ARGENTINA

Irónica, Cristina Kirchner se defendió por escrito de las imputaciones

Sostuvo que la causa de los cuadernos es “vergonzosa y bochornosa”.

La expresidenta Cristina Fernández llegando ayer a los tribunales en Buenos Aires. Foto: AFP
La expresidenta Cristina Fernández llegando ayer a los tribunales en Buenos Aires. Foto: AFP

Debo reconocer que en términos cinematográficos, esta película merecería recibir un Oscar por su originalidad”, dijo Cristina Kirchner ayer lunes, en su presentación ante el juez Claudio Bonadio, quien la citó a declarar por tercera vez en el marco de la causa de los cuadernos y por siete expedientes más.

Con un escrito contundente, cargado de acusaciones, y en medio de las especulaciones sobre una posible candidatura presidencial, Cristina respondió a cada una de las ocho imputaciones. Sostuvo que la causa de los cuadernos es “escandalosa y bochornosa” y que forma parte de una movida judicial en su contra. Utilizó argumentos políticos para responder a las imputaciones y señaló algunos aspectos jurídicos.

Negó todos los cargos que se le imputaron y no contestó preguntas. Quienes le leyeron las imputaciones fueron los secretarios del juzgado, y con el juez se vio durante apenas unos segundos.

La expresidenta y el magistrado no se tienen demasiado cariño: Bonadio la convocó a declarar en la fecha de cumpleaños de Néstor Kirchner.
En el escrito presentado, la exmandataria utilizó un argumento principal, del cual se desprendieron los elementos que usó para responder a los demás hechos: la supuesta nulidad de la causa de los cuadernos, a la cual denomina “causa de las fotocopias”.

Si bien la Cámara Federal ya rechazó los planteos de nulidad formulados por la defensa de Cristina, ella todavía apunta a que la causa carece de material probatorio y que se encuen- tra basada en “simples fotocopias de unos supuestos cuadernos que nunca se vieron y que finalmente dijeron que habían sido «quemados en la parrilla de un patio»”.

Sobre los jueces de la Cámara que confirmaron su procesamiento como jefa de una asociación ilícita y la validez de las pruebas, afirmó que fueron “puestos a dedo” por el gobierno actual.

Las imputaciones

Otro hecho por el que Bonadio la citó es en el marco de la causa por los presuntos sobreprecios en la compra de gas natural licuado. Ella cuestionó que la hayan citado en esta causa.

Además dijo que la convocatoria se trata de “un caso paradigmático”, porque la cámara revocó los procesamientos dictados por Bonadio en esa causa y consideró que las pericias eran falsas.
“Se trata de transacciones en las que no tuve ningún tipo de intervención, ya sea directa o indirecta”, sostuvo la expresidenta en el escrito.

Otra de las indagatorias era en la causa por irregularidades en la asignación de subsidios a los colectivos. Dijo que se trata de una falsa imputación y que esa causa tiene orfandad probatoria.

También se la indagó en otro expediente desprendido del de los cuadernos, por presuntos pagos ilegales efectuados por empresarios ferroviarios, con el fin de mantener sus concesiones y obtener subsidios estatales. Dijo que se trata de un expediente conformado por “copias de supuestas declaraciones de arrepentidos”.

Lo mismo sucedió con los dos expedientes donde se investigan pagos ilegales efectuados por empresas vinculadas a la obra pública civil y, por concesionarias viales. En ambos casos se la acusa de haber liderado una asociación ilícita, y dijo que no podía defenderse porque no se precisa cuál fue su participación en los hechos, y que por ende se trata de una imputación “calumniosa” e “imaginaria”.

Cristina quedó imputada en dos expedientes más: uno donde se investiga si la tenencia de los documentos históricos que fueron secuestrados en los allanamientos a su casa en El Calafate es legítima, y otro por el uso de los aviones oficiales para el traslado de diarios y muebles a Santa Cruz.

efe

Uno de los tres grandes golpes a la economía

El presidente Mauricio Macri admitió ayer lunes que la causa de los cuadernos fue uno de los tres “grandes golpes” que ha vivido la economía argentina, en recesión desde 2018. “La sequía que vivimos el año pasado fue uno de los tres grandes golpes que vivió nuestra economía, como la falta de financiamiento de los mercados emergentes, como la crisis de los cuadernos”, declaró Macri tras recorrer la obra hidráulica de la cuenca de Río Salado, en la provincia de Buenos Aires.

La causa de los cuadernos es conocida así por las anotaciones con las que un chofer del ministerio de Planificación del kirchnerismo dejó constancia durante años de cómo se cobraban los sobornos a empresarios que contrataban obras pública.

Causas judiciales que la comprometen

Cuadernos: Las anotaciones de un chófer del Ministerio de Planificación revelaron el epicentro de una supuesta trama de sobornos a cambio de contratos de obras públicas durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner. El juez federal Claudio Bonadio considera a la expresidenta “jefa de la asociación ilícita”. Este caso, el que ha tenido un mayor impacto mediático, mantiene en la cárcel a varios exaltos cargos kirchneristas y empresarios. Muchos de los implicados están colaborando con la Justicia y han reconocido la existencia de la red de corrupción.

Irán: En 2013 Argentina firmó un acuerdo para investigar el atentado a la AMIA en 1994 de manera conjunta con Irán, el principal sospechoso del ataque, pero la Justicia cree que en realidad se trató de una maniobra para encubrir a varios funcionarios de ese país. El caso se inició tras una denuncia del fiscal Alberto Nisman, que a los pocos días de hacer pública la acusación, y antes de que fuera al Senado a ratificarla, apareció en su casa con un disparo en la cabeza.

Dólar futuro: Se investigan los contratos a futuro de dólares al final del mandato de la expresidenta a un precio menor al de mercado, lo que habría supuesto unas pérdidas millonarias para el Estado cuando Macri asumió y se disparó el valor de la moneda estadounidense.

Obra pública: Supuesto arreglo en las adjudicaciones para la construcción de carreteras en la provincia patagónica de Santa Cruz, un feudo kirchnerista y donde el matrimonio presidencial cimentó su carrera política.

Hotesur: Recibe el nombre de la empresa formada por la expresidenta y sus dos hijos -todos procesados- que administraba varios hoteles en Santa Cruz, y que se sospecha servían, mediante la contratación de habitaciones que quedaban vacías, para darle una apariencia legal a sobornos de empresarios.

Los Sauces: Una causa muy similar a Hotesur, en la que están involucrados los mismos empresarios cercanos a los Kirchner, que presuntamente canalizaban sobornos a través del alquiler de los hoteles de la empresa Los Sauces.

Ruta del dinero K: El supuesto lavado de dinero por parte del matrimonio Kirchner (a los que la prensa local se refiere como K) mantiene a Cristina imputada desde 2016, aunque es la única causa en la que no ha sido procesada.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)