ARMAS SÍ, ARMAS NO

Masacre en el colegio: Cruz acusado por 17 homicidios

Podría enfrentar la pena de muerte según la ley en el estado de Florida.

Arresto de Nikolas Cruz. Foto: @JenniferTintner
Donald Trump anuncia visita a lugar de masacre, pero calla sobre armas. VEA EL VIDEO

Nikolas Cruz, el joven de 19 años que el miércoles protagonizó una masacre en un colegio del estado de Florida, fue oficialmente acusado ayer jueves por la Fiscalía de 17 asesinatos, uno por cada víctima, y el juez dispuso que quede preso sin posibilidad de salir bajo fianza. Según la ley del estado de Florida, podría enfrentar la pena de muerte si es declarado culpable.

Cruz compareció en una corte del condado Broward, en el sur del estado de Florida, vestido con mono overol naranja, esposado y acompañado de su abogada. Esta declaró que su defendido se encuentra "profundamente arrepentido", "roto" y que es "consciente de lo que está pasando".

Su perfil muestra a un joven problemático, que había estado en tratamiento psiquiátrico y que alardeaba ante sus compañeros de poseer armas. Incluso tenía vínculos con un grupo supremacista. Así es como comienza a emerger la identidad de Nikolas Cruz, el acusado de la matanza de San Valentín en el instituto Marjory Stoneman Douglas de Parkland.

Nacido en septiembre de 1998, Cruz habría tenido una preparación militar, según fuentes del Pentágono.

Jim Gard, profesor de Matemáticas en el colegio, dijo que el año pasado le fue prohibido a Cruz asistir a clases con mochila. "Hubo problemas con él y amenazó a los estudiantes, por lo que se le pidió que abandonara el campus", comentó Gard al diario The Miami Herald.

Otros estudiantes relataron a diferentes medios que Cruz alardeaba de tener armas en su casa y bromeaba con la idea de que iba a disparar en la escuela, como así sucedió este miércoles. Conocidos de Cruz dijeron que habían cortado las relaciones con él por los extraños comentarios que subía a Instagram, en los que traslucía su gusto por disparar a los animales y mostraba fascinación por las armas.

Un tipo "extraño" es uno de los calificativos más usados por los estudiantes que conocieron a Cruz, quien había recibido tratamiento psiquiátrico en una clínica de problemas mentales.

"Era callado, la gente lo acosaba de vez en cuando y había rumores sobre él, como que estaba planificando un tiroteo en una escuela", contó Manolo Álvarez, de 17 años, sobreviviente de la tragedia. "Pero nadie lo creía. Pensábamos que eran sólo rumores hasta que, tristemente, sucedió".

El miércoles Cruz entró al colegio alrededor de las 14:40 hora local (16:40 de Uruguay) y abrió fuego indiscriminadamente con un rifle de asalto AR-15, causando 17 muertos y unos 15 heridos, cinco de los cuales permanecen en estado crítico en hospitales.

Cruz llevaba puesta una máscara antigás y portaba granadas de humo y múltiples cargadores. Protagonizó la mayor matanza en un colegio de Estados Unidos desde la masacre de Newton, en Connecticut, en la que murieron 28 personas, entre ellas 20 niños.

Ayer se supo además que Cruz tenía vínculos con el grupo República de Florida (ROF), conocido por sus convicciones supremacistas, informó la organización internacional judía Liga Contra la Difamación. La propia ROF confirmó a través de un vocero que Cruz había participado en diversas actividades del grupo, como ejercicios de entrenamiento, puesto que "fue criado" por uno de sus miembros.

Cuando era niño, fue adoptado por Roger y Lynda Cruz. Roger murió de un ataque al corazón hace años, mientras que Lynda, la única que tenía una relación estrecha con él, falleció el pasado mes de noviembre debido a una neumonía. Cruz se fue a vivir con la familia de un compañero de clase. "Lo acogieron diciéndose que así hacían una buena acción", explicó el abogado de la familia, Jim Lewis, al diario Sun Sentinel. "Era un poco raro, estaba un poco deprimido después de la muerte de su madre, pero ¿quién no lo estaría?".

EN 2017

Por amenaza en YouTube alertaron al FBI

Un videoaficionado estadounidense dijo ayer jueves que en 2017 presentó una denuncia ante el FBI por un comentario visto en la red YouTube referido a un joven con el mismo nombre del responsable de la masacre en la escuela de Florida. Ben Bennight, quien mantiene un canal en YouTube, relató que en septiembre del año pasado alguien que se identificó como Nikolas Cruz publicó un comentario amenazador sobre uno de sus videos, avisando que se convertiría en un "tirador profesional contra escuelas". En declaraciones a la prensa, Bennight relató que al percibir el mensaje alertó de inmediato a los responsables de YouTube y también intentó advertir por correo electrónico al FBI. Como la dirección de correo no funcionó, dejó un mensaje telefónico en una oficina local del FBI en Mississippi.

Bennight recordó que luego de hacer la denuncia, agentes del FBI lo visitaron y le preguntaron si conocía a quien había formulado el amenazador comentario. "Es lo último que escuché de ellos", dijo.

"Nicole, escribe algo, aunque sea una letra".

Nicole Suárez está bien. Físicamente. Pero no ha podido dormir y de ahora en adelante tendrá miedo de ir a la escuela.

Es una de las sobrevivientes del tiroteo que dejó 17 muertos en Florida.

Cuando Nikolas Cruz abrió fuego contra la escuela, Nicole se metió con su mejor amiga en un salón de clases. "Nos empujaron contra la pared, éramos como 40 chicos allí y el profesor estaba subido al escritorio, todo el mundo estaba como loco, llamando a sus padres, llamando a la policía", cuenta. "Podíamos escuchar al atacante fuera de nuestra puerta. Estaba disparando, literalmente. Un profesor que murió estaba en el salón de clases a dos puertas de la nuestra".

Nicole también escribió a sus padres. Ahora, en la seguridad de su casa en Coral Springs, una zona acomodada vecina a Parkland, la joven muestra los mensajes de texto a periodistas de AFP.

"Llama a la policía, hay un tiroteo en la escuela", le escribe la niña a su padre. "No me llames. Te amo".

Luego se suceden varios mensajes del padre, uno tras otro, que no reciben respuesta: "Nicole estás bien?"; "Por favor contéstame"; "Nicole dónde estás?"; "Por sólo escríbeme algo para saber que estás bien"; "Aunque sea una letra".

Finalmente se encontró con su padre en el hotel Marriott cercano a la escuela.

"No había llorado en todo ese tiempo, hasta que uno ve a sus padres y siente como... ah, es un alivio, pero es triste. Ni siquiera sabía si llorar o estar feliz porque había podido salir. Todo eran sentimientos encontrados".

"Obviamente voy a tener miedo. ¡Tengo sólo 15 años! Uno nunca se imagina esto. Salió completamente de la nada", cuenta.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º