LA MARCHA DE LA PANDEMIA

Polémica en Brasil: esposa de Bolsonaro se vacunó contra el COVID-19 en Estados Unidos

Lo reveló el propio presidente a la revista Veja; además afirmó que hay “cero chance” de un golpe de Estado en el país sudamericano.

Michelle y Jair Bolsonaro. Foto: AFP
Michelle y Jair Bolsonaro. Foto: AFP

El presidente Jair Bolsonaro desató una polémica en Brasil al revelar ayer viernes que su esposa se vacunó contra el COVID-19 en Estados Unidos. “Tomar una vacuna es una decisión personal. Mi mujer (Michelle), por ejemplo, decidió tomarla en Estados Unidos. Yo no la tomé”, declaró en una entrevista que publicó la revista Veja.

Aunque Bolsonaro no lo aclaró, se presume que su esposa se aplicó la vacuna esta misma semana, cuando integró la comitiva oficial de Brasil que asistió a la Asamblea General de la ONU y que regresó sin el ministro de Salud, Marcelo Queiroga, quien se quedó en Nueva York en cuarentena, tras dar positivo de COVID-19.

En su discurso ante la ONU, Bolsonaro expuso el pasado martes su negacionismo frente a la pandemia, defendió el uso de medicamentos de dudosa eficacia para tratarla y se opuso al llamado “pasaporte sanitario”.

Ayer viernes se confirmó además que el diputado Eduardo Bolsonaro, uno de los cinco hijos del mandatario y que también fue a Nueva York, dio positivo por el virus y se está “tratando” en Brasilia.

El hecho de que Michelle Bolsonaro se haya vacunado en Nueva York generó una ola de indignación en círculos políticos, que se expresó sobre todo en una comisión del Senado que investiga unas posibles irregularidades cometidas por el Gobierno.

“Es muy triste. Es otra página triste de la reciente historia nacional”, declaró el senador Randolfe Rodrigues, vicepresidente de la comisión.

El senador Omar Aziz, presidente de la comisión, comentó el caso con un dejo de ironía. “Felicito a la señora Michelle, que a diferencia de su marido se vacunó”, pero “alguien le debía decir que la vacuna que aplican en Estados Unidos es la misma que se aplica en Brasil”, indicó.

Golpe, “cero chance”

En la entrevista con Veja, Bolsonaro aseguró que existen “cero chances de un golpe” de Estado en Brasil y que no hará nada para “entorpecer la elección” presidencial de 2022.

“Por mi parte, existen cero chances de un golpe”, declaró. “Pero del otro lado (la oposición), siempre existe esa posibilidad”, agregó, citando los “más de 100 pedidos de impeachment” presentados ante la Cámara de Diputados.

Un eventual juicio de destitución, equivaldría, según Bolsonaro, a un golpe de Estado.

Las tensiones institucionales que se intensificaron en los últimos meses tuvieron su ápice el 7 de septiembre, cuando el mandatario redobló sus críticas y amenazas a jueces del Supremo Tribunal Federal (STF) ante una multitud de simpatizantes que enarbolaron consignas antidemocráticas, durante grandes manifestaciones para mostrarle apoyo en Brasilia y San Pablo.

“Me sobrepasé con algunas cosas que dije”, admitió en la entrevista. Bolsonaro afirmó que algunos de sus seguidores esperaban que, ese día, él “patease el tablero” y actuase “fuera de la Constitución”. “¿Se imaginan el problema que habría si hiciera eso?”, comentó a Veja.

Bolsonaro ha cuestionado la fiabilidad del sistema electrónico de voto de Brasil, alegando que favorece el fraude.

Pero ayer viernes pareció retractarse y elogió al TSE por crear una comisión para aumentar la transparencia en las elecciones que incluye a las Fuerzas Armadas. “No voy a entorpecer la elección, pueden quedarse tranquilos. (...) Con la participación de las Fuerzas Armadas, no hay por qué dudar del voto electrónico”, afirmó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados