LAVA JATO: EL JUICIO POR CORRUPCIÓN A LULA

El PT denuncia "farsa judicial" y confirma candidatura de Lula

El expresidente será inscripto el 15 de agosto para las elecciones de octubre.

Porto Alegre: "Lula presidente" y "Elección sin Lula es fraude", fueron las consignas entre sus seguidores. Los detractores clamaban "A la cárcel". Foto: AFP
Porto Alegre: "Lula presidente" y "Elección sin Lula es fraude", fueron las consignas entre sus seguidores. Los detractores clamaban "A la cárcel". Foto: AFP

El Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil calificó como "farsa judicial" el juicio que condenó a Luiz Inácio Lula da Silva por corrupción y, pese a que la decisión lo acerca a la inhabilitación, confirmó la candidatura de su líder y fundador.

"El resultado del juicio con los votos claramente combinados de los tres magistrados configura una farsa judicial y confirma el compromiso político-partidario de sectores del sistema judicial con el objetivo de sacar a Lula del proceso electoral", afirmó en un comunicado el PT, que gobernó Brasil por trece años, primero con Lula (2003-2010) y luego con Dilma Rousseff (2011-2016).

La confirmación de la condena a Lula, aunque es apelable, complica sus opciones para disputar las elecciones presidenciales de octubre próximo ya que, según la legislación brasileña, los condenados en segunda instancia no pueden ser postulados.

No obstante, la última palabra sobre la candidatura de Lula, que lidera todos los sondeos de opinión, estará en manos de la Justicia Electoral.

"No vamos a aceptar pasivamente que le falten el respeto nuevamente a la democracia y a la voluntad de la mayoría. Vamos a luchar en defensa de la democracia en todas las instancias, en la Justicia y principalmente en las calles", advirtió el PT al dejar claro que no renunciará a la posibilidad de postular a su líder.

"Vamos a confirmar la candidatura de Lula en convención partidaria y a registrarla el 15 de agosto, siguiendo rigurosamente lo que establece la legislación electoral", según el comunicado.

"Si piensan que la historia termina con la decisión de hoy, están muy equivocados, porque no nos rendimos ante la injusticia", agrega la nota.

De acuerdo con el PT, los sectores que influyeron la decisión judicial de este miércoles fueron los mismos que promovieron el juicio político en el Congreso que concluyó en agosto de 2016 con la destitución de Dilma Rousseff.

Brasil dividido.

Las proclamas "Lula presidente" y "A la cárcel" se multiplicaron ayer miércoles en las marchas a favor y en contra del expresidente, en un reflejo de la fractura política y social que vive el Brasil.

Porto Alegre amaneció blindada por tierra, mar y aire, para evitar incidentes.

A las consignas "Lula presidente" y "Elección sin Lula es fraude" se oponían gigantescas pancartas pidiendo cárcel para el exmandatario y muñecos gigantes que representaban al líder del PT entre rejas.

Lula siguió la sesión a través de la televisión en la sede del sindicato metalúrgico de São Bernardo do Campo, en los alrededores de San Pablo, donde se forjó como sindicalista y participó en la fundación del PT.

"Solo el día en el que muera voy a parar de luchar", clamó ante cientos de simpatizantes que le apoyaron con gritos de "Lula presidente".

Estoy "con la conciencia de que no cometí ningún crimen", fue otras de sus frases ayer.

Lula se considera víctima de un "pacto diabólico" de las élites para impedir que gane las elecciones de octubre, en una guerra que comenzó en marzo de 2016 con la policía despertándolo al alba para llevarle a declarar.

Ya no hubo vuelta atrás en una tensa escalada que dejó en julio su primera condena a casi diez años de cárcel, después de que el aplaudido juez Sergio Moro le considerara beneficiario de una vivienda ofrecida por una constructora a cambio de contratos en Petrobras.

"Cuando era niño conocí el hambre y nunca osé robar ni una manzana. ¿Cómo podría robar un apartamento?", retó Lula hace una semana.

Pero fue en los años de gloria donde muchos ven la raíz de los problemas que le han llevado a las puertas de la cárcel, como señaló en septiembre Antonio Palocci, su primer ministro de Hacienda, ahora preso por corrupción. "(Lula) se disoció definitivamente del niño pobre para navegar en el terreno pantanoso del éxito sin crítica (...), del poder sin límites", escribió Palocci, quien fuera uno de los más influyentes jerarcas del PT.

Juntos habían sobrevivido al escándalo del mensalão de 2005, una millonaria contabilidad ilegal para comprar el apoyo de congresistas. Lula logró mantenerse al margen, fue reelegido en 2006 y en 2010 consiguió la victoria de Dilma Rousseff (destituida en 2016 por el Congreso).

Poco después, le diagnosticaron un cáncer de laringe que superó, aunque dejó huella en la voz rasgada con la que ahora clama que seguirá luchando para regresar y restituir el honor de su esposa, Marisa Leticia, incluida en varias de sus causas judiciales hasta su repentina muerte hace un año.

Alza en los mercados por el fallo de condena.

El principal índice de acciones de Brasil cerró ayer miércoles con un alza cercana al 4%, para superar los 83.000 puntos por primera vez, impulsado por la decisión de mantener la condena por corrupción contra Lula da Silva, en una rueda en que el real también subió con fuerza.

El Bovespa ganó un 3,72% a 83.679 puntos, récord de cierre. El volumen financiero de la jornada fue de 15.700 millones de reales, muy por encima de la media diaria del año de 8.650 millones de reales.

En el mercado cambiario, el real avanzó un 2,44% a 3,1590 unidades por dólar la venta, un máximo desde mediados de octubre.

De acuerdo a Marcello Paixão, socio de la administradora de fondos Constncia NP, el mercado considera que la decisión unánime de los jueces anula cualquier opción de Lula para presentarse como candidato. "Los abogados harán algunas declaraciones, pero la chance de que logren que se cambie la decisión es bajísima", sostuvo. REUTERS

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)