El discurso confrontativo

Trump retoma con fuerza su prédica contra la prensa

Tras los paquetes sospechosos, el presidente culpó a los medios de la “ira” social.

Trump se colocó otra vez como víctima de las "fake news" de los demócratas. Foto: Reuters
Trump se colocó otra vez como víctima de las "fake news" de los demócratas. Foto: Reuters

Pasado el impacto inicial por los paquetes sospechosos recibidos por varios políticos demócratas, entre ellos Barack Obama y Hillary Clinton, el presidente Donald Trump retomó ayer jueves sus ataques contra los medios, a los que culpó del "enojo" y la "ira" en la sociedad estadounidenses.

"Una gran parte del enojo que vemos hoy en nuestra sociedad está causado por el reporte intencionalmente falso e inexacto de los medios tradicionales, a los que me refiero como Fake News", publicó Trump en Twitter. "Los medios tradicionales deben poner sus asuntos en orden, ¡RÁPIDAMENTE!", agregó.

El presidente Trump había lanzado el miércoles un llamado a la unidad después de la intercepción de paquetes sospechosos potencialmente explosivos, dirigidos a políticos demócratas.

"Quiero decir que en estos tiempos tenemos que unirnos y enviar un solo mensaje claro y contundente de que los actos de violencia política no tienen lugar en Estados Unidos", dijo desde la Casa Blanca.

Más tarde, en un acto de campaña en Wisconsin para las legislativas del 6 de noviembre, condenó nuevamente el envío de estos paquetes y dijo que "cualquier acto o amenaza de violencia política es un ataque a nuestra democracia".

Pero también dijo frente a sus partidarios que los medios deberían "cesar las hostilida-des sin fin, las constantes y, a menudo, falsas noticias y los ataques".

También dijo que las figuras públicas tenían el deber de suavizar su retórica, después de que la cúpula de la oposición en el Congreso lo acusó de incitar la violencia y dividir a los estadounidenses.

"No deberíamos acosar a la gente en público o destruir la reputación pública. Hay una forma de solucionar nuestros desacuerdos. Es llamando pacíficamente a las urnas", afirmó.

"Como parte de un largo esfuerzo nacional para solucionar nuestras diferencia y unir a la gente, los medios de comunicación también tienen la responsabilidad de establecer un tono civil y cesar la hostilidad sin fin y los ataques e historias negativas constantes y muchas veces falsas", insistió.

Donald Trump hizo un llamado a la unidad. Foto: Reuters
Donald Trump hizo un llamado a la unidad. Foto: Reuters

La cadena CNN reaccionó a estas afirmaciones del presidente. "Hay una total y completa falta de comprensión en la Casa Blanca sobre la seriedad de sus continuos ataques a los medios", dijo el presidente de CNN, Jeff Zucker.

De Niro y Biden.

Ayer jueves la estrella de Hollywood Robert De Niro y el exvicepresidente Joe Biden fueron los últimos objetivos en la serie de presuntos paquetes bomba enviados a opositores a Trump

Ayer jueves, un paquete fue interceptado por un escuadrón antibombas en TriBeCa Productions en Nueva York, cofundada por De Niro.

El dos veces ganador del Oscar fue ovacionado en junio al usar un improperio al referirse a Trump durante la televisación de los premios Tony. En la campaña electoral de 2016, el actor calificó al actual presidente como "descaradamente estúpido".

Robert de Niro
Foto: Archivo

El FBI confirmó que otros dos paquetes fueron dirigidos en el Estado de Delaware a Biden, potencial candidato demócrata en 2020.

La racha comenzó el lunes con un dispositivo hallado en el buzón de la residencia en Nueva York del multimillonario George Soros, destacado donante del Partido Demócrata.

Críticos de Trump consideran que con su lema "Make America Great Again" (Que Estados Unidos sea grande otra vez) el mandatario alienta a extremistas de derecha.

Trump, muy cuestionado recientemente por respaldar a un legislador que había atacado a un periodista, suele denunciar a la prensa crítica de su gestión como "noticias falsas" y ha hecho duros comentarios sobre los destinatarios de las presuntas bombas.

"Deje de culpar".

Todos los paquetes fueron enviados en sobres de manila con interior de plástico con burbujas, etiquetas de dirección impresas en computadora y seis sellos con la bandera estadounidense.

El remitente es el mismo: la legisladora por Florida Debbie Wasserman Schultz, expresidenta del Comité Nacional Demócrata, incluidas las faltas de ortografía en su apellido.

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, estimó ayer jueves que detrás de estos paquetes hay un atacante en serie y dijo que se trata de "terrorismo".

"Una persona o varios, extranjeras o estadounidenses, no lo sabemos. Y no sabemos si están aquí o en otro lugar del país", señaló en CNN.

El exdirector de la CIA John Brennan, destinatario de uno de los paquetes, enviado el miércoles a la CNN, arremetió contra Trump por atacar a los medios de comunicación.

"Deje de culpar a los demás. Mírese en el espejo. Su retórica inflamatoria, insultos, mentiras y estímulo a la violencia física son vergonzosos", tuiteó. "Sus críticos no serán intimidados a callar".

Los explosivos caseros enviados a líderes políticos y a la CNN enrarecen el clima electoral. Foto: AFP
Los explosivos caseros enviados a líderes políticos y a la CNN enrarecen el clima electoral. Foto: AFP

Ayer la Casa Blanca salió a defender al presidente de acusaciones de que no estaba tomando en serio los intentos de atentado. "Condenamos la violencia en todas sus formas. Este es un acto despreciable y ciertamente algo que nunca debería ocurrir en Estados Unidos", dijo la secretaria de prensa Sarah Sanders a Fox News.

Los líderes demócratas en el Congreso, el senador Chuck Schumer y la representante Nancy Pelosi, acusaron el miércoles a Trump de condonar "la violencia física y dividir a los estadounidenses".

Ayer las autoridades de Nueva York lanzaron un mensaje de tranquilidad pese al envío por correo de artefactos y descartaron por ahora que incorporen "armas biológicas".

El alcalde, Bill de Blasio, el jefe de la policía, James ONeill, así como representantes del FBI y agencias de inteligencia ofrecieron nuevos datos en una rueda de prensa en el centro de mando de la policía sobre esta investigación "a nivel nacional".

Bill de Blasio, alcalde de Nueva York. Foto: Reuters
Bill de Blasio, alcalde de Nueva York. Foto: Reuters

Preguntado por versiones de prensa que apuntaban a que los paquetes se habrían originado en Florida, el responsable del FBI en el caso, William Sweeney, evitó confirmar o desmentir la información y solo declaró que "algunos" fueron enviados a través del correo. Las autoridades declinaron especificar si los paquetes eran explosivos peligrosos o pretendían simplemente intimidar.

Comunicado

La SIP pide "bajar el tono" contra los medios

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) dijo que el envío de paquetes sospechosos a la cadena CNN y a líderes políticos de Estados Unidos tiene como objetivo "infundir terror" y consideró necesario "bajar el tono" a la retórica contra los medios y los políticos de oposición. El presidente de la Comisión de Libertad de Prensa de la SIP, el mexicano Roberto Rock, repudió estos hechos terroristas y señaló que, aunque se desconoce de dónde provienen, el "discurso tóxico del presidente Donald Trump tampoco ayuda a mitigar las diferencias políticas y crear un ambiente de verdadera tolerancia política". "Nos preocupa este grave acto de terrorismo y cree-mos que si no se baja el tono de la hostilidad hacia los medios y políticos críticos y de oposición, aumente el clima de hostilidad hacia los periodistas y medios", agregó Rock.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)