Homicidio

Nahir, la argentina más joven con prisión perpetua

Tiene 19 años; ayer fue condenada por matar a su exnovio, de 20 años.

Nahir Galarza: la joven alegó que disparó por accidente a Fernando Pastorizzo, y que éste le golpeaba. Foto: AFP
Nahir Galarza: la joven alegó que disparó por accidente a Fernando Pastorizzo, y que éste le golpeaba. Foto: AFP

Nahir Galarza, una estudiante de abogacía de 19 años, fue condenada ayer martes a prisión perpetua por el asesinato de su exnovio Fernando Pastorizzo, de 20 años, en la ciudad de Gualeguaychú, en la provincia de Entre Ríos. Es el primer caso de sentencia a cárcel de por vida para una mujer tan joven en Argentina.

El crimen ocurrió en la madrugada del 29 de diciembre de 2017. Galarza primero le disparó por la espalda "a quemarropa" mientras viajaban en una moto y, después, cuando el joven ya estaba "mortalmente herido" en el suelo, volvió a disparar contra él. "Ambos disparos en modo alguno fueron accidentales o involuntarios", sino "intencionados", por lo que, para el tribunal, queda "destruida" la hipótesis de la defensa, que sostuvo que los disparos se produjeron accidentalmente.

Nahir Galarza declaró en el juicio que los disparos fueron accidentales en medio de una discusión.

El arma era una 9 milímetros del padre de la muchacha, un policía de la ciudad de Gualeguaychú. Según la chica, Fernando Pastorizzo llevaba el arma cuando viajaban en la moto a gran velocidad. Al doblar en una esquina la moto tambaleó y ella le sacó el arma. Entonces, según la versión de Galarza, se le disparó accidentalmente. Nahir declaró que había quedado "como boba" por el ruido y que se agachó para ver cómo estaba el joven. Entonces, volvió a disparar el arma por accidente.

Los peritos desacreditaron esta versión de la chica. "En mis años de experiencia jamás vi o me enteré de que a una persona se le escaparan dos tiros de manera involuntaria", declaró en el tribunal uno de los técnicos en balística de la Policía de Entre Ríos. Y explicó que en casos de disparos accidentales, lo que hace una persona es soltar el arma.

Cuando declaró ante los jueces, Nahir Galarza dijo: "Soy la única que estuvo ahí y puedo asegurar que fue todo rápido, feo, que ninguno de los dos tuvo tiempo de nada, que fue un accidente".

También sostuvo que era víctima de la violencia de Fernando Pastorizzo, a quien negó como novio, aun cuando admitió que con él había tenido su iniciación sexual y que, desde aquella primera vez, habían seguido viéndose.

"No éramos novios. Nunca lo fuimos. No conozco a sus padres ni salgo con sus amigos. Solo nos veíamos de madrugada para tener sexo", declaró Nahir Galarza ante los jueces.

Según dijo la joven ante el tribunal, Fernando Pastorizzo la tenía amenazada y la golpeaba. Pero testimonios durante el juicio afirmaron que la violenta era la chica. "Yo conocía a mi hijo. Si bien uno no conoce los pormenores de una relación, y más de adolescentes, sabía que él no era violento", dijo Silvia Mantegazza, la madre de Fernando.

Los jueces resolvieron prorrogar la prisión preventiva de la acusada por existir peligro de fuga, dada la magnitud de la pena.

Es que de quedar firme la condena Nahir Galarza deberá pasar 35 años en la cárcel.

Los jueces darán a conocer los fundamentos de la sentencia el martes 24 de este mes. El veredicto fue por unanimidad.

"Hasta que no tengamos el fallo completo no voy a hacer un análisis, pero lo que me llama la atención es que con mi equipo, que somos entre 15 y 20, nos llevó mucho tiempo analizar las pruebas; entonces no entiendo cómo en tan poco tiempo el Tribunal pudo analizar todo", dijo el abogado de Nahir, Horacio Dalgainz

Cuando el juez Mauricio Deruddi, presidente del tribunal, leyó el veredicto, en la sala no estaban ni la acusada, que pasó sus últimas horas "ansiosa y angustiada" según la psicóloga que la atiende, ni sus padres.

Con voz clara y tono pausado, Deruddi explicó que el tribunal había entendido que los disparos que terminaron con la vida del joven no fueron accidentales, sino "dirigidos a menoscabar la vida de Fernando Pastorizzo".

La psicóloga Graciela Tobar, que atiende desde marzo a la joven condenada, dijo al diario La Nación: "Nahir está bastante ansiosa y angustiada. No tiene un buen estado anímico ya que está muy angustiada producto de todo lo que declaró ante el tribunal días pasados". Sostuvo que el hecho de tener que repasar en su testimonio el vínculo que tenía con Pastorizzo "le generó mayor ansiedad".

"No es una psicópata. Nahir no volvería a matar. Fue un accidente. Ante las amenazas quiso resguardar la figura paterna, porque tiene muy idealizado a su padre. Nahir es una víctima de violencia de género y hoy podría no estar contando la historia. Ella quiso resguardar el arma de su padre y ocurrió lo que ocurrió", afirmó. El veredicto de los jueces contradijo esta apreciación de la psicóloga.

Los plazos para apelar el fallo

La condena a prisión perpetua de Nahir Galarza aún no está firme. El 24 de julio, cuando se den a conocer los argumentos de la sentencia, comenzará una nueva etapa en el juicio que conmovió a la ciudad entrerriana de Gualeguaychú. Consultadas por el diario La Nación, fuentes judiciales entrerrianas explicaron que tanto la defensa como la querella pueden recurrir, en este momento, la disposición de la prisión preventiva contra la joven, que continuará los próximos días detenida en la cárcel de la Mujer y el Menor de Gualeguaychú. "La sentencia recién se podrá apelar ante la Cámara de Casación Penal de la provincia de Entre Ríos cuando se publiquen los fundamentos del fallo, lo que está previsto para el 24 de julio próximo. Desde ese momento, cualquiera de las partes tiene 10 días hábiles para recurrir la sentencia", detallaron. En caso de que la Cámara de Casación confirme o rechace lo dispuesto por el tribunal, las partes pueden apelar "por vía de recurso extraordinario provincial hasta el Superior Tribunal de Justicia de Entre Ríos". La condena recién comenzará a computarse cuando la sentencia quede firme.

"Una caricia al alma", dijo el padre de la víctima

"La única vencedora es la justicia. Hoy triunfó la justicia, triunfó la verdad. Fernando no va a estar más entre nosotros, pero esto sienta un precedente. El fallo es una caricia al alma. No me siento aliviado, sí tranquilo. La gente sabe que fue un asesinato a mansalva, de una manera cruenta. Siempre fuimos con la verdad y de frente", sostuvo Gustavo Pastorizzo, padre de Fernando, después de recibir los abrazos de vecinos y amigos que fueron a apoyarlo a la puerta de los tribunales donde se leyó la sentencia que condenó a prisión perpetua a Nahir Galarza. El padre del joven asesinado agregó que quedó "muy conforme con el trabajo de la fiscalía y de los abogados querellantes. También estoy muy conforme con lo que resolvió el tribunal, más allá de que creo que este aberrante crimen se cometió con total alevosía". Y agregó: "Se hizo justicia y este fallo es una caricia al alma".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)