INVESTIGACIÓN 

Caso Madeleine McCann: fiscales tendrían "un as bajo la manga" para atrapar al sospechoso

Christian Brueckner, un alemán de 43 años, fue identificado a principios de junio pasado como el presunto autor del crimen. Actualmente, está cumpliendo una pena de 21 meses por otro delito.

Los padres de Madeleine McCann. Foto: Archivo El País
Los padres de Madeleine McCann. Foto: Archivo El País

Para un reconocido criminólogo, los fiscales que investigan el caso de Madeleine McCann, la niña británica que desapareció en 2007 cuando tenía tres años en un complejo hotelero en Praia da Luz,  Portugal, tienen un "as bajo la manga" para capturar al principal sospechoso.

Christian Brueckner, un alemán de 43 años, fue identificado a principios de junio pasado como el presunto autor del crimen. Actualmente, está cumpliendo una pena de 21 meses por un delito asociado a las drogas en una cárcel alemana, y además, en diciembre pasado fue declarado culpable de violar a una mujer estadounidense de 72 años en 2005, en un domicilio de Praia da Luz, a pocos minutos de donde desapareció "Maddie".

Según trascendió, los fiscales que investigan el caso tienen indicios para resolverlo. Para el criminólogo Mark Hofman, "no hay duda de que (Christian Brueckner) estaba en la escena (del crimen)", según publicó The Sun.

El especialista continuó: "Los datos del celular prueban que estaba junto a los departamentos y, además, su registro se ajusta al perfil". Hofman aseguró: "Estoy seguro de que el fiscal sacará un as de la manga y tiene más [información] de lo que sabemos hasta ahora".

Reabren otra investigación

Hace unos días se conoció que la Policía de Portugal reabrió una investigación no resuelta sobre la violación de una mujer irlandesa contra Brueckner.

Se trata de Hazel Behan, una mujer de 37 años, que señaló a Brueckner como probable responsable de un abuso que sufrió en 2004. Según narró, fue amordazada y violada en un departamento de Praia da Rocha, en Portugal y nunca se encontró al culpable. Ahora, tras conocer las noticias acerca del sospechoso de secuestrar a la pequeña Madeleine, la mujer lo señaló como sospechoso.

Lamentablemente, la evidencia del ADN de aquel ataque sexual fue destruida por orden del juez en su momento, una práctica que es común en las investigaciones portuguesas cuando no se da con ningún sospechoso al cotejar los datos genéticos.

El ataque sucedió en abril de 2004, dos meses después de haber arribado a Portugal, cuando un hombre con una máscara ingresó a su balcón, luego al departamento y la sorprendió mientras dormía.El atacante sostuvo un cuchillo en la garganta de la mujer, que entonces tenía 20 años, la ató y la amordazó y luego la violó en reiteradas ocasiones.

"Me volví loca cuando leí cómo había atacado a una mujer en 2005, tanto las tácticas como los métodos que usó, las herramientas que tenía con él, qué tan bien lo había planeado", le dijo la mujer a The Guardian. "Leer lo que este hombre había hecho me llevó de vuelta a mi experiencia", señaló en la entrevista.

Behan estaba trabajando como agente de vacaciones en Praia da Rocha cuando fue atacada. Ese lugar está próximo al sitio donde vacacionaba junto a su familia Madeleine, y donde fue secuestrada el 3 de mayo de 2007.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados