Publicidad

Pareja envió facturas por US$ 240 a quienes confirmaron, pero no fueron a su casamiento

Torta de casamiento, casamiento. Foto: Pxfuel.

ESTADOS UNIDOS

"Nadie me dijo, ni me envió un mensaje de texto que dijera 'No podemos asistir'”, dijo el recién casado para explicar la medida.

"Cuatro veces les preguntamos: '¿Estás disponible para venir?, ¿podés asistir? Y seguían diciendo 'Sí'". Esa fue la justificación que dio Doug Simmons a New York Post luego de que una foto de la factura que le envió a los invitados que no fueron a su casamiento se viralizara en las redes sociales.

En la foto se puede ver una factura por un total de US$ 240, por tratarse de dos invitados, con fecha de vencimiento de pago de un mes a partir de su fecha de emisión. "Esta factura se le está enviando porque confirmó su participación en la recepción de la boda durante el recuento final", dice el texto y agrega: "Debido a que no nos llamó o no nos dio el aviso adecuado de que no asistiría, esta cantidad es lo que nos debe por pagar su (s) asiento (s)". 

"Nadie me dijo, ni me envió un mensaje de texto que dijera 'No podemos asistir'”, dijo Simmons al medio. "Eso era todo lo que estaba pidiendo. Si me decían que no podían ir, lo iba a entender, pero que no me digan nada y después me dejen pagar por ellos y sus más uno... Me lo tomé como algo personal", aseguró.

La iniciativa de la pareja generó un debate en las redes respecto a si la medida era correcta o si, en cambio, podía considerarse una falta de respeto. La gran mayoría celebró la idea y algunos incluso se lamentaron por no haberlo pensado para sus respectivos casamientos.

Simmons, que tiene 44 años y es propietario de una pequeña empresa en Chi-Town, aseguró que no se trata de dinero. Él y su ahora esposa simplemente se sintieron heridos y no se sintieron respetados por las ausencias en el casamiento que estaba pensado para más de 100 asistentes.

Publicidad

Publicidad