MEMORIA HISTÓRICA

Exhuman los restos del dictador Francisco Franco

Tribunal Supremo de España levantó último obstáculo; el gobierno dispondrá el traslado.

La tumba con los restos del dictador Francisco Franco. Foto: AFP
La semana pasada el TS dictó una sentencia dando luz verde a la exhumación de los restos del dictador. Foto: AFP

El Tribunal Supremo (TS) de España levantó ayer jueves la suspensión cautelar que pesaba sobre tres recursos que quedaban pendientes para poder exhumar los restos del dictador Francisco Franco, y dio autorización al gobierno para ejecutar su exhumación.

Queda sin embargo esperar a que el Tribunal Constitucional resuelva la próxima semana sobre otra medida solicitada ayer por la familia Franco, sus familiares vivos más próximos, que alegan que el TS ha vulnerado varios derechos fundamentales constitucionales.

El Tribunal Supremo levantó la medida cautelar que el propio tribunal estableció en junio contra el acuerdo del gobierno para sacar al dictador de la basílica del Valle de los Caídos, el monumento más simbólico de su régimen, donde también tienen sepultura varias decenas de miles de víctimas de ambos bandos de la Guerra Civil española (1936-1939).

La medida afectaba también a los procedimientos todavía no resueltos de la comunidad benedictina del Valle (los monjes que custodian la basílica), la Fundación Franco y la Asociación para la Defensa del Valle de los Caídos.

La semana pasada el TS dictó una sentencia dando luz verde a la exhumación de los restos del dictador pero quedaban pendientes esos tres recursos, y en su resolución de hoy recuerda que la Constitución española “obliga a todos los españoles a cumplir las sentencias firmes”.

Una afirmación dirigida a la negativa del prior de Valle de los Caídos a autorizar al Gobierno español a entrar a El Valle de los Caídos para ejecutar la exhumación del dictador.

En una carta dirigida al Gobierno, a la que tuvo acceso EFE, el abad, Santiago Cantera, afirmaba este miércoles que la “Abadía no autoriza el acceso a la basílica con la finalidad de acceder a una ‘res sacra (”lugar sagrado”).

El religioso, que en el pasado militó en un partido de corte autoritario -La Falange-, argumentaba que la sentencia por la que el Supremo avaló recientemente la exhumación y traslado de los restos del dictador “no resuelve” las alegaciones de los benedictinos.

En su opinión, sería una “vulneración de la libertad religiosa” pretender “actuar en un lugar sagrado” sin la “preceptiva autorización eclesiástica”.

El Ejecutivo socialista español en funciones esperaba esta resolución del Supremo para tener vía libre para exhumar a Franco y llevar sus restos al cementerio de El Pardo, en la periferia de Madrid en la que se encuentra enterrada su mujer, Carmen Polo.

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, aseguró hoy: “ya no tenemos que pedir permiso a nadie”, si bien no confirmó si será hoy viernes o el siguiente cuando el Consejo de Ministros apruebe la exhumación y ponga fecha a la

Sin embargo, deberá esperar a que el Tribunal Constitucional (TC) decida sobre el último recurso presentado por la familia Franco.

El TC tendrá que hacerlo de forma inmediata, lo que implica que mientras se resuelve esta cuestión urgente, el Gobierno no podría exhumar aún los restos de Franco, según fuentes jurídicas. No obstante, añaden las fuentes, es poco probable que el Constitucional acuerde aceptar la petición de los Franco.

El gobierno español, que preside el socialista Pedro Sánchez, decretó este año la exhumación y traslado de Franco basado en una reforma de la ley de memoria histórica (2018), pero los familiares del dictador recurrieron al Supremo para impedirlo.

Pasados 44 años de la muerte de Franco, su tumba en ese lugar es motivo de polémica en la democracia española porque es un monumento estatal, él no murió en la contienda y en la misma basílica están los restos de miles de combatientes republicanos, los perdedores de la guerra, que fueron llevados allí sin el consentimiento de sus familias.Estiman que es u agravio a la democracia europea.

Tres tiranos que causan divisiones

Francisco Franco no es el único que mucho tiempo después de su muerte sigue generando divisiones.

-Josef Stalin. Cuando murió, en 1953, el dirigente de la Unión Soviética fue inhumado en el mausoleo de Lenin en Moscú. En 1961, sus restos fueron trasladados a una tumba cerca del Kremlin, en el marco de la desestalinización.

-Nicolae Ceausescu. Tras unas manifestaciones reprimidas a sangre y fuego, el dictador rumano y su esposa, Elena, fueron detenidos, sometidos a un juicio sumario y fusilados el 25 de diciembre de 1989 en un cuartel del norte de Bucarest. Ante el temor de que se profanaran sus tumbas, fueron enterrados por la noche después de su ejecución bajo unas cruces con un nombre falso. Más tarde, se añadiría el nombre del matrimonio.

-Enver Hoxha. Al morir el dictador de Albania en 1985, fue inhumado en el Cementerio de los Mártires en Tirana. En 1992, tras la caída del comunismo, sus despojos fueron exhumados y trasladados a un cementerio público. Se construyó un mausoleo con forma de pirámide en la capital. Hoy está en ruinas. (Fuente: AFP)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)