TALENTOS

Metaverso: ¿cómo impactará en las organizaciones?

Temas relativos a seguridad, privacidad y protección de datos estarán sobre la mesa, advierte especialista de Globant.

Metaverso. Imagen: Archivo
Metaverso. Imagen: Archivo

Antes que nada, es un mundo infinito de comunidades virtuales interconectadas, y sin dudas, el internet del futuro. Pero yendo a lo más cotidiano, el propio Mark Zuckerberg explica que “en ese futuro podrás teletransportarte instantáneamente como un holograma para estar en la oficina sin tener que desplazarte, en un concierto con amigos o en la sala de tus padres para ponerte al día”.

Si, leíste bien: teletransportarte, en forma de avatar (holograma) para estar en la oficina, desde la comodidad de tu casa. Lo hemos visto antes ya en películas de Hollywood o en series futuristas: dos personas se comunican a través de hologramas a los cuales pueden customizar desde su pelo hasta su ropa o simplemente ser reproducciones parecidas a las de sus interlocutores. Todo en espacios inmersivos, donde la realidad y la virtualidad tocan una línea mágica.

Esta realidad ya no es lejana, es cercana. Facebook (a través de Meta), Microsoft, Apple y Cisco son algunas de las empresas que están apostando fuerte por esta tecnología, con inversiones multimillonarias.

Cambios que se vienen

Pasamos de las videoconferencias a los hologramas, y dicen, es un salto tan grande como el de los celulares tradicionales a los smartphones. Sí, así de grande.

Para Microsoft, la puerta de entrada será a través de su plataforma Teams. Mesh es el Metaverso de Microsoft Teams, y consiste en una nueva plataforma de realidad mixta impulsada, que permite a personas en diferentes ubicaciones físicas unirse a experiencias holográficas colaborativas y compartidas en muchos tipos de dispositivos (1.

Por su parte, Zuckerberg, fundador y CEO de Meta, busca que las personas acudan de forma virtual al trabajo con Horizon Workrooms. Esta plataforma es un espacio de trabajo en realidad virtual concebido para que los equipos conecten, colaboren y creen juntos. Desde Meta te invitan a compartir mesa con tus compañeros de trabajo aunque “nos separe un mundo de distancia”, y a transformar el despacho de tu casa en tu sala de reuniones remotas favorita (2).

Prontos, listos, ¡ya!

Se nos viene un gran desafío por delante, como sociedad, como países, como organizaciones, y como personas.

Un sinfín de temas y dudas se nos vienen a la cabeza cuando leemos acerca del futuro del trabajo y especialmente, sobre el metaverso. Temas de seguridad, privacidad y protección de datos (3) ya están sobre la mesa y no pueden pasarse por alto.

El mercado de trabajo seguirá globalizandose cada vez más, porque ahora podremos tener en una misma oficina de trabajo a trabajadores de todo el mundo, interactuando en una realidad inmersiva, prácticamente tangible.

Cómo haremos para crear cultura, o cómo irán mutando esas culturas en función de estas nuevas oficinas virtuales. Cómo serán nuestras interacciones, nuestros espacios de trabajo, nuestros día a día.

Una economía global entera se está movilizando alrededor del metaverso (videojuegos, negocios inmobiliarios, entre otros), y desde las organizaciones debemos prepararnos, estar prontos para este futuro que se vislumbra cercano.

Humanos

Desde el lado humano preocupa no perder nuestra esencia, todo lo que nos hace justamente ser lo que somos, humanos. La empatía, la escucha, las miradas, la sonrisa, los abrazos. Tendremos que aprender a respetar esos momentos en los cuales no hay realidad aumentada que nos salve. Somos seres de contacto, de interacciones con la realidad, y por más que el metaverso nos haga (tal vez) sentir un poco menos solos en nuestras casas, nada será igual que la presencialidad.

Estemos prontos, que en un abrir y cerrar de ojos, esta maravillosa tecnología estará llegando, pero principalmente no perdamos nuestra esencia; es solo un pequeño recordatorio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados