CARTA A LA UE

Theresa May pide aplazar tres meses el Brexit

La primera ministra británica, Theresa May, solicitó ayer miércoles un retraso de tres meses al Brexit, ante su incapacidad de lograr que el Parlamento ratifique su acuerdo de salida de Reino Unido de la Unión Europea.

"Hoy hemos conseguido cambios legales", recalcó May.
Theresa May. Foto: Archivo El País.

Casi tres años después de que el Reino Unido votara a favor de abandonar la UE y días antes del plazo formal para el adiós, los políticos británicos siguen debatiendo sobre cómo, cuándo o, incluso, si la quinta mayor economía mundial debe abandonar el bloque al que se unió en 1973.

Hace dos años, cuando May fijó la fecha del 29 de marzo al presentar la solicitud formal de divorcio mediante la activación del Artículo 50, declaró que no habría “marcha atrás”, pero la negativa del Parlamento a ratificar el acuerdo que selló con la UE sumió a su gobierno en la crisis.

Ahora, May ha escrito al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, para pedir una demora hasta el 30 de junio. La intención de May es pedir al Parlamento que vote por tercera vez su plan de salida, que ya ha sido rechazado en dos ocasiones por los legisladores. No precisó cuándo podría celebrarse esta votación.

El opositor Partido Laborista dijo que, al elegir una postergación corta, May estaba obligando a los legisladores a decidir entre aceptar un pacto que ya han rechazado dos veces o salir de la UE sin acuerdo.

Tusk, luego de recibir la carta de May, propuso a los líderes europeos conceder una prórroga corta al Brexit para evitar la salida desordenada del Reino Unido, con la condición de que el Parlamento británico ratifique el acuerdo de salida negociado.

En su carta a los mandatarios de la UE, que entre hoy jueves y mañana viernes celebran una cumbre, Tusk explicó que el Brexit será el tema principal de esa reunión, donde también se hablará de las relaciones con China, de Ucrania y Crimea y de la lucha contra la desinformación.

“A la luz de las consultas que he tenido los días pasados (con líderes de la UE), creo que una extensión corta será posible, pero estará condicionada a un voto positivo del acuer- do de retirada en la Cámara de los Comunes”, dice Tusk en la carta. Añade que la duración de esa prolongación “sigue abierta”.

“La propuesta de la primera ministra May del 30 de junio, que tiene sus aspectos positivos, crea una serie de interrogantes de naturaleza legal y política", indicó Tusk.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados