COSTO POLÍTICO

Líder de Ucrania en el foco del escándalo

El miércoles, el presidente Zelenski declaró que “nadie” lo había presionado.

Volodimir Zelenski no concedió entrevistas y centró su campaña en redes. Foto: AFP.
El antiguo comediante se encuentra ahora en una situación que nada tiene de divertida. Foto: AFP.

El estreno del presidente Volodímir Zelenski en las grandes ligas no podía haber sido más sonoro. El ucranio, un actor sin experiencia política que arrasó en las elecciones de abril, está en el ojo del huracán desde que la conversación telefónica que mantuvo con Donald Trump en julio se ha convertido en el arma de los demócratas para impulsar el impeachment del presidente estadounidense.

Pero esa charla, en la que Trump le pide como un “favor” que investigue a su principal rival político, Joe Biden, y a su hijo, con negocios en Kiev, también puede tener un costo para el ucranio. La transcripción de la llamada, en la que Zelenski se muestra elogioso y complaciente con Trump y comparte sus críticas hacia Alemania y Francia por no hacer suficiente para resolver la crisis ucrania, no le deja del todo bien parado a ojos de la diplomacia occidental. También ha dado munición a sus críticos internos.

El antiguo comediante se encuentra ahora en una situación que nada tiene de divertida. Ucrania, de importancia geoestratégica para Occidente, tiene desde hace cinco años una guerra abierta con grupos separatistas apoyados por el Kremlin en que la que han muerto ya 13.000 personas, según la ONU. El país, de 44,8 millones de habitantes y uno de los más pobres de Europa, depende seriamente del apoyo financiero de la UE. También de Estados Unidos. Un sostén fruto del consenso bipartidista que también puede salir perjudicado en este caso.

Washington ayuda a Kiev desde el derrumbe de la URSS, pero sus aportaciones -sobre todo en forma de préstamos- aumentaron en 2014, después de que Rusia se anexionase la península ucrania de Crimea, desatando una oleada de sanciones occidentales contra Moscú. Entre 2016 y 2017, EE UU aportó unos 400 millones de dólares, que Ucrania destinó a programas de inteligencia, seguridad cibernética, equipamiento y proyectos contra la corrupción que lastra el país. Trump ha reconocido que bloqueó durante semanas parte de los fondos para este año: unos 250 millones de dólares en asistencia militar. El miércoles, el presidente Zelenski declaró que “nadie” lo había presionado. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)