Ortega admite 199

Protestas suman 535 muertos en Nicaragua

El número de víctimas es superior a las 528 reportadas por la Andph el 22 de octubre pasado y se trata de un informe “todavía preliminar”, según explicó su secretario ejecutivo, Álvaro Leiva.

Protestas: las calles de Managua, la capital de Nicaragua, son escenario de movilizaciones en contra del gobierno de Daniel Ortega. Foto: Reuters
Foto: Reuters

La crisis sociopolítica que atraviesa Nicaragua ha dejado 535 muertos en casi siete meses, en el marco de las protestas contra el presidente Daniel Ortega, informó la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (Andph).

El número de víctimas es superior a las 528 reportadas por la Andph el 22 de octubre pasado y se trata de un informe “todavía preliminar”, según explicó su secretario ejecutivo, Álvaro Leiva.

Al igual que en informes anteriores, señaló que las personas murieron “en protestas cívicas como un derecho humano”, frente al gobierno de Ortega..

La cantidad de heridos también se elevó de 4.102 en octubre pasado a 4.353 en lo que va de noviembre, de acuerdo con la organización.

El gobierno de Ortega reconoce 199 muertos y 273 detenidos a los que tilda de “terroristas”, “golpistas” y “delincuentes”, y niega las denuncias de organismos como el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de abusos contra los manifestantes.

Acnudh y la CIDH han responsabilizado al Gobierno de “más de 300 muertos”, así como de ejecuciones extrajudiciales, torturas, obstrucción a la atención médica, detenciones arbitrarias, secuestros y violencia sexual, entre otras violaciones a los derechos humanos.

Ortega ha rechazado todas las acusaciones y se ha proclamado vencedor de un intento de “golpe de Estado”.

Las manifestaciones contra Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, comenzaron por unas fallidas reformas de la seguridad social y se convirtieron en una exigencia de renuncia del mandatario.

Ayer, la vicepresidenta Murillo dijo que el pueblo nicaragüense “jamás va a perdonar” a aquellos que obstaculicen el derecho a trabajar.

“Aquellos que no entienden que este pueblo quiere trabajo y paz, bueno, son libres de no entenderlo; pero el pueblo jamás va a perdonar que obstaculicen el derecho a trabajar”, señaló.

Murillo dijo que su gobierno trabaja por “construir y fortalecer la paz, la unidad, todos los días, desde la reconciliación”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)