Publicidad

“Cifras millonarias”: Cabify y conductores de aplicaciones reclaman igualar beneficios con taxis y remises

Aseguran que la normativa actual “impide que un considerable número” de choferes “renueven” sus autos, por lo que se genera “pérdida de empleo” en el rubro.

Compartir esta noticia
Autos
Autos circulando por la rambla de Montevideo.
Foto: archivo El País.

La empresa Cabify y tres asociaciones de conductores de aplicaciones se presentaron este viernes en el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) para pedir mayores beneficios a la hora de comprar vehículos. En concreto, solicitan estar en igualdad de condiciones en algunos aspectos que los taxis y remises. Aseguran que por la situación actual se “impide que un considerable número” de choferes “renueven” sus autos, por lo que se genera “pérdida de empleo” y se compromete una “parte esencial del sector”.

La empresa Cabify —de origen español y que comenzó a funcionar en Uruguay en 2016— opera en Montevideo y Maldonado. Y ahora, en conjunto con la Asociación de Conductores Uruguayos de Aplicaciones, la Unión de Conductores de Trabajadores de Aplicaciones del Uruguay y Grupo Unidos, presentaron una petición calificada.

Allí recuerdan que la Junta Departamental de Montevideo resolvió que los autos de quienes se dediquen a esta tarea no pueden tener más de seis años al momento del primer empadronamiento (al igual que los taxis y remises), y en Maldonado se definió una máxima de ocho años (temporal, después pasará a seis) para los que conducen a través de aplicaciones.

Al mismo tiempo que reconocen que la “exigencia de la antigüedad de los vehículos” son “similares a las que solicitan” las intendencias para taxis y remises, reclaman que los de las aplicaciones no pueden comprar a través de leasing vehículos cero kilómetros por medio de una entidad financiera, lo que les daría beneficio con respecto al IVA e IMESI.

Por lo tanto, a su entender, están en una “situación de desigualdad respecto al Estado, y en definitiva dentro del mercado de prestación de servicios de transporte”. En ese sentido, añaden: “El Estado le establece las mismas exigencias respecto al tipo de vehículo para prestar servicios, pero no otorga las mismas facilidades para ello (…) Se restringen y lesionan derechos constitucionalmente protegidos como el derecho a la igualdad”.

App de Cabify

Cifras oficiales de compras

La petición calificada cita un pedido de informes que realizó el diputado colorado Sebastián Sanguinetti en abril de 2023 sobre cuántos taxis y remises se compraron por leasing de 2017 a 2022. El MEF contestó que fueron 161 remises y 2.593 taxis. Y los interesados dicen: “Se demuestra de manera fehaciente el desigual tratamiento que tiene el Estado para con los permisarios de las aplicaciones de transporte oneroso de pasajeros a través de la legislación”.

Luego continúan: “En este contexto, resulta esencial destacar que los montos exonerados por concepto de IVA e IMESI han alcanzado cifras millonarias, proporcionando un marcado beneficio a los taxímetros y remises que se ven realmente favorecidos en materia de políticas públicas para que puedan renovar las vehículos automotores”.

Las facilidades para la renovación de las flotas, añade la petición, contribuiría a la “mejora de la calidad del servicio de transporte que es un servicio indispensable para la sociedad”.

Pero también apuntan al MEF diciéndole que, “si continúa permitiendo esta desigual aplicación de normativa, estaría actuando discrecionalmente, careciendo de fundamento lógico para excluir implícitamente” a los vehículos de conductores de aplicaciones.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad