LA PANDEMIA EN EL MUNDO

Señales de aumento de casos, refuerzan la vacunación contra el COVID-19

Chile registra un repunte de contagios del nuevo coronavirus hace semanas; ayer tuvo la mayor cifra desde julio.

Personas caminando con tapabocas en Santiago de Chile. Foto: EFE
Personas caminando con tapabocas en Santiago de Chile. Foto: EFE

Las señales que vienen de Europa sobre la evolución de la pandemia del COVID-19 llaman a estar alerta, debido al aumento de casos que se registraron en varios países. Ayer jueves, por ejemplo, la OMS alertó de un posible repunte de la pandemia con la llegada del invierno en el hemisferio norte.

Aquí en la región también aparecen indicadores preocupantes, aunque una eventual nueva ola de contagios encuentra avanzadas las campañas de vacunación; además las cifras de contagios y fallecidos están muy lejos de los picos de hace unos meses.

En Chile, país que vacunó muy bien como Uruguay, las autoridades sanitarias confirmaron ayer jueves 2.200 nuevos contagios de covid, la mayor cifra desde mediados de julio, e hicieron un llamado a recibir las dosis de refuerzo para frenar este leve pero sostenido repunte de infectados que comenzó hace semanas.

“Los casos vienen al alza y es importante que la gente cuente con la inmunidad necesaria para evitar las hospitalizaciones y la diseminación del virus”, afirmó el ministro de Salud, Enrique Paris.

Chile ha desplegado una de las estrategias de vacunación más exitosas del mundo, que alcanza casi al 90% de la población objetivo con dos dosis, en su mayoría con la vacuna china Sinovac, pero también Pfizer, AstraZeneca y CanSino.

Según las estimaciones del ministro Paris, se espera “que los casos comiencen a disminuir cuando se logre vacunar con dosis de refuerzo al 30% de la población total, como pasó en Israel”.

Chile, que suma 37.719 fallecidos, llevaba tres meses con la pandemia bajo control, sin apenas casos nuevos y una tasa de positividad que rondaba el 1%.

Sin embargo, en las últimas semanas los casos empezaron a aumentar levemente y ayer la positividad (porcentaje de positivos del total de PCR realizados) fue del 2,9%.

En la Región Metropolitana, que alberga la capital y donde viven 8 de los 19 millones de habitantes del país, el índice fue del 4%.

El agravamiento todavía no se refleja en la cifra de fallecidos, que fueron 22 en la última jornada, pero sí en el número de casos activos (que pueden contagiar), que ascendieron a 10.800, una de las cifras más altas en tres meses.

Con el objetivo de frenar la propagación del virus, a partir del próximo diciembre se exigirá a todos los mayores de 55 años la tercera dosis para poder usar su carné de vacunación, un pase gubernamental que permite eventos con mayores aforos y ser atendido en el interior de bares y restaurantes.

Las fronteras, que permanecieron cerradas para viajeros durante seis meses, se abrieron el pasado 1 de octubre, aunque solo para turistas vacunados que deben hacer una cuarentena de 7 días obligatoria.

Argentina, leve asenso.

Argentina reportó ayer jueves 1.589 nuevos casos, mientras que los fallecimientos llegaron a 115.916, tras ser notificadas otras 28 muertes. Las cifras marcan un leve ascenso respecto a los positivos reportados el miércoles pasado, cuando se registraron 1.485 nuevos casos.

Argentina registró un récord diario de contagios el 27 de mayo último, cuando se notificaron 41.080 casos, mientras que el mayor número de muertes en una sola jornada se verificó el pasado 22 de junio, con 792 fallecimientos.

Una mujer sostiene en su mano dosis de la vacuna contra el nuevo coronavirus. Foto: AFP
Una mujer sostiene en su mano dosis de la vacuna contra el nuevo coronavirus. Foto: AFP

El número de pacientes con diagnóstico confirmado de covid que permanecen ingresadas en unidades de cuidados intensivos era ayer jueves de 627, muy por debajo de la marca máxima de 7.969 del pasado 14 de junio.

Argentina experimentó en abril y mayo un acelerado aumento de los casos de covid, con un alto nivel de ocupación de camas en las UTI, pero la curva ascendente de positivos comenzó a ceder en junio, tras la aplicación de nuevas restricciones sanitarias y el avance de la campaña de vacunación.

Brasil, controlado.

Brasil acumula un total de 607.068 fallecidos por covid tras sumar 389 nuevas muertes. Según el Ministerio de Salud, ayer fueron reportadas 15.268 nuevas infecciones por el coronavirus.

Los datos confirman a Brasil como el segundo país en el mundo con más muertos por la enfermedad, detrás de Estados Unidos.

Sin embargo, la emergencia sanitaria presenta una fuerte tendencia a la baja en el país desde hace varios meses, que coincide con el avance de la campaña de inmunización que comenzó a mediados de enero en todo el territorio brasileño.

De acuerdo con los datos oficiales, hasta este jueves el 72,5% de los brasileños ya estaba vacunado con al menos una dosis de la vacuna contra el covid, mientras que un 55,7% ha completado el esquema de inmunización.

El promedio de muertes en los últimos siete días se ubicó ayer en 341 diarias, bastante lejos del récord de 3.124 fallecimientos por día registrados en abril pasado, en pleno pico de una mortífera segunda ola.

De la misma forma, la media de casos en la última semana se situó en 12.014 diarios, muy por debajo del promedio máximo de 77.328 infecciones al día contabilizadas en junio, cuando la transmisión del patógeno estaba en su mayor nivel. (AFP, EFE)

Demanda contra la administración de Biden

El estado de Florida anunció ayer jueves que ha interpuesto una demanda contra la Administración del presidente Joe Biden, por obligar a todos los empleados y contratistas del Gobierno federal a que se vacunen contra el COVID-19 antes del 8 de diciembre. En rueda de prensa, el gobernador de ese estado, el republicano Ron DeSantis, señaló que la orden federal es “ilegal” y una “extralimitación” que en el caso de Florida interfiere con las políticas de empleo.

OMS teme rebrote de contagios por invierno en el hemisferio norte
“La OMS no tiene potestad para ordenar nada o para investigar", dice el panel investigador. Foto: Reuters

Los casos de COVID-19, que la semana pasada aumentaron globalmente tras dos meses de descensos, podrían seguir subiendo especialmente en el hemisferio norte con la llegada de los meses fríos, advirtió ayer jueves la jefa de la unidad técnica anticovid de la Organización Mundial de la Salud (OMS), María Van Kerkhove. “La gente pasa más tiempo en interiores, a veces en habitaciones no correctamente ventiladas... tenemos la variante Delta, de la que ya hemos identificado 30 subvariantes, y la pandemia continuará”, vaticinó Van Kerkhove en la rueda de prensa semanal que organiza la OMS sobre la COVID-19.

La experta estadounidense subrayó pese a ello que “puede bajarse la transmisión” no sólo con vacunas sino también con otras herramientas ya antes disponibles, como el mantenimiento de distancias, las mascarillas, la higiene de manos o la no asistencia a grandes acontecimientos de masas. “Tenemos a mano las armas para salvar vidas y reducir la transmisión”, afirmó Van Kerkhove, quien aseguró que “cuanto más las usemos, más cerca estaremos de poner fin a la pandemia”.

Los casos globales de COVID-19 aumentaron un 4% la semana pasada después de casi dos meses de descensos, debido principalmente a las nuevas oleadas de contagios en países europeos como Reino Unido, Rusia, Turquía o Ucrania. La OMS reportó 2,9 millones de contagios entre el 18 y el 24 de octubre, de los que más de la mitad, 1,6 millones, se registraron en Europa.

OMS pide US$ 23.400 millones

La OMS presentó ayer jueves un nuevo plan de lucha contra la pandemia de COVID-19 en los países menos desarrollados y reclamó fondos por 23.400 millones de dólares en los próximos doce meses para financiarlo.

“El acelerador ACT -una asociación de las principales agencias de salud mundiales- necesita 23.400 millones de dólares para ayudar a los países con más riesgo a procurarse y desplegar medios de lucha contra el COVID-19 desde ahora hasta septiembre de 2022”, dice el comunicado de la OMS, que insistió en el hecho de que esta suma es minúscula comparada con las pérdidas económicas provocadas por la pandemia.

“El acceso no equitativo a las pruebas de COVID-19, a los tratamientos y las vacunas prolonga la pandemia en el mundo entero y presenta el riesgo del surgimiento de nuevas variantes, más peligrosas, que podrían escapar a los medios de lucha contra la enfermedad”, subraya el comunicado de la OMS.

La pandemia, que ha dejado casi 5 millones de muertos desde que apareció en China a finales de 2019, “está lejos de estar terminada”, explicó el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus. “Hasta el momento solo el 0,4% de las pruebas y el 0,5% de las vacunas aplicadas en el mundo entero fueron efectuadas en los países de pocos ingresos, aunque representan el 9% de la población mundial”, insiste el comunicado. La OMS prometió que su nueva estrategia estará más centrada en el suministro de vacunas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados