Publicidad

El “boom” de los uruguayos en Bariloche, Calafate y Ushuaia: agotaron paquetes turísticos hasta septiembre

La principal motivación es la de aprovechar la brecha cambiaria para ir de compras o vacacionar. Desde Bariloche trabajan para concretar un vuelo directo desde Montevideo.

Compartir esta noticia
Paseos por la Patagonia argentina
Paseos por la Patagonia argentina.
AFP fotos

Redacción El País
Argentina continúa atravesando su inestabilidad económica y como resultado los uruguayos no paran de cruzar al país vecino para aprovechar la brecha cambiaria para ir de compras o vacacionar. En ese sentido, toda la zona de la Patagonia se ha vuelto sumamente atractiva por la variedad de destinos, actividades y paisajes que ofrece al público.

En diálogo con El País representantes de las agencias de viajes locales señalaron que hay un “boom” por Bariloche, Calafate y Ushuaia que ha llevado a que se agoten los paquetes a esos destinos para vacaciones de julio. En el caso de Bariloche, no hay hasta septiembre.

Laura Leiza, directora de Cisplatina Viajes, dijo que la gente aprovecha para vacacionar allí debido a que hay propuestas muy económicas. Aunque destacó que salir desde Montevideo tal vez no es muy barato, sí lo es si se parte hacia los destinos desde Buenos Aires, ya que luego la vida allí “es muy barata”.

“Desde la semana de carnaval y de turismo se da este fenómeno. Hay gente que va hasta Bariloche y aprovecha para hacer la ruta de los siete lagos, el camino que une Villa La Angostura con la ciudad de San Martín de Los Andes, por lo que también les recomendamos que se queden alguna noche en ambos lugares”, explicó.

Asimismo, sostuvo que algunos uruguayos prefieren ir más hacia el sur, como Calafate y Ushuaia, ya que hay muchas actividades para hacer, tales como canotaje entre icebergs, trekking y paseos en cuatriciclos.

También resaltó que la brecha cambiaria entre Uruguay y Argentina sigue generando interés por visitar el país vecino. “Sin desmerecer los atractivos turísticos de Argentina, la diferencia cambiaria ha sido muy seductora, ya que si salís a cenar o hacer alguna compra te puede llegar a salir un cuarto de lo que sale acá”, agregó.

En ese marco, señaló que conviene reservar o comprar los paseos ya estando en el lugar, ya que se pueden conseguir en pesos argentinos y no en dólares como ocurre en Uruguay, por lo que puede llegar a valer hasta la mitad de lo que sale aquí.

Tan grande es el “boom” por la Patagonia que Cisplatina ya tiene todos sus paquetes agotados para las vacaciones de julio, aunque sí quedan disponibles para las vacaciones de septiembre. Los precios van desde los US$ 450 para ir desde Buenos Aires al Calafate con tres noches de alojamiento y el pasaje aéreo; US$ 1.000 con seis noches de alojamiento más el aéreo en Ushuaia y Calafate (tres noches en cada destino) o US$ 500 por una semana en Bariloche, aunque el mismo puede variar dependiendo del hotel seleccionado o los paseos que se quieran agregar.

Por su parte, Gastón Burlón, secretario de Turismo de Bariloche, dijo a El País que la zona siempre ha recibido a mucho público uruguayo, sobre todo estudiantes que van a vacacionar en el mes de julio. También dijo que es cierto que la brecha cambiaria ha logrado que Bariloche capte mucho más público del país, más allá de todas las campañas de promoción que realizan en conjunto con algunas compañías aéreas.

Aseguró que están realizando gestiones con una línea aérea local para ver si logran concretar un vuelo directo de Montevideo hacia Bariloche.

“Nuestro aeropuerto es el que genera más conectividad aérea en el interior de Argentina, y en invierno llegamos a tener 38 vuelos diarios que se conectan con 12 destinos directos como Santiago de Chile, San Pablo y varias provincias argentinas, por lo que tenemos muy buena ocupación anual generando muchos puestos de trabajo”, dijo Burlón.

Además, destacó que cuentan con 31.000 camas habilitadas que van desde los campings, hostels hasta los hoteles de mayor categoría.

“Bariloche tiene una gran oferta de actividades y servicios para todo tipo de bolsillo, aunque ahora les es tan conveniente a los uruguayos que nada les parece caro. En invierno tenemos mucha actividad relacionada a la nieve. No solo se puede hacer ski, también hay visitas a cerros, lagos y muchas actividades más para hacer”, agregó.

Por su parte, Andrés Gil, gerente de Toc Toc viajes, sostuvo que (además de la brecha cambiaria que le conviene a los uruguayos), la tendencia por viajar hacia la Patagonia se da debido a que mejoró la conectividad aérea de Aerolíneas Argentinas desde Uruguay, sumado a que las tarifas “siguen siendo bastante accesibles”, por lo que a la gente le rinde y mucho aprovechar para viajar con un presupuesto bastante accesible.

Aunque haya mejorado la conectividad, dijo también que la oferta es insuficiente en comparación al nivel prepandemia, ya que Aerolíneas Argentinas antes del 2020 volaba seis frecuencias de puente aéreo diarias que conectaba con toda su red en Argentina, pero hoy está volando entre tres y cuatro.

“Obviamente en la temporada media o baja no se nota tanto, pero en la temporada alta (como lo es las vacaciones de julio) la demanda supera la oferta”, afirmó Gil.

Respecto a la brecha cambiaria, indicó que lo que hace barato a la Argentina es el hecho de poder acceder a los servicios a través del tipo de cambio no oficial. “El secreto está ahí, ya que hace que uno pueda acceder a hoteles de gran categoría a buenos precios”, opinó.

Rodrigo Rosales, gerente de Hiperviajes, afirmó que la diferencia cambiaria de Argentina sobre otros destinos del mundo hace que la gente lo elija por sus bajos costos.

Afirmó que ya tienen todo agotado para las vacaciones de julio en la Patagonia, pero que las personas que reservaron, optaron por el paquete a Bariloche desde Buenos Aires por US$ 600 con ticket aéreo y siete noches de alojamiento.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad