próximas elecciones argentinas.

Andrés Castellanos, presidente de la Cámara Inmobiliaria de Colonia, indicó que llegaron al fin de semana largo con una expectativa positiva. De hecho, en la noche del 24 de agosto se celebró una gran fiesta en la Plaza de Toros de Colonia del Sacramento, donde asistieron varios DJ y se acondicionó una carpa para 1.500 personas, la cual contaba con dos pistas de baile y una vasta propuesta gastronómica y de las bodegas colonienses.

En ese marco, sostuvo que las reservas se generaron a un ritmo bastante lento pero constante, aunque remarcó que para estas fechas eso es “algo habitual”, principalmente en el marco de la hotelería, punto donde Colonia del Sacramento se hace fuerte.

Los costos por noche dependían mucho del hotel seleccionado, pero Castellanos dijo que la tarifa rondaba los US$ 100.

Por otro lado, afirmó que “la brecha cambiaria, el dólar argentino por las nubes y la baja del mismo en Uruguay distorsiona la cuenta del turismo, sin ninguna duda”.

En ese sentido, sostuvo que la baja del dólar no es un tema menor en lo que refiere a la parte hotelera de Colonia, ya que “tenemos salarios en pesos uruguayos y facturación en dólares, por lo que todo el rubro exportador de servicios está teniendo una pérdida de competitividad debido a la cotización del dólar”.

De todas formas, Castellanos dijo que Colonia cuenta con un caudal argentino que antes no venía al departamento, sumado a que han crecido “casi el doble” en la recepción de turistas brasileros en comparación a julio de 2022.

“Por supuesto hemos perdido un poco al público uruguayo por el beneficio de la brecha cambiaria con Argentina. Es el público que habíamos ganado durante la pandemia, ya que allí los uruguayos habían redescubierto Colonia, pero lo que pasa es lógico de acuerdo a la coyuntura actual”, admitió.

Javier Sena, presidente de la Cámara Inmobiliaria de Maldonado, dijo que la ocupación en casas y apartamentos de la península esteña fue “muy poca”, ya que los que vienen durante dicho fin de semana son los propietarios, por lo que quienes alquilan lo hacen en menor medida.

Sin dudas el principal causante de esta situación también es la brecha cambiaria, problemática que en Maldonado “nos está pegando mucho ya que los turistas que usualmente vienen ahora tendrán que elegir entre venir acá o ir a un destino más barato”, según Sena.

“Para el verano hay muchas consultas de propiedades para alquilar, aunque las concreciones también vienen lentas. Hasta octubre no tendremos un panorama muy claro ya que las elecciones argentinas van a incidir mucho en eso”, agregó.

Desde Canelones, Luis Cruz, presidente de la Cámara Inmobiliaria de dicho departamento, dijo que en lo que refiere a reservas la gente consultó por alquileres a US$ 80 en casas de dos dormitorios.

“Con la diferencia cambiaria que se generó es entendible que la gente se vaya para Argentina. Evidentemente para el verano va a ser difícil que lleguen los argentinos con los que usualmente trabajamos, por lo que hay que descontarlos ya que no van a venir”, admitió.

Asimismo, Cruz cree que el dólar blue se va a ubicar en los $ 1.000 argentinos para fin de año y “tal vez a más”, por lo que el público argentino que se acercará a nuestras costas será “el de buen poder adquisitivo”, ya que “gane quien gane las elecciones ellos vienen seguro”.

“Va a ser una temporada que va a haber que pensarla muy bien para el correcto funcionamiento del turismo interno, dando incentivos buenos para que la gente se quede en Uruguay. Es importante que los pesos se queden acá”, agregó.

Por otro lado, Ricardo Pereira, representante de la Cámara Inmobiliaria de Rocha, sostuvo que el público que llegó el pasado fin de semana optó por la parte de hotelería y apart hotel, por lo que las casas en alquiler “directamente están cerradas”.

“No es negocio habilitar una casa, limpiarla y ponerla en funcionamiento por si alguien llega a aparecer durante el fin de semana. Puede llegar a costarle al dueño $ 5.000 ponerla en condiciones, y capaz no ganas eso ni con el alojamiento”, explicó.

“Después de las elecciones argentinas de octubre es donde sabremos qué va a pasar en verano: si se viene un cambio o seguimos como estamos ahora”, agregó.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

premium

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad