ESPAÑA

Ponen fin al gran símbolo de Francisco Franco y la dictadura

Los restos son trasladados desde el monumental mausoleo, 44 años después del final del autoritarismo.

Francis Franco Martínez-Bordiú, nieto de Franco, posa junto a una ofrenda floral. Foto: Reuters
Francis Franco Martínez-Bordiú, nieto de Franco, posa junto a una ofrenda floral. Foto: Reuters

España se dispone a exhumar hoy jueves, después de varios retrasos, los restos de Francisco Franco de su monumental mausoleo en las afueras de Madrid, 44 años después del fin de una dictadura cuyas heridas no han terminado de cicatrizar.

El gobierno de Pedro Sánchez (Partido Socialista Obrero Español), en el poder desde junio de 2018, había hecho de la exhumación una de sus banderas para que el complejo del Valle de los Caídos dejara de ser un lugar de “exaltación” de la dictadura franquista (1939-1975).

Es una “gran victoria de la dignidad, de la memoria, de la justicia, de la reparación y, por tanto, de la democracia española”, dijo Sánchez.

La exhumación será transmitida en directo por la televisión. Los despojos del dictador serán trasladados desde el Valle de los Caídos, a unos 50 km al noroeste de Madrid (en la sierra del Guadarrama), hasta el cementerio de El Pardo-Mingorrubio en el norte de la capital, donde descansa su esposa.

Si el tiempo lo permite, el traslado se hará en helicóptero.

Francisco Franco observando el frente durante la Guerra Civil. Foto: AFP
Francisco Franco observando el frente durante la Guerra Civil. Foto: AFP

Sánchez prometió la exhumación para el verano boreal de 2018, pero se retrasó más de un año por la batalla judicial planteada por los descendientes del dictador que dirigió España con mano de hierro tras impulsar un golpe de Estado contra la II República española e imponerse en la Guerra Civil (1936-1939).

La oposición acusa a Sánchez de utilizar este traslado para conseguir réditos electorales a poco más de dos semanas de los comicios legislativos del 10 de noviembre, a los que llega en una situación comprometida por la semana de disturbios violentos en Cataluña.

Construcción.

Encargada por Franco en 1940 para celebrar su “gloriosa cruzada” contra los republicanos “sin Dios”, la construcción del Valle de los Caídos duró casi veinte años y en ella participaron miles de presos políticos.

El complejo, situado en la sierra ubicada al norte de la capital española, consiste en una basílica horadada en la roca de la montaña y coronada por una enorme cruz de 150 metros de altura, visible desde muchos kilómetros a la redonda.

En nombre de una pretendida “reconciliación” nacional, el “Caudillo” hizo trasladar tras la inauguración del mausoleo, en 1959, los cuerpos de más de 30.000 víctimas del conflicto.

Entre ellos había combatientes del bando franquista pero también republicanos sacados de cementerios y fosas comunes sin haber inforamdo a sus familias.

Desde su muerte en 1975, Franco ha estado en una tumba, siempre adornada con flores frescas, a los pies del altar de la basílica.

El mausoleo donde se encuentran los restos de Franco, en las afueras de Madrid. Foto: AFP
El mausoleo donde se encuentran los restos de Franco, en las afueras de Madrid. Foto: AFP

Sus descendientes interpusieron una salva de recursos contra la exhumación e intentaron reinhumarlo junto a su hija en la catedral de la Almudena, en el centro de Madrid, pero el Tribunal Supremo español los rechazó.

La Fundación Francisco Franco, que defiende el legado del dictador, llamó a una manifestación hoy en el cementerio de Mingorrubio para rezar “por quien tanto hizo por España y su grandeza”, pero las autoridades la prohibieron.

El gobierno actúa en base a una decisión de 2017 del Parlamento español solicitando la exhumación de Franco, que entonces cayó en saco roto por la oposición del ejecutivo conservador de Mariano Rajoy, del Partido Popular, cuyos diputados se abstuvieron.

Desde la adopción en 2007 por parte del gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero (PSOE) de una “Ley de memoria histórica”, la derecha acusa a la izquierda de querer reabrir las heridas del pasado.

Sin bandera ni honores militares

Francisco Franco fue inhumado el 23 de noviembre de 1975 en un ataúd doble, con una estructura interior de zinc sellada y otra exterior de madera. El féretro saldrá de la basílica benedictina a hombros de los familiares sin bandera ni honores militares, debido a que el Gobierno se negó. Por deseo de la familia, los restos serán bendecidos una vez exhumados y luego habrá un oficio religioso en la reinhumación.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)