Publicidad

informe

¿Cómo quedó Uruguay en el ranking mundial y regional de inflación y qué precios subieron más?

En 2022 el pico más alto se dio en los 12 meses cerrados a septiembre, cuando el Índice de Precios del Consumo alcanzó un aumento de 9,95%.

Compartir esta noticia
Supermercado en Montevideo.
Supermercado en Montevideo.
Foto: Estefanía Leal

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

En un contexto de inflación mundial alta, como hacía 40 años no se veía, Uruguay cerró en 2022 con una leve aceleración de la suba de precios: 8,29% frente a 7,96% de 2021, según informó ayer el Instituto Nacional de Estadística. Eso implicó además, que por quinto año consecutivo, el gobierno incumpliera su meta de inflación anual (que es de entre 3% y 6%).

La invasión rusa a Ucrania hizo subir fuertemente los precios del petróleo y de los alimentos en la primera mitad del año. Uruguay no fue ajeno, si bien no se trasladó todo el incremento del crudo a combustibles.

Para algunos analistas, la reacción demasiado gradual del Banco Central (BCU) al subir su tasa de interés, influyó en que la inflación se acelerara rápido. El BCU intentó frenar presiones por el lado de la demanda, llevando la tasa de interés de referencia desde 5,75% que estaba al cierre de 2021 hasta 11,5% al cierre de 2022. Por esta vía, encarece el “precio del dinero”, es decir de los pesos (esto se traslada a un aumento en las tasas de interés de los créditos en moneda nacional y por esa vía se busca moderar el consumo).

En 2022 el pico más alto se dio en los 12 meses cerrados a septiembre, cuando el Índice de Precios del Consumo (IPC) alcanzó un aumento de 9,95%, el mayor desde los 12 meses a julio de 2020 (cuando estaba en 10,13%).

La gerente de Consultoría Económica de Grant Thornton, Sofía Harguindeguy, señaló que “si bien aún se ubica por encima del rango meta”, la inflación tuvo “una importante desaceleración interanual en el último trimestre”.

Para la consultora CPA Ferrere, aunque “los últimos meses del año marcaron una importante caída, la inflación se mantiene por fuera del rango meta. La moderación también se observó en la inflación tendencial (que excluye rubros volátiles como frutas y verduras, tarifas y carne) que se ubicó en 7,9% en 2022.

En ese sentido, tanto CPA Ferrere como Exante apuntaron al factor de los precios transables (aquellos productos que se exportan o importan). “Incidencia clave de desinflación en transables por dólar y aflojamiento de algunos precios internacionales”, indicó Exante.

“El componente transable explicó la mayor parte de la moderación (en los últimos meses). Esto se debió al inicio de la reversión del precio de los alimentos (principalmente de la carne) y la caída del tipo de cambio”, expresó CPA.

Mundo y región

Si la inflación fue un fenómeno global como hace 40 años no se veía, ¿cómo quedó Uruguay en el ranking?

Según datos recogidos por El País, Uruguay (con su 8,29% en 2022) quedó en el puesto 102 entre 185 países relevados y ordenados de mayor a menor inflación.

Los 20 países con mayor inflación en el mundo en 2022 fueron: Zimbabwe (244% de inflación en 2022), Venezuela (156% en 12 meses a octubre), Líbano (142%), Sudán (103% en 12 meses a octubre), Argentina (92,4%), Turquía (64,27%), Sri Lanka (57,2%), Irán (52,2% en 12 meses a agosto), Ghana (50,3%), Surinam (49,4%), Haití (47,2% en 12 meses a octubre), Cuba (39,73% en 12 meses a octubre), Laos (38,46%), Etiopía (35,1%), Ruanda (33,8%), Sierra Leona (32,98% en 12 meses a octubre), Moldavia (31,41%), Burundi (26,8%), Ucrania (26,5%) y Malawi (25,8%).

Los 20 países con menor inflación en 2022 fueron: Sudán del Sur (tenía baja de precios de 2,5% en 12 meses a agosto), Macao (0,76%), Panamá (1,49%), China (1,6%), Hong Kong (1,8%), Omán (2,06%), Taiwan (2,35%), Seychelles (2,62%), Suiza (2,8%), Arabia Saudita (2,9%), Maldivas (2,94%), Liechtenstein (3%), Bolivia (3,17%), Benin (3,2%), Kuwait (3,2%), Níger (3,49%), Brunei (3,5% en 12 meses a octubre), Camboya (3,6% en 12 meses a octubre), Ecuador (3,64%) y Japón y Libia (ambos con 3,8%).

En tanto, a nivel de Sudamérica Uruguay se ubicó a mitad de tabla: Venezuela y Argentina fueron los dos países con mayor inflación (ambos están en el top 5 del mundo) con subas de precios de tres dígitos, tercero se ubicó Chile (13,3%), cuarto Colombia (12,53%), quinto Perú (8,46%), sexto Uruguay (el 8,29% mencionado), séptimo Paraguay (8,1%), octavo Brasil (5,9%), noveno Ecuador (3,64%) y décimo (y país con menor inflación de América del Sur) Bolivia (3,17%).

En una mirada más amplia, Uruguay se ubicó 14° entre 31 países de América Latina y el Caribe (ordenados de mayor a menor inflación). En este caso, los de mayor inflación (además de Venezuela y Argentina) fueron: Surinam (49,4%), Haití (47,2%), Cuba (39,73%), Chile (13,3%), Colombia (12,53%), Islas Cayena (12,1%), Nicaragua (11,38%) y Honduras (10,44%).

En tanto, los de menor inflación fueron: Panamá (1,49%), Bolivia (3,17%), Ecuador (3,64%), Bermudas (5,1%) y Brasil (5,9%).

Rubros

En Uruguay, ¿cuáles fueron los rubros que más subieron y cuáles los que más bajaron en el IPC en 2022?

Según los datos del INE, el rubro Alimentos y bebidas no alcohólicas aumentó sus precios 11,77% en el año. Lo siguió Restaurantes y servicios de alojamiento (el sector más golpeado por la pandemia) con un alza de precios de 10,74%. Luego aparecen Salud (incremento de 9,66% en sus precios) y Seguros y servicios financieros (9,24% de alza).

También con una suba de precios superior a la del IPC en su conjunto estuvo Servicios de educación (+8,4%). Luego vienen: Cuidado personal, protección social y bienes diversos (con un alza anual de 8,27%), Recreación, deporte y cultura (+8,17%), Vivienda, agua, gas, electricidad y otros combustibles (+7,66%), Bebidas alcohólicas, tabaco y narcóticos (+6,77%) y Mobiliario, enseres domésticos y demás artículos regulares de los hogares (+5,77%).

Los tres rubros que menos aumentaron sus precios en 2022 fueron: Ropa y calzado (+4,73%), Transporte (+2,95%) e Información y comunicación (+0,1%).

Crédito al consumo

El Banco Central (BCU) divulgó ayer las minutas de su última reunión del Comité de Política Monetaria (el pasado viernes). Allí indicó que “el crédito en moneda nacional se mostró dinámico, principalmente el destinado al consumo, mientras que el crédito concedido a empresas se mostró relativamente estable en términos reales”. Uno de los objetivos del BCU al aumentar la tasa de interés de referencia, es encarecer el crédito en moneda nacional para moderar la demanda y por esa vía aminorar la suba de precios. Según lo expuesto, esto no estaría ocurriendo en el caso del crédito a personas. En las minutas se reafirmó lo adelantado por El País: la votación del directorio del BCU para subir de 11,25% a 11,5% la tasa fue de dos a uno.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

premium

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad